Opinión

El periodismo de investigación, el gran olvidado en Pinto

Tuve la suerte de contar en mi etapa de formación con grandes profesores. Uno de ellos me marcó para siempre y me inculcó que si quería saber algo… ¿por qué esperar a que otros me lo contaran?

Esa persona es Antonio Rubio, toda una institución en el periodismo español. Un verdadero padre para mí. Estoy seguro que este nombre no sonará mucho al gran público, sobre todo a los más jóvenes, pero ha sido el autor, junto a Manuel Cerdán, de alguno de los temas que más han agitado a este país: “Fondos reservados”, “Luis Roldan”,“Paesa” , “Los GAL” o “El lobo”.

De su mano conocí en profundidad a colegas de profesión (menudo honor poder decir esto) y grandes profesionales como Heródoto, Luis de Oteyza, Ksawery Pruszynski, Albert Camus o el gran Ryszard Kapucisnki, del que ya os hablé hace tiempo.

Personas con muchas inquietudes que levantaron alfombras, cada una en su época, y sumaron su granito de arena para que la sociedad fuera más justa con dos sencillas herramientas, un cuaderno y un bolígrafo. Está claro que el periodismo de investigación a gran escala es mucho más vistoso que el que se puede hacer en un municipio como Pinto. Diferente pero con muchas similitudes, me explico. Los métodos, las herramientas, y sobre todo, la destreza del periodista no dejan iguales en un caso que en el otro. Los medios y las fuentes de información, en la era digital y gracias a los pequeños pasos que se van dando en la cultura de la transparencia, hacen posible que casi cualquier persona pueda buscar lo que en el argot periodístico denominados “mierda”. Por ello, ¿por qué no ha sido posible sacar un “PintoLeaks”?

Es cierto que se han hecho tímidos intentos en destapar escándalos. Desde mi humilde opinión no los calificaría como periodismo de investigación, sino “periodismo de dossier”. Un periodismo mucho más dirigido y controlado de lo aparente. Un arma arrojadiza contra enemigos. No vamos a ser “populistas” y necios. En toda investigación siempre hay una “mujer despechada” o “garganta profunda” que nos descubre el camino y nos pone sobre la pista. La diferencia está en nuestra actitud. Si vamos de la mano o en el inicio del camino decidimos ir por libres con todas las consecuencias. Si elegimos la primera, tenemos el riesgo de destacar solo la parte interesada. Mientas que si elegimos la opción más difícil pero ética, podremos descubrir una multitud de circunstancias nunca antes imaginables.

Todavía no llego a la treintena, pero como pinteño y muy seguidor de la prensa local siempre me hubiera gustado saber más sobre cómo se llevaron a cabo decisiones y pactos políticos entre actores aparentemente antagonistas, que de un día a otro se convirtieron en amigos inseparables. Claro, siempre temporalmente. Casualmente casi todos ellos han desaparecido del mapa pasando a mejor vida. Siempre terrenal.

Tampoco se me escapa, a pesar de ser todavía un imberbe, saber cómo se fraguó y en qué se gastó las diferentes ayudas en cooperación internacional que ha llevado a cabo el Ayuntamiento de Pinto con el dinero de los contribuyentes. Curiosamente la mayoría de esos proyectos desarrollados a miles y miles de kilómetros de aquí. No solo estoy hablando de Pinto (Argentina) sino me remontaría más atrás. Ayudas a países de Centroamérica en décadas pasadas. Estás son historias para los más veteranos, que estoy seguro que sabrán de qué estoy hablando. Legales o ilegales, nunca he llegado a saber (incluso con comisiones de investigación municipales) todos los detalles de aquello. En fin…eso sí, comentarios, rumores, acusaciones, opiniones y cientos de versiones no han faltado. Ya sabemos, está de moda ser “todólogo”.

El buen periodismo, y sobre todo el de investigación se hace sobre tres premisa: “café, cariño y amor”. El periodismo de redacción está obsoleto para la labor que se hace a nivel local. Las notas de prensa deben dar paso a un periodismo más cercano, más inmediato, y sobre todo, más humano (Hay que salir de la cueva). Donde se cuente cosas a pie de calle y no gracias a recibir una nota de prensa, que aunque necesarias no deberían ser imprescindibles.

En definitiva y a modo de conclusión, me quedo con las cualidades que debe tener un buen periodista de investigación, según Antonio Rubio: “Constancia, perseverancia, prudencia, conocimientos de Derecho, saber redactar al filo de la navaja, independencia, honestidad y mucho tiempo”

¿Algún voluntario que quiera cambiar el mundo?

