Opinión

El principio del final

Estimados vecinos de Pinto:

Como muchos de vosotros sabréis por los medios de comunicación locales, en noviembre hará dos años de una tragedia sin precedentes en todo el mundo, la primera persona electrosensible en España se quitó la vida (ya van dos en España y cinco en Europa a fecha de hoy). Se trata de vuestra vecina llamada Ángela Jaén Ramos. Vivía en la calle Joan Miró en frente de una antena de telefonía móvil. Vivía con su marido Ismael en un pequeño piso que compraron de segunda mano y que era la ilusión de su vida ya que Pinto como pueblo, les encantó. Durante 11 años vivieron muy felices, aunque los últimos años tanto Ismael como Ángela tenían achaques en su salud que pensábamos que era de la edad, pero realmente nos dimos cuenta de que su estado de salud había empeorado por algo que tenían en frente de su casa.

Un día, un nuevo síntoma apareció en Ángela al llamar desde un móvil, sus oídos empezaron a arder así como su garganta… Esto fue el principio del final, se había hecho “electrosensible”. La electrosensibilidad viene dada por la exposición continuada a campos electromagnéticos, es por eso que cuando vimos la antena a 50 metros de su piso, comprendimos de donde procedía el problema. Se hicieron mediciones y se comprobó que había muchísima radiación dentro de su hogar y cada día se encontraba peor en su casa. Desde aquel momento empezó su agonía, cambiándose hasta en nueve ocasiones de domicilio y durmiendo en garajes buscando un lugar libre de radiaciones, cosa realmente difícil en el mundo en el que vivimos. El fin, muchos de vosotros lo conocéis… acabó quitándose la vida…

Desde entonces nuestra familia está buscando explicaciones de las administraciones, ya que en vida, durante casi dieciocho meses imploramos ayuda institucional y absolutamente ningún organismo de los que se supone nos debe defender y atender, nos tendió la mano. El ayuntamiento de Pinto es el garante de la seguridad y salud pública de sus ciudadanos. Nos reunimos dos veces, la primera con dos técnicos, teniente alcalde, concejala de sanidad y en la segunda ocasión, en marzo de 2012, con la alcaldesa Miriam Rabaneda. Conocía personalmente a Ángela, nos dijo que lo que hiciera falta para ayudar a ese “encanto” de mujer… que si necesitábamos una reunión con la delegada del Gobierno Cristina Cifuentes, nos la organizaba y que ahí estarían siempre con nosotros… Salimos de su despacho con la sensación de haber firmado en papel mojado como así fué. A los pocos días la salud de Ángela empeoró drásticamente y pedimos una reunión urgente con la alcaldesa una vez más, por teléfono, por mail, por entrada en registro… A día de hoy dos años y medio después, seguimos esperando esta reunión, y es por esto que todos los 28 de cada mes nos reunimos en el ayuntamiento exigiendo ese “cara a cara” que se nos deniega sistemáticamente, eso sí, el teniente alcalde López Madera en la última concentración se puso tranquilamente a hablar con una persona a escasos dos metros de nosotros y cuando le pregunté que para cuando iban a tener la decencia de reunirse con nuestra familia, nos contestó que estaba muy liado con reuniones con las empresas…. ¿A quien se deben los políticos? ¿Qué creen que son? Son ciudadanos que trabajan para nosotros, pero parece ser que nos miran al pueblo desde un pedestal de oro muy alto… Su salida, fue agachar la cabeza e irse a su despacho para llamar desde ahí a la policía local para que nos identificara una vez más. Así es como se solucionan las cosas en Pinto.

Seguiremos luchando para cerrar las enormes heridas provocadas por el silencio administrativo alrededor de este drama. Este ayuntamiento no es el único responsable, y no es el único al cual estamos pidiendo explicaciones.

Me despido de vosotros como Ángel, el hijo de Ángela.

