DespedidosxPPintoOpinión

Yo estuve allí

418 días con sus 418 noches, y se dice pronto…

Más de un año hace que Miriam Rabaneda, en un alarde de falta de sensibilidad y absoluto desprecio por la legalidad, decidió, contra viento y marea, contra el sentir general, contra la opinión de los grupos de la oposición y contra las normas del más elemental sentido común, despedir de manera improcedente a cuatro trabajadores del ayuntamiento de Pinto.

Pero la señora Rabaneda nunca pensó que semejante cacicada podría salirle tan cara. Su ceguera y su soberbia le impidieron ver la tremenda ola de solidaridad y de indignación que se le venía encima. Seguramente no entraba en sus cálculos la posibilidad de que los pinteños se lo hicieran pagar en las urnas como finalmente ocurrió el pasado 24 de mayo. Pensó que sus vecinos olvidarían la injusticia…

…Pero pasaron los días, y el pueblo habló, habló el movimiento asociativo, habló el sindicato EPS, el PSOE, el MIA, UPyD, y por supuesto hablaron los jueces, que fueron declarando improcedentes cada uno de los despidos.

Y entre tanto, el Partido Popular se llevó un batacazo sin precedentes en la historia de nuestro municipio: casi 3.500 votos perdidos en solo cuatro años. De gobernar con mayoría absoluta a pasar a la oposición en una sola legislatura. Con Ganemos Pinto en el gobierno municipal, llegó la hora de hacer Justicia con mayúsculas, y por fin Carlos, Nieves, Reyes y Pablo volvieron a casa. Al lugar del que nunca debieron salir.

A Miriam Rabaneda le gusta repetir una y otra vez, como si de un mantra se tratara, que Ganemos Pinto incumplió su promesa más importante cuando decidió gobernar a pesar de no ser el partido más votado. Que les pregunten a los compañeros y a las familias de estos cuatro trabajadores cuál es, a su juicio, la promesa electoral más importante de Ganemos. Yo desde luego, la respuesta la tengo clarísima.

Y aunque me siento muy orgulloso de formar parte del gobierno que acabó con este atropello, de poder decir que yo estuve allí cuando fuisteis recibidos como héroes en el ayuntamiento, no he venido aquí a sacar pecho, porque ningún mérito me corresponde. Más bien vengo a daros las gracias.

Como pinteño, como servidor público y como persona, me siento obligado a daros las gracias a Carlos Aguado, Nieves Escorza, Reyes Cañete y Pablo Leal, porque nos habéis dado una tremenda lección de dignidad, de fe, de coraje y de capacidad de lucha. Porque nos habéis enseñado que cuando están jugando con tu futuro y con el pan de tus hijos, no vale rendirse. Porque nos habéis demostrado, en definitiva, que la gente pequeña, cuando se une por una causa justa, es capaz de hacer cosas muy grandes.

Os habéis convertido en un referente para nosotros. Sin la inspiración de personas como vosotros, estoy seguro de que nada de lo que hemos conseguido hubiera sido posible. Así que gracias, gracias de todo corazón. Y enhorabuena.

Esta victoria es vuestra, pero yo la estoy disfrutando como si fuera mía.

¿Quieres recibir las noticias destacadas de La Voz de Pinto en tu correo electrónico?
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER semanal

Los datos proporcionados se usarán para el envío por email de nuestro newsletter semanal y pasarán a formar parte del fichero de datos de Suar Consulting s.l. (lavozdepinto.com). Los datos podrán ser modificados o borrados en cualquier momento enviando un correo a redaccion-arrob-lavozdepinto-punt-com

Artículo anterior

Ecologistas en Acción de Pinto apoya la eliminación de subvenciones a los festejos taurinos

Artículo siguiente

¡Que vivan las cadenas!

Raúl Sánchez

Raúl Sánchez

Militante de Equo e integrante de la lista Ganemos Pinto para las elecciones municipales

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.