Deportes

Concentración en el Ayuntamiento de Pinto ante el inminente cierre del gimnasio del Pabellón Príncipes de Asturias

Los usuarios del gimnasio del Pabellón Municipal Príncipes de Asturias, ante el inminente cierre de dicha instalación al quedarse sin empresa que lo gestione y a la espera de que desde el Ayuntamiento de convoque un nuevo proceso de adjudicación, han convocado una concentración para el sábado 22 de noviembre que comenzará a las 11:00 horas en la puerta del Pabellón y que confluirá a las 11:30 horas en la Plaza del Ayuntamiento, lugar donde se realizará una master class como reivindicación.

Desde la plataforma creada en torno al “No al cierre del Abono Deportes” que está utilizando la red social Facebook para canalizar toda la información y que en su primer día de vida consiguió superar los 200 usuarios, se ha informado de que

“Tras la primera reunión de Altamarca con los trabajadores, se ha llegado a la conclusión de que la empresa NO quiere a los trabajadores, imponiéndoles unas condiciones “leoninas” para imposibilitar su traslado”.

También critican al consistorio preguntando si esa era el amparo que iban a tener los 17 trabajadores de la empresa.

Además, ha publicado varias imágenes con testimonios de usuarios del gimnasio para conseguir visibilizar los aspectos positivos de un servicio como éste.

La renuncia de Altamarca

El pasado 22 de septiembre la UTE Técnicas Reunidas-Altamarca, renunciaba de forma unilateral a seguir gestionando el gimnasio del Pabellón Príncipes de Asturias.

Fueron momentos de confusión entre los usuarios, que en aquél momento afirmaron haberse enterado de la noticia a través de uno de los profesores.

Rápidamente, la concejalía de actividades deportivas informaba que se estaban buscando soluciones con los técnicos municipales y con otras empresas.

La indignación de los usuarios crecía a medida que se conocían informaciones ante la situación. En un primer momento, el gimnasio se cerraría el 1 de octubre, sin embargo tras una negociación del Ayuntamiento de Pinto, se consiguió que la empresa dejara de prestar servicio el próximo 1 de diciembre.

La rescisión del contrato firmado en 2006, por el que se establecía que la empresa no abonaría canon alguno al municipio ni pagaría los suministros de electricidad, gas y luz que la instalación consumiera, establecía además que la empresa debería recuperar la inversión realizada durante los años en los que el contrato estuviera vigente.

Con la aceptación de la renuncia de Altamarca por parte del consistorio se conseguía que la empresa no reclamara la inversión realizada por esta y que asciende aproximadamente al millón de euros y que mantuviera los puestos de trabajo. La empresa también proponía que si se quería mantener el contrato más allá del 1 de diciembre, el ayuntamiento debería asumir esos costes, posibilidad que el equipo de gobierno declinó.

Artículo anterior

Ganemos Pinto ampliará su código ético con propuestas de los ciudadanos

Artículo siguiente

Comienza a tramitarse el puesto de Director de Administración Área en el Ayuntamiento de Pinto

Israel Sánchez

Israel Sánchez

Periodista y consultor de comunicación

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.