Artículo anterior

Juan Diego Ortiz, primer precandidato a la alcaldía por el PSOE de Pinto

Artículo siguiente

UPyD llevará al pleno la grave problemática del suicidio y la regeneración democrática

Ángel Martín

Ángel Martín

9 Comentarios

  1. Victoria
    27 septiembre, 2014 at 12:45 am — Responder

    ¿A qué le teme la alcaldesa de Pinto? ¿A coger la responsabilidad que supone su cargo? Su silencio y su dar la espalda a los ciudadanos, habla por sí mismo.

    Ojalá todos nuestros políticos fueran como este luchador hombre. Todo un ángel que no tira la toalla para que se pongan las cosas en su justo sitio. Alguien a quien realmente le importan los vecinos de Pinto y que la da valor a la vida de cada ser humano. Referente inspirador.

  2. Ama P.
    26 septiembre, 2014 at 6:13 pm — Responder

    No me canso de las das gracias a los que como tu lo cesáis en vuestro empeño por dar visibilidad a una enfermedad causada por la contaminación electromagnética.

    Algún día más de uno lamentará no haberos escuchado!!!

    Gracias por tu incasable trabajo Ángel !!!! Mi corazón a más de 500 km está con vosotros cada día 28 !!

    Un abrazo para ti y tu familia para el triste y próximo día de aniversario de la muerte de tu madre.

  3. María D
    25 septiembre, 2014 at 9:52 am — Responder

    Afortunadamente. y a pesar de los políticos, todavía hay gente como Ángel. Gracias por tu lucha, que es la nuestra.

  4. 24 septiembre, 2014 at 11:52 am — Responder

    Como siempre muchimas gracias familia Martin Jaen, se que para muchos de nosotros, sois nuestra arma de lucha, nuestra cara visible, que llevais luchando desde que Angela empezo a enfermar, lo no luchado nunca, que aun despues de la perdida de vuestra madre y esposa, seguis aqui pidiendo justicia, ayuadandonos a todos los afectados por esta … ya no se ni como llamarlo, saliendo a la calle todos los 28 de cada mes, aveces acompañados, otras vosotros solos, pero con el alma de todos los que nos podemos acompañaros, que estamos aislados, enjaulados en vida, por esta sobre contaminacion electromagnetica, provocada como ya habeis explicado muchas veces, por la nueva tenologia que desde hace unos 15 años para aca, esta acusando estragos y rompiendo vidas, que los interes economicos, estan primando, que el abuso de los pesticidas, fumigaciones, etc, estan haciendo que seres vivos esten enfermando, produciendo cientos de incapacidades fisicas, organicas, sensoriales, y como tu alcaldesa, la Señora Mirian Rabaneda, haciendo caso omiso, siendo la garante de la salud entre otras cosas, de la localidad de Pinto, ya no solo es un hecho reprochable, que no quiera saber nada del tema, ni reunirse y seguir cerrando ojos, y que descaradamente te diga su teniente alcalde que no tiene tiempo que se tienen que reunir con empresas, que falta de respeto, me parecen despreciables, pero ya sabes que no estais solos, que aunque no podemos ser visibles, estamos luchando, por desgaracia cada vez somos mas los afectados y tristemente estos señores y señoras que estan en el poder, solo miran sus bolsillos, pero tarde o temprano tendran alguna afectado cerca, bueno alguno ya lo tiene, pero parece que sigue siendo primero su bolsillo, espero que lleguen a darse cuenta antes de que esto ya no tenga marcha atras. GRACIAS FAMILIA VUESTRA LUCHA ES LA DE MUCHAS PERSONAS EN TODO EL MUNDO. Maria Sanchez Villaverde.( Guadalajara. España)

  5. Gloria González
    24 septiembre, 2014 at 8:31 am — Responder

    Todo mi apoyo y agradecimiento a Angel y a su familia por la labor que están haciendo de ayuda a enfermos de electro sensibilidad entre las que me encuentro. Entiendo por lo que tuvo que pasar su madre pues yo también lo sufro y los afectados y familiares no comprendemos como el gobierno puede permitir que se esté irradiando a las personas de la forma que se está haciendo, habiendo ya tantos estudios que demuestran lo perjudiciales que son para la salud. Lo peor también es la cantidad de personas que habrá ya afectadas y que ignoran los motivos en parte también por el desconocimiento que hay entre los médicos. Un abrazo Angel para ti y los tuyos.

