Educación

CCOO denuncia la supresión de aulas en la zona sur de Madrid

El sindicato Comisiones Obreras (CCOO) se ha dirigido por escrito a la Dirección de Área Territorial (DAT) Sur para manifestarles su indignación ante el anuncio del cierre de aulas en centros públicos de cara al próximo curso 2016-2017. En Pinto, en principio, no hay detectadas supresiones. El próximo jueves 17 de marzo convocan una concentración a las once y media de la mañana frente a la DAT-Sur, sita en la calle del Maestro, número 14 de Leganés, con dos reivindicaciones claras: No a la masificación y no al cierre de aulas.

Estos anuncios se han hecho antes de que comenzase el proceso de escolarización, algo que desde el sindicato tachan de inaudito. Los datos recopilados por CCOO muestran que las ratios alumno-profesor están muy por encima de lo que marca la ley. “Es evidente que la eliminación de grupos se debe a una mala y también perversa planificación de la escolarización por parte de la DAT-Sur”, apuntan desde CCOO, que denuncia una vez más que no se consulta y mucho menos se consensúa con los diferentes agentes de la comunidad educativa a la hora de hacer estos planes, algo que desde su punto de vista evitaría muchos sinsabores.

Otra razón bien diferente podría justificar esta reestructuración de cupos. En algunas localidades, ante la falta de plazas públicas, aquellos progenitores que se lo puedan permitir económicamente, decidirán derivar a sus hijos a la escuela privada-concertada para evitar la incertidumbre en la escuela pública. Este hecho va en línea con la política educativa del Partido Popular en la Comunidad de Madrid, donde no es la primera vez que se cierran aulas en escuelas públicas con la excusa de que no hay demanda suficiente, mientras que a los centros de la  privada-concertada nisiquiera se les exige un mínimo de alumnos por aula. “Este tipo de políticas va radicalmente en contra de la tan cacareada elección de centros”, advierten desde el sindicato.

Es por todo lo anterior, por lo que CCOO exige a la DAT-Sur que aplique la legislación vigente en cuanto a ratios en todas las etapas educativas y en todas las unidades de los centros públicos, es decir, que haya al menos dos grupos por curso en todos los centros y que se bajen los ratios a 20 alumnos por aula. Asimismo, reclama que se abran unidades en los centros que así lo precisen y que la asignación de unidades a los centros una vez iniciado el proceso de escolarización se mantengan durante todo el proceso. Por último, CCOO insta a la Dirección de Área a que se tengan en cuenta las necesidades inmediatas de escolarización del alumnado de incorporación tardía, es decir, que haya un margen para aquellos alumnos que se matriculan una vez iniciado el curso.

Este año, en Fuenlabrada se ha anunciado el cierre de cinco aulas en diferentes centros. El pasado año, antes del periodo de matriculación se pretendía cerrar un aula, al final, tras la matriculación se perdieron dos. Una de ellas se perdía en el colegio Arcipreste de Hita, donde los padres de 19 alumnos, junto a otros vecinos y colectivos sociales de la localidad estuvieron encerrados más de 100 días en defensa no sólo del aula que les iban a suprimir, sino del derecho a la Educación. El cierre de aulas no afecta sólo a diversos municipios del sur, sino también a algunos de la capital. En Leganés, además, se van a fusionar dos institutos, el Pedro Duque y el García Márquez, lo que frustrará los proyectos educativos de ambos centros. En el caso del Pedro Duque, centro preferente para alumnos con problemas auditivos y el único que apoya a alumnos con necesidades educativas especiales en bachillerato, pretendía llevar a cabo un proyecto de innovación educativa único en el municipio, que ya no podrá llevarse a cabo.

 

Artículo anterior

Mercadillo de la Fantasía en Pinto

Artículo siguiente

El Ayuntamiento de Pinto convoca rueda de prensa

Desiree Panadero

Desiree Panadero

Periodista.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.