¿Quieres recibir las noticias destacadas de La Voz de Pinto en tu correo electrónico?
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER semanal

Los datos proporcionados se usarán para el envío por email de nuestro newsletter semanal y pasarán a formar parte del fichero de datos de Suar Consulting s.l. (lavozdepinto.com). Los datos podrán ser modificados o borrados en cualquier momento enviando un correo a redaccion-arrob-lavozdepinto-punt-com

Artículo anterior

La Comisión de Control al Gobierno Municipal se aplaza

Artículo siguiente

El Club Balonmano Pinto pierde frente al SAFA en su debut en casa

Roberto Díaz

Roberto Díaz

Licenciado en Comunicación audiovisual y Periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos. Máster de Periodismo de Investigación, Datos y Visualización de la Universidad Rey Juan Carlos y la Escuela de Periodismo de Unidad Editorial. Ha pasado por medios como La Sexta, Lainformacion.com, Onda Madrid o infoLibre. Asimismo ha colaborado con diarios como El Mundo, Faro de Vigo, Diario Montañés, La Voz de Galicia, Norte de Castilla o diario MARCA. En el ámbito local destacó por la dirección y gestión de Pintohoy.es (durante 2 años) y como redactor de deportes de Zigzag.

10 Comentarios

  1. Puerta
    16 octubre, 2015 at 10:18 pm — Responder

    Nogales. Eres un personaje peculiar y mentiroso al escribir cosas que no se dice en mi comentario, Dices el pp de pinto roba eso lo escribes tu que morro tienes tio, ””””’Te pido que leas mi comentario si sabes interpretarlo y luego me lo cuentas.

  2. Fernando
    11 octubre, 2015 at 2:02 pm — Responder

    Me alegro que empiece un periodismo de investigación.
    Haber si empiezan por la escuela de música, y la Banda Municipal de música, pues en los 35 años de existencia, nadie se a metido con el tema, y creo según mi entender que falta hace.
    Fernando

  3. Puerta
    9 octubre, 2015 at 10:31 pm — Responder

    Roberto Diaz. Voy a empezar tu articulo por la ultimo comentario, Dices algún voluntario que quiera cambiar el mundo, Se necesita no un voluntario sino miles y miles de ciudadanos para pedir una nueva sociedad honrada con ética y moral, Una delas herramientas que tenemos es el voto cuando llega las elecciones, Los vecinos aquí en pinto nos hemos movidos en las elecciones de mayo el partido popular de pinto tenia 12 concejales a 7 actuales, A si es la forma decir a los políticos a los que nos mienten y nos roban que vienen nuevos tiempos, Estas nuevas elecciones del 20 de diciembre llega la hora de mandarlos a sus casas a los políticos que nos a quitado todos los derechos,

    • Manu Nogales
      15 octubre, 2015 at 6:10 pm — Responder

      Escribir con corrección (cosa que tú no haces) y no faltar a la verdad (cosa que sí haces al decir que el PP de Pinto roba, cuando ningún juez lo ha dicho) son dos de los baluartes para un cambio hacia una sociedad mejor.

      Y no soy del PP, pero tampoco de la crítica débil.

      • Pu
        16 octubre, 2015 at 9:15 pm — Responder

        ERES UN PERSONAJE PECULIAR Y MENTIROSO AL ESCRIBIR COSAS QUE NO SE DICE EN MI COMENTARIO, DICES EL PP DE PINTO ROBA ESO LO ES CRIBES TU QUE MORRO TIENES TIO,

      • Javier Rojo
        16 octubre, 2015 at 11:52 pm — Responder

        Espero que no abandones nunca esa actitud. Por supuesto que hay que sacar lo que hay debajo de las alfombras, dedbería de ser la obsesión de todo periodista. El periodismo es una profesión con un gran componente de deber social y si todos pensaran como tu, tendríamos un mundo mejor.

  4. ANTONIO
    9 octubre, 2015 at 11:55 am — Responder

    me gusta la reflexión, siempre dispuesto a aportar mi granito, eso si para tratar de sacar conclusiones claras en cualquier aspecto y no interesadas como siempre fue.

  5. Jacinto Aviador
    6 octubre, 2015 at 11:42 am — Responder

    Gran artículo Roberto muy reflexivo. Espero que seas tú el que levantes alfombras en Pinto. Parece que hay mucho polvo que quitar y que otros medios miran para otros lados.

    Lavoz es de lo mejor que he leido en mucho tiempo. Echo de menos los análisis que se hacian en ZigZag y que ya no existen. Una pena.

    • Manuel Nogales
      6 octubre, 2015 at 6:01 pm — Responder

      Ay del periodismo local!

  6. Manu NOgales
    5 octubre, 2015 at 6:36 pm — Responder

    ¿Pero qué periodismo de investigación en una web patrocinada por un partido político? Seamos serios. No mentéis a Antonio Rubio, que es un buen pájaro, en vano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.