EleccionesPolítica

MOVIMIENTO RED Pinto denuncia ante el Defensor del Pueblo que el agua que bebemos procede del Tajo

El partido fundado por el juez Elpidio Silva y que en Pinto está encabezado por Emilio Vara como candidato a la alcaldía ha denunciado públicamente que el agua que bebemos los vecinos de Pinto no procede de la sierra de Madrid sino del Tajo. Ante la polémica suscitada por el tema en las redes sociales y entre los vecinos de la localidad, en la mañana de ayer 13 de mayo Emilio Vara junto a miembros de la cúpula del Movimiento RED y el abogado Reinaldo López han presentado ante el Defensor del Pueblo un escrito argumentando su denuncia. Emilio Vara sigue exigiendo un comunicado oficial al Canal de Isabel II y al Ayuntamiento de Pinto.  La Voz de Pinto seguirá investigando este tema y la semana que viene publicaremos más información en exclusiva al respecto. 

Este asunto radica en la publicación de una nota de prensa el pasado 30 de noviembre de 2010 por Europa Press en la que el titular rezaba que “Medio millón de madrileños se abastecerán con agua del tajo”. En total 15 municipios del sur de Madrid entre los que se encuentran Pinto, Parla, Getafe, Valdemoro, Perales de Tajuña, Titulcia, Ciempozuelos o Aranjuez se verían suministrados de agua por la nueva Estación de Tratamiento de agua Potable (ETAP) construida al sur del término municipal de Colmenar de Oreja, donde roza el margen derecho del río Tajo. En la nota de Europa Press se afirmaba que “hasta el momento, los madrileños utilizaban el agua procedente de afluentes del Tajo como el Lozoya, Jarama, Alberche y Guadarrama, entre otros”.

Con una inversión de 62,8 millones de euros financiados en parte por los Fondos Feder de la Unión Europea cuenta con 54, hectáreas de superficie. Durante su construcción se han excavado 80.000 metros cúbicos de tierra y roca y empleado 16.300 metros cúbicos de hormigón y 1.700.000 kilos de acero.

Movimiento RED denuncia además que en las proximidades del la planta no existe ningún tipo de indicación y por ello han hecho públicas sus coordenadas: -40º02`58.11”O.

Este procedimiento comienza en la presa de Vadajos situada en Villarubia de Santiago, a unos ocho kilómetros río arriba. El agua pasa por un canal para que llegue a la planta por su propio peso. En el primer filtrado se utiliza una reja metálica de gran calibre, por lo que RED afirma que “es una muestra del tipo de agua que pasa a la depuradora”. A pesar del filtrado, el partido afirma que “el sabor y el olor son inconfundibles”.

Movimiento RED en el Defensor del Pueblo presentando su denuncia. Fotografía: Movimiento RED Pinto.

Movimiento RED en el Defensor del Pueblo presentando su denuncia. Fotografía: Movimiento RED Pinto.

 

El recorrido maldito del Tajo

Antes de llegar el agua a la planta potabilizadora, pasa por dos centrales nucleares: Trillo y Zorita. La primera, en Guadalajara, se encuentra en pleno rendimiento y la segunda, cerrada hace algunos años, sigue a la espera de que los residuos radioactivos tengan un almacenamiento definitivo. Estas centrales se sitúan en los márgenes del río para favorecer que se enfríe el vapor de agua que producen los reactores nucleares.

Recorrido del agua del Tajo. fotografías: Movimiento RED Pinto.

Recorrido del agua del Tajo. fotografías: Movimiento RED Pinto.

Sin embargo, esto no acaba aquí, pues después del paso del agua por las centrales nucleares se vierten directamente “sin control” aguas residuales de pueblos próximos como Fuentidueñas y Villamanrique de Tajo. También, denuncian desde la formación, que se suma a la contaminación de los combustibles fósiles de gasolina, gasoil y aceites de mezcla que usan las embarcaciones al estar permitida la navegación en el Tajo. Por último, se añadirían al agua los pesticidas al pasar por miles de hectáreas de maíz, girasol y toda clase de hortalizas y frutales. “Sin saber hasta qué punto esos pesticidas llegan a nuestros grifos al carecer de análisis”.

El hermetismo de la información

Movimiento RED Pinto también denuncia la falta de información ante este hecho que puede ser perjudicial para nuestra salud además de que los vecinos del sur de Madrid seguimos pagando el agua “como si fuera de buena calidad”. Para ellos, los efectos de esta agua son imprevisibles ya que, según afirman, si preguntamos a nuestros médicos de cabecera, nos dirán que el cáncer ha aumentado en estos últimos años y que las molestias estomacales y diarreas están a la orden del día.

