Entrevistas

“No pueden decir que Eureka lleva en Pinto 150 años o que el origen de Eureka es La Compañía Colonial porque es mentira”

A raíz de las diferentes informaciones que han puesto de manifiesto las mentiras sobre el pasado de “La Colonial de Eureka, S. A.”, La Voz de Pinto se ha puesto nuevamente en contacto con Mario Coronas, investigador de la historia de Pinto y autor del libro “150 años de aroma a chocolate en Pinto”, para conocer más detalles sobre este polémico asunto.

La Voz de Pinto: ¿Cómo surgió la idea de celebrar unas jornadas?
Mario Coronas: A comienzos del año 2016 nos reunimos un grupo de personas, a instancia de la directora de Patrimonio, para retomar las actividades del Seminario de Historia Local de Pinto. En ese momento lance la propuesta de dedicar unas jornadas y una publicación sobre la vinculación de Pinto con la industria chocolatera, aprovechando el 150 aniversario de la puesta en funcionamiento de la Fábrica Modelo en Pinto, ocurrida el 1 de agosto de 1866. La intención era sacar a la luz el pasado glorioso, y desconocido, de La Compañía Colonial de los Méric. La propuesta les pareció muy bien a todos y empezamos a trabajar.

Acto de descubrimiento de la placa al busto de Jaime Méric, 5 mayo 2016

Acto de descubrimiento de la placa al busto de Jaime Méric, 5 mayo 2016

LVP: ¿Cómo se desarrollaron los actos conmemorativos?
MC: Se colocó una placa sobre el busto de Jaime Méric, se inauguró una exposición sobre los 150 años de aroma a chocolate en Pinto, dividiendo los paneles en las tres empresas chocolateras que ha tenido Pinto. Y posteriormente, se publicó un libro. Tanto en la presentación de las jornadas, como en la exposición, como en la presentación del libro y como en el propio libro, se hizo hincapié en señalar que eran tres las diferentes empresas que habían fabricado chocolate en Pinto.

LVP: ¿Cómo fue su relación con la entonces Chocolates Eureka?
MC: Al principio fue muy correcta. En los momentos previos nos facilitaron toda la documentación que tenían, llevaron chocolate para la inauguración y estuvieron muy colaboradores con las jornadas. Una vez concluidos los actos del aniversario, hubo un cambio en la presidencia y me llamaron porque el nuevo presidente quería conocerme. Fuimos a comer y ya en este primer encuentro, el presidente, Francisco González, me preguntó que si ellos podían decir que su origen era la Compañía Colonial. Mi respuesta fue que La Colonial no era su origen, pero que ellos continuaban con la tradición chocolatera en Pinto. A partir de ahí me muestran sus proyectos: realizar una fábrica museo y crear “Pinto, villa del chocolate” para crear una feria en Pinto, dada la vinculación centenaria del municipio con esta industria. En todos ellos me muestro colaborador, incluso facilité contactos.

“no pueden decir que Eureka lleva en Pinto 150 años o que el origen de Eureka es la Cía Colonial porque es mentira”

LVP: ¿Qué pasó después?
MC: Posteriormente, y a raíz de los actos conmemorativos, deciden apropiarse de la historia de la Cía Colonial como parte de su empresa. Comienzan a venderse como la fábrica más antigua de España, cuando la fábrica de Eureka, como todo el mundo sabe, es de los años 70, y otras falsedades ya mencionadas y denunciadas por la propia Familia Méric.
El 18 de julio de 2017 el consejero delegado de Eureka, Pablo Blesa, me reenvía el correo que la familia Méric le había enviado comunicando a esos directivos su denuncia por la falsaria utilización de la historia de la “Compañía Colonial”, de sus logros y éxitos, y de las imágenes y nombres de sus antepasados. Mi respuesta se produce ese mismo día, manifestándole que me identifico con el correo y le manifiesto que no pueden decir que Eureka lleva en Pinto 150 años o que el origen de Eureka es la Cía Colonial porque es mentira.

¿cómo me siento?, pues muy enfadado”

LVP: ¿Cómo se siente?
MC: Me siento utilizado, esa es la palabra. He pecado de inocente. Por ejemplo, en la inauguración de la exposición realicé una explicación con imágenes en Power Point sobre la vinculación de Pinto con la industria chocolatera, es decir, los 150 años de aroma a chocolate en Pinto. Al finalizar el acto, Pablo Blesa me pidió el pendrive. Y yo se lo di. Posteriormente, he comprobado cómo ese trabajo ha sido entregado a diferentes periodistas como si de la historia de su empresa se tratara. Incluso después de indicarle que existe un  contrato con la Familia Méric para no hacer uso comercial de dichas imágenes y pedirle por escrito que no las difundiera, ha continuado haciéndolo. La última vez que he tenido constancia de esto ha sido con el programa MundoMadrid. Entonces, ¿cómo me siento?, pues muy enfadado.
El pasado mes de junio estuve visitando la fábrica invitado por un colegio de Pinto. Aunque parezca increíble cobran la entrada por la visita. Una vez dentro, las explicaciones que daban sobre la historia de la fábrica eran bochornosas. Afirmaban, por ejemplo, que habían sido proveedores de reyes y que tenían muchos premios de Exposiciones. Si Eureka ha tenido esas condecoraciones o han sido proveedores de reyes, entonces ¿por qué la Familia Méric tiene todos los medalleros y las cartas de los reyes, emperadores o papas afirmando que es La Cía Colonial su proveedora efectiva en aquellos años? Es vergonzoso. Hasta se habían aprovechado de los paneles de la propia exposición para vender esa historia. Afortunadamente, el Ayuntamiento les ha obligado a su devolución al comprobar el uso que estaban haciendo de ellos.

