Opinión

El coste del asociacionismo

Cada vez es más común, sencillo y ágil, hacer gestiones con administraciones públicas a través de la web. Esto también atañe a las asociaciones como entidades; no sólo para temas de Hacienda, también para comunicaciones por ejemplo de un campamento de verano que se va a realizar.

El caso más llamativo es cuando queremos hacer un campamento en la Comunidad de Castilla y León, donde tenemos que facilitar por web muchísima información, cosa que por otro lado me parece bien porque facilita el desarrollo de la actividad y ayuda a planificar correctamente.

Lo único que se necesita es un certificado digital de la FNMT, y aquí viene el lío.

Y para pedirlo hay que:

1.- Tener actualizada la composición de la Junta Directiva en el Registro de Asociaciones que cuesta 22,98 euros

2.- Pedir un certificado del representante de la asociación también en el Registro de Asociaciones, para presentar a la hora de que nos den el certificado digital, lo que cuesta 11,36 euros.

3.- Pedir y obtener el certificado digital, que cuesta 14,00 euros.

Lo que hace un total de 48,34 €

Sin contar los dos desplazamientos obligados, para recoger el certificado del representante en el Registro de Asociaciones y para terminar el proceso de obtención del certificado digital en una administración de Hacienda.

Y esto cada dos años, los nuevos certificados digitales no se pueden renovar por web, hay que hacer todo otra vez.

Entiendo y apoyo que las actividades estén bien reguladas, pero no veo razón para que se cobre a las asociaciones esas tasas que, aunque parezcan de poca cuantía, cuando no hay ánimo de lucro cualquier cantidad es dolosa.

Artículo anterior

España y Brasil, dos aspirantes al Mundial de Rusia 2018

Artículo siguiente

La AECC de Pinto ha programado diferentes actividades para el mes de junio

Miguel Carrero

Miguel Carrero

Soy de Pinto
Trabajo de economista en una financiera de Telefónica, Telfisa.
Desarrollo desde casa con mi mujer una actividad empresarial englobada dentro de lo que se llama la nueva economía.
Tengo una formación de más de 20 años en la materia.
Llevo años estudiando el cambio económico en el largo plazo y la repercusión social que ello puede tener.
He impartido en jornadas económicas municipales conferencias sobre el tema.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.