Llegada del agua a la planta de Colmenar. Fotografía: Movimiento RED Pinto.

Llegada del agua a la planta de Colmenar. Fotografía: Movimiento RED Pinto.

Posibles soluciones

Por ello, desde MOVIMIENTO RED Pinto realizan las siguientes propuestas a medio y largo plazo que pasan por la creación de una red triple de distribución de agua con tres senos o conductos y con tres contadores:

El primero sería destinado para consumo humano procedente de la sierra. El segundo para agua sanitaria procedente del Tajo y el tercero para riego procedente de agua de las depuradoras.

A corto plazo exigen la distribución de agua embotellada en puntos acondicionados por los ayuntamientos para el reparto gratuito de botellas que el Canal de Isabel II envasa en su planta de Colmenar Viejo, repartos de agua embotellada a colectivos vulnerables, reducir la factura del agua a la mitad a poblaciones afectadas, instalación de depósitos de agua de la sierra en los hospitales del sur afectados.

Finalmente, como último recurso exigen la mezcla de las dos aguas para la distribución en toda la Comunidad de Madrid.

Respuesta del Partido Popular de Pinto

El pasado 2 de mayo, la concejal de Empleo y Familia, Rosa Ganso, afirmó que el agua de Pinto procede del embalse de Valmayor situado en la Sierra de Madrid perteneciente a la cuenca del Guadarrama. Con ello, quiso despejar las posibles dudas a este respecto.

Sin embargo, desde Movimiento RED Pinto plantean dos preguntas: ¿Por qué el PP de Pinto no quiere que sepamos que bebemos agua del Tajo? y ¿Sabe el PP pinteño que el agua que se beben ellos mismos es del Tajo?

Por último, han afirmado desde Movimiento RED que “estamos gobernados por gente sin escrúpulos capaces de vender a cualquier precio la salud de sus vecinos con tal de salir elegidos” y “estamos gobernados por partidos tan inútiles que no saben de dónde viene el principal recurso natural para la vida humana como es el agua y principal transmisor de enfermedades”.

Petición en Change.org

Movimiento RED Pinto impulsó una recogida de firmas en la plataforma Change.org exigiendo recuperar el agua de la sierra de madrid. Cerca de 5.000 personas ya han firmado la petición. Os dejamos el enlace de la misma. 

¿Quieres recibir las noticias destacadas de La Voz de Pinto en tu correo electrónico?
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER semanal

Los datos proporcionados se usarán para el envío por email de nuestro newsletter semanal y pasarán a formar parte del fichero de datos de Suar Consulting s.l. (lavozdepinto.com). Los datos podrán ser modificados o borrados en cualquier momento enviando un correo a redaccion-arrob-lavozdepinto-punt-com

Artículo anterior

Un millar de estudiantes de Pinto participan en las olimpiadas escolares

Artículo siguiente

El Partido Popular de Pinto critica una Asamblea de trabajadores de Aserpinto para presentar las propuestas del PSOE

Israel Sánchez

Israel Sánchez

Periodista y consultor de comunicación

1 Comentario

  1. Aquenaton
    15 mayo, 2015 at 12:07 pm — Responder

    Si el problema es el agua del Tajo habrá que resolver el problema en el agua del Tajo que es la fuente natural de provisión de agua, y la de sus arroyos y afluentes del entorno. Si amamos nuestro territorio deberíamos ocuparnos más de cuidarlo, sanearlo y preservarlo para nuestro provecho y el las generaciones futuras. Buscar o traer de otro sitio lo que hemos esquilmado en el nuestro es un profundo acto injusto, vil y criminal de colonización y usurpación del territorio; y tarde o temprano ese nuevo lugar del que traigamos el agua dejará de ser saludable por la presión y estrés a que sometemos a nuestros territorio y a los territorios ajenos.
    Se trata de un problema de educación, de cultura, de convivencia; sí, de convivencia con nuestro entorno, con nuestro medio ambiente al que pertenecemos, al que estamos ancestralmente aclimatados y que nos provee de todos los recursos primarios por los que nuestros primeros pobladores se establecieron en el lugar.
    No somos el majestuoso y precioso ombligo al que nuestro entono más inmediato o más lejano debe servir y rendir pleitesía, no; somo parte de él, a él estamos ligados y con él giramos y vivimos. Si consentimos envenenar nuestro medio nos envenenaremos con él por mucho que nos empeñemos en traer de otros sitios el agua, el alimento o cualquier otra actividad para nuestro sustento.
    Es necesario pensar mucho más globalmente para que nuestras actuaciones locales sean útiles, sostenibles, duraderas, eficientes, eficaces y justas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.