Opinión

Se mira, ¡pero no se toca!

Como cada año, el 6 de julio Pamplona se engalana y se llena de pañuelos rojos y de pantalones blancos para celebrar sus famosos Sanfermines. Con el tradicional chupinazo desde el balcón del Ayuntamiento, y con la plaza llena hasta la bandera, se da el pistoletazo de salida a una semana de celebraciones que culminan con la entonación del famoso “Pobre de mí”. Y como cada año, vuelve la polémica, …

LEER MÁS ⇒