Opinión

Ébola, arma de doble filo en política

Teresa ha superado el Ébola. Ya no hay rastro del virus en su sangre. De primeras quiero mandar mi enhorabuena a ella y a su familia por haber superado esta indeseable enfermedad que hace tiempo tuvo que ser erradicada.

También recordar que nos hemos alarmado cuando ha tocado al “hombre blanco”, a Occidente… es entonces cuando deja de ser exclusivamente una noticia que da audiencia a ser también una noticia para crear alarmismo.

Ahora hablemos de política “¿Por qué politizar?” gritaría el vocero del PP de turno. Pues muy sencillo, porque no es un problema individual, es un problema social que nos atañe a todos y por lo tanto es un problema político. Ya que fue una decisión política y no sanitaria la de traer a dos infectados -mi reconocimiento a ambos por su entrega a la lucha contra esta enfermedad en su foco de infección- a ser tratados en España a sabiendas de que no se disponían ni se disponen de los medios necesarios para su tratamiento. En un primer momento salieron en tromba a criminalizar y responsabilizar a Teresa de ese contagio. Hacer de un problema social algo individual. Y en el PP no es la primera vez, ya que recordamos los casos del Yak-42, el hundimiento del Prestige, el atentado del 11-M, el accidente del Metro de Valencia, caso Gürtel, caso Bankia, tragedia de Ceuta o el accidente ferroviario de Santiago de Compostela…el caso es que siempre es parte de las víctimas pero nunca causante.

Y es que en el caso del ébola , la privatización y el desmantelamiento de la Sanidad pública junto con la falta de inversión en investigación ha hecho que España no estuviese preparada para afrontar dicha enfermedad. Y ya que estos señores del PP dicen que la Sanidad privada es mejor que la pública, yo no he oído ni leído ninguna clínica u hospital privado que solicitase hacerse cargo de Teresa.

De hecho, EEUU pese a tener medios y un sistema sanitario muy avanzado-por supuesto, si es que puedes pagarlo ya que luego te pasan la factura- ha cometido errores en la gestión política y han sido reconocidos. No seré sospechoso de alabar al régimen de los EEUU, pero muchos harían bien en tener un poquito más de cuidado a la hora de valorar la diferencia de tratamiento que se ha aplicado en España y en Estados Unidos respecto a la enfermera y al perro. Entiendo que la intencionalidad es criticar al gobierno de Rajoy y dar a entender que existen miles de formas mejores de abordar un brote de ébola.

Ahora bien, quién dirige en Estados Unidos la investigación sobre el ébola es el USAMRID, dependiente del ejército yanki y principal centro de producción de armas biológicas del país. El USAMRID mantiene la mayor reserva de cepas de ébola, los principales laboratorios de investigación, la producción de aerosoles con ébola para su potencial uso contra la población de países enemigos y se encarga de la “protección” del país contra ataques biológicos.

A cargo del USAMRID han estado los ataques estadounidenses con dengue hemorrágico contra Cuba, los ataques con esporas de antrax contra Corea del Norte y otros grandes “hitos” de la “defensa de la democracia” en el mundo. Asimismo, para los “animalistas”, que sepan que el USAMRID es uno de los principales demandantes a nivel mundial de animales para investigación en laboratorio, la mayoría de los cuáles se sacrifican tras inocularles enfermedades. Su interés por la mascota de la enfermera de Dallas tiene que ver con el interés por la investigación y no con la protección de los animales. Si en España no se ha hecho, además de por incompetencia, es porque en España no existen laboratorios -ni civiles ni militares- de bioseguridad 4.

El USAMRID se encargó hace 20 años de la captura de animales y exploración de la Cueva de Kitum en Kenya, en búsqueda del reservorio del virus de Marburgo (el filovirus “primo” del ébola, con un índice de mortalidad del 88%) y se hicieron cargo del sacrificio de alrededor de 1000 monos en Reston (Virginia) cuando, en una cuarentena de animales importados en Estados Unidos estalló un brote de ébola. Se sacrificaron tanto los sanos como los enfermos.

Por tanto, que la crítica a la incompetencia española no se convierta en una apología del programa de armas biológicas estadounidenses, que es bastante más peligroso para la humanidad.

Lejos queda pero sí en la Historia, Viktor Zhdanov, médico, antiguo director del Instituto Ivanovsky y miembro de la Academia de Ciencias de la URSS a la cabeza de la lucha de la URSS contra la viruela en el mundo… pero esto es para los nostálgicos del internacionalismo proletario.

Artículo anterior

Pinto despidió a Concha "la Panera"

Artículo siguiente

La vuelta de la Marea Verde

Txetxu R.G.

Txetxu R.G.

Politólogo y analista político

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.