libro de Mario Coronas, 150 años de aroma a chocolate

libro de Mario Coronas, “150 años de aroma a chocolate”

LVP: ¿Con qué argumentos cuenta La Colonial de Eureka para decir que tienen 150 años?
MC: Los documentos están ahí. Es una empresa constituida en 1961. Ellos mismos facilitaron esta documentación para la exposición. En todos los documentos  oficiales aparece esa fecha. No existen argumentos. No compraron empresas. Compraron una parte de las instalaciones que después vendieron. ¿De verdad alguien se cree que el haber comprado una cuarta parte de las instalaciones de una fábrica les da derecho a apropiarse de la historia de las empresas que antes trabajaron en dichas instalaciones que ya no poseen? Ernesto Méric disolvió La Compañía Colonial en agosto de 1941, antes de vender la fábrica. Pero es que este argumento se les cae, porque Eureka vendió la parte que tenía de la fábrica el año 2001. Es un sinsentido.
¿Si yo compro una cuarta parte de la Casa de Cervantes, por poner un ejemplo, puedo decir que llevo escribiendo libros desde el siglo XVI o que El Quijote me pertenece? Pues este es el argumento que tienen, pero es que encima, hace 17 años que vendieron lo que quedaba de la fábrica. Ya ni siquiera existe el mínimo vínculo.

LVP: ¿Qué crees que hará La Colonial de Eureka?
MC: Lo lógico y lo correcto, y algo que le podría evitar más problemas de cara al futuro, sería retirar toda esa falsa publicidad vinculando su origen a la Cía Colonial. Es curioso como al preparar los paneles de López Moltó para la exposición ellos mismos nos entregan los documentos que acreditan que su empresa es de 1961 y después de los actos, pasan a tener un siglo más de vida. ¡Un milagro! Por otra parte, deberían respetar el acuerdo del Ayuntamiento con la familia Méric de no utilizar las imágenes que prestaron para uso comercial, y esto, a pesar de habérselo manifestado, continúan haciéndolo. Y es inaceptable.
Obligados por el Ayuntamiento de Pinto ya han tenido que devolver unos paneles de la Cía Colonial que nada tenían que ver con su empresa. También deberían respetar más a sus trabajadores. La veintena de trabajadores de la fábrica no tiene ninguna culpa de una estrategia comercial poco seria y falta de toda ética que los directivos han decidido llevar a cabo. El fin no justifica los medios y no todo vale. Una empresa seria no puede apropiarse de un pasado que no le pertenece para abrirse puertas a Ferias, Salones, medios de comunicación y a nuevos mercados.

LVP: ¿Qué diferencias hay entre las tres empresas que fabricaron en Pinto?
MC: Las diferencias son evidentes. La Familia Méric construyó en Pinto una fábrica modelo movida al vapor que trajo progreso y enormes beneficios para el pueblo. Fue una empresa modélica, que fabricó chocolate, café y té y llegó a recibir decenas de condecoraciones y medallas. Fueron claves para el desarrollo del municipio, ya que los Méric dieron trabajos directos a medio millar de pinteños, y además invirtieron en mejorar calles, colegios, fuentes o alumbrado eléctrico para Pinto. De ahí que sus nombres estén en nuestro callejero, que exista un busto pagado por los vecinos, o que, por ejemplo, Edmundo Méric haya sido declarado hijo adoptivo de la Villa de Pinto.
Las otras dos empresas sólo se han dedicado al chocolate. La importancia de éstas es bastante menor. De ahí que en el libro, de un total de 80 páginas, 70 estén dedicadas a la Compañía Colonial. Mientras La Compañía Colonial ha sido condecorada y reconocida en España y en multitud de países, las otras dos empresas que han existido después de la Guerra Civil han tenido multas por irregularidades; incluso López Moltó, a los siete años de estar en Pinto, fue multada por el Estado por fabricar y vender chocolate adulterado.

LVP: ¿Quieres añadir algo más?
MC: Solamente indicar la tristeza por haber llegado a esta situación, pero los actuales directivos han hecho continuos oídos sordos por intentar sacar tajada de un pasado que no les corresponde. Con esa carta de presentación falsa han llegado a programas de TV, Ferias, etc, incluso han creado una fundación, y ahora son los impulsores de un Salón Internacional del Chocolate en Madrid.
Las jornadas que celebramos en 2016 se realizaron para sacar a la luz una gran empresa que fue ejemplar y básica para el desarrollo de Pinto: La Compañía Colonial. El libro publicado no es la historia de la Colonial de Eureka, en todo caso, es la historia de la Compañía Colonial, puesto que casi el 90% de su contenido está dedicado a ella y a la Familia Méric. Pero lo que ha hecho Eureka es inadmisible; una cosa era decir que Eureka continua la tradición centenaria de la industria chocolatera de Pinto y otra bien distinta es decir que Eureka lleva en Pinto 150 años o que el origen de Eureka es la Compañía Colonial. Y esto es intolerable.

Artículo anterior

Obligada por el Ayuntamiento,  “La Colonial de Eureka, S.A.” entrega finalmente los paneles sobre la histórica “Compañía Colonial” de Pinto

Artículo siguiente

Inscripciones y protocolo de seguros en las Ligas Sociales de Pinto

Susana Guindo

Susana Guindo

Diplomada en Ciencias Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid.
Máster en Protocolo y Organización de eventos por la Universidad Complutense de Madrid.
Relaciones públicas y Protocolo por la Escuela Europea de Asturias.
Subdirectora y Responsable de Eventos y Redes Sociales en La Voz de Pinto

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.