  6. Ama P.
    23 septiembre, 2014 at 9:59 pm — Responder

    Es increíble que además de no legislar de acuerdo con la Resolución 1815 de 27 de mayo de 2011 sobre peligros potenciales de los campos electromagnéticos y sus efectos en el medio ambiente (adjunto enlace por si hay algún interesado) se legisle de forma opuesta propiciando la aparición de otros casos con la misma dolencia que Angela. Es lamentable que si siquiera que la Electrosensibilidad ni siquiera esté reconocida como enfermedad como sí ocurre en Suecia. ¿hasta cuando cerrarán los ojos?????http://www.covace.org/files/62_contES.pdf

  7. Maria B
    23 septiembre, 2014 at 7:31 pm — Responder

    Muchos politicos olvidan con facilidad para q fueron elegidos, servir a los ciudadanos y garantizar su seguridad, entre otras cosas.
    Desde su sillon dirigen gran parte d nuestras vidas. Deciden por nosotros. Les elegimos para ello.
    El problema surge cuando olvidan sus obligaciones y anteponen otros intereses. Como en este caso.

  8. Sergio Ehs
    23 septiembre, 2014 at 5:25 pm — Responder

    Triste noticia que una ciudadana pida ayuda a los organismos del estado por problemas de salud y no le tienda la mano para ayudarla. Más triste fue el final de ese largo sufrimiento por el derecho a la salud, esa salud que se la robaron y poco a poco fue apagándose hasta llegar al final del principio. Las ayudas nunca llegaron. Promesas que se las lleva el viento.

    Ahora, en este final del principio, Ángel sigue luchando por los derechos de los electrosensibles, el derecho a la salud. Estoy seguro que donde quiera que esté tu madre, Ángel, estará muy orgullosa de tener un hijo como tú, que altruistamente tiende la mano a ayudarnos , mientras nuestra súplicas a los organismos del estado hacen oídos sordos alegando que no hay evidencias científicas, cuando en realidad las evidencias científicas están más que demostradas empíricamente.

    Cabe preguntarse, realmente, ¿Las administraciones del estado, a quién defienden? ¿ A los ciudadanos o a las empresas?
    Dicen que de humanos es equivocarse, y de inteligentes rectificar …

    A día de hoy esperamos justicia para Ángela y para todos los electrosensibles que día a día están sufriendo de la contaminación electromagnética sin ayudas de ningún tipo por parte de las administraciones.

    Seguiremos luchando por la verdad, por la justicia y por la salud de todos los ciudadanos.

  9. María del mar Rosa
    23 septiembre, 2014 at 12:29 pm — Responder

    Quiero enviar mi agradecimiento y solidaridad para con Ángel y su padre Ismael. Darles las gracias por tanto trabajo, primero luchando por tu madre y, después, por su memoria y sus semejantes -entre los que me cuento. Lamentablemente, no sólo padecemos de electrosensibilidad sino que, además y en el mismo grado, padecemos de la ineptitud política de muchos de nuestros representantes públicos, los cuales, a tenor de los hechos, no son dignos de ocupar la responsabilidad que NO ejercen respecto, en este caso, de la salud de sus convecinos. Evidencias científicas sobran. Y, en el peor de los casos, si aún así consideraran que la cuestión reviste algún tipo de duda, incluso así, debería aplicarse el Principio de Precaución recogido y estipulado por la UE, de la que, creo, forma parte España. Un abrazo, Ángel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.