Opinión

Corrupción

Malos, o buenos según se mire, son los tiempos que corren en la vida socio-política de nuestro país.

A los ya conocidos casos de corrupción entre políticos, burgueses y empresarios que sistemáticamente se han venido produciendo a lo largo de nuestra historia contemporánea mediante la institucionalización de un sistema capitalista putrefacto, de un tiempo acá, se vienen produciendo sucesos que indignan, más si cabe, a la sociedad más vilipendiada y oprimida que no es otra que la clase trabajadora. Me refiero a la corruptela perpetrada por sindicalistas históricos de los de nuestro país como por ejemplo, Fernández Villa (UGT) o Rodolfo Benito (CC.OO.) que echan por tierra el trabajo de miles de SINDICALISTAS que día a día luchan en las empresas por defender las condiciones de los trabajadores/as, aún con el riesgo de ver como cada vez es más fácil que terminen en procesos judiciales que den con sus huesos en la cárcel, hasta en esto, cada vez nos vamos acercando al no tan lejano, y por muchos añorado, ominoso pasado.

La corrupción no entiende de ideas o siglas, eso va en el interior de cada persona. El hecho de que se den más en un lado que en otro, tiene que ver con la complicidad y entramado que en cada partido u organización existe. Son estos los que tienen que dar ejemplo y cortar de raíz con estas actuaciones, y ahí, es donde en realidad cada uno queda retratado.

Sin ir más lejos el PP ha sido incapaz de expulsar a Rodrigo Rato de su partido así como la CEOE mantiene en su cargo al ínclito Arturo Fernández.

Por otra parte, hay dos tipos de corrupción, la pura y dura donde unos ponen cifras millonarias en cuentas de algún banco suizo a cambio de ser favorecidos por las diversas administraciones, y otro tipo de corrupción “legal”, donde quien administra el dinero de los contribuyentes, realiza políticas favorables a la banca, sectores energéticos, etc.. sabiendo que en el futuro cuando deje su cargo público, pasará a formar parte de los consejos de administración de aquellas empresas a las que ha favorecido, las denominadas puertas giratorias, Sres/as Aznar, González, Salgado, Solbes, Roca, Boyer, Narcís Serra, Atienza, Rato, Blesa, etc… etc… son un claro ejemplo.

Pero no, como pasa con los sindicalistas, no todos los políticos son iguales y ahí no podréis encontrar nombres como por ejemplo el de Julio Anguita que únicamente cobra su pensión como maestro.

Los últimos acontecimientos que salpican a municipios del sur de Madrid unido a las archiconocidas tarjetas black, y anteriormente a estos como son el caso NOOS, caso Bárcenas, operación Malaya o la trama Gurtel etc… son la clara evidencia de este sistema corrupto, donde tanto unos (PP mayoritariamente) como otros, han estado viviendo como reyes (o Urdangarines) a costa de nuestras espaldas.

Pero señoras y señores, tenemos una responsabilidad, ya que la única forma de acabar con esto es ejercer presión mediante la movilización, los derechos no se heredan, se luchan y se defienden.

Responsabilidad y autocrítica, mal vamos si ponemos a caer de un burro a sindicalistas por llevarse cuatro carritos de comida con el objetivo de llamar la atención y mostrar el hambre que los niños pasan en Andalucía, y por otro lado, permanecemos impasibles ante el saqueo nauseabundo que vienen perpetrando oligarquías sin escrúpulos.

Tenemos una oportunidad, y es la que esta “pseudodemocracia” te permite cada cuatro años, ejerce tu derecho al voto y Ganemos un futuro mejor para nuestros hijos.

Artículo anterior

UPyD afirma que el PP ha mentido a la Agencia de Protección de Datos

Artículo siguiente

La Hermandad del Santísimo Cristo del Calvario de Pinto elegirá nueva Junta Directiva

José Lagos

José Lagos

Militante de MIA-Pinto y miembro de Ganemos Pinto

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.