Deportes

España quiere evitar un cruce complicado

Ser primero de grupo en un mundial de fútbol es, casi siempre, una ventaja, ya que permite evitar a los primeros de otros grupos que han mostrado su solvencia y su nivel en la liguilla. Lo sabe bien la selección española, que tras el espectacular empate contra Portugal en el primer partido del grupo B buscará evitar cruce peligros en cuartos a través de los goles.

Tras el emocionante 3 a 3 con Portugal, que ha dejado entrever las luces y las sombras de los dos equipos, está claro que ahora los choques contra Irán y Marruecos serán decisivos, aunque España tenga el papel de claro favorito tanto por el plantel a disposición como por la mentalidad ganadora que ha desarrollado en los últimos años. La victoria de Irán contra Marruecos no solo pone al equipo persa en el primer lugar momentáneo sino que cambia ligeramente los equilibrios y las dinámicas de juego. Irán podrá especular contra España y esperar encerrada en la defensa, mientras que los hombres de Fernando Hierro deberán forzar el cofre rival para poder hacerse con el tesoro de los tres puntos y ser líderes de grupo, esperando también el resultado de Portugal contra Marruecos.

Tras el gran papel contra los lusos, Diego Costa parece haberse confirmado en el puesto de delantero centro titular, un rol que hasta el momento parecía complicado y sin un dueño claro. Pero el doblete del atacante del Atlético de Madrid ha despejado dudas sobre su adaptación al juego de la Roja, siempre basado en la posesión y en el control de la pauta del juego.

Lo que ha hecho Hierro, entrado en lugar de Lopetegui cesado dos días antes del inicio de la competición, ha sido básicamente seguir las indicaciones principales de su antecedente para apostar por un 4-3-3 dinámico pero de calidad, con la única sorpresa en el once titular de Nacho en lugar de Carvajal, todavía tocado por la lesión en la final de la Champions. En este caso Hierro ha tenido también su recompensa, ya que el defensa del Real Madrid ha marcado un golazo que ha supuesto el 3 a 2 con el que España se puso en ventaja y que habría sido decisivo si no hubiera sido por Cristiano Ronaldo. Lo que sí ha convencido en el equipo español ha sido la actuación de Isco, el líder de la batuta entre centro del campo y el ataque, capaz de crear ocasiones a mansalva y de aguantar el balón cuando hacía falta. Además de sus jugadas hay que remarcar también las de Koke, auténtico todoterreno ya totalmente maduro para poder ser el interior derecho de la selección y escoltar perfectamente a un Iniesta siempre virtuoso pero ahora muy cansado.

Con el objetivo de recuperar psicológicamente a David De Gea tras la pifia en el 2 a 1 de Ronaldo, Hierro tiene ya muchas certezas de cara a este mundial. La primera es que habrá que golear a Irán y a Marruecos para evitar un cruce complicado en octavos.

Artículo anterior

Al mal tiempo ponle buenos profesionales y una brocha que de un aire renovado a tu hogar

Artículo siguiente

Mario Coronas y Miguel Ángel Olmos presentan la exposición “Pinto de ayer a hoy”

Redacción La Voz de Pinto

Redacción La Voz de Pinto

Periodismo honesto, ético, responsable, libre e independiente: señas de identidad de La Voz de Pinto.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.