Opinión

En contestación a “¿Tanto cuesta preguntar?”

De los muchos debates que socialmente tenemos, uno de los más apasionantes y sensibles, en cuanto a importancia para nuestra civilización supone, es el que maneja el fomento de un estilo de vida científico.

Teniendo en cuenta esto, existe la verdad y la mentira. Si no se llega a la verdad es porque faltan datos o porque se miente, consciente o inconscientemente. No entro a valorar las motivaciones de quien miente, me interesa sólo la verdad. El término posverdad es sinónimo de mentira y cualquier justificación de una “posverdad” es justificar la mentira. Recomiendo ver Wikipedia.

Para llegar a este estado de cosas que me motiva a escribir un texto, lo que ha colmado el deseo ha sido el artículo de Jesús Herrero “¿Tanto cuesta preguntar?” publicado en La Voz de Pinto.

En el primer párrafo dice, refiriéndose al gobierno municipal de Pinto: “gobernar no gobierna”. Pregunta que se me ocurre: ¿En qué actos o falta de estos apoya su opinión?. Quisiera tener la oportunidad de que el autor me contestara, aunque dado que el resto el artículo no menciona ningún análisis que apoye su opinión puedo argumentar que se trata de una posverdad.

Argumenta en el artículo que el gobierno municipal de Pinto “convierte en batalla ideológica lo que no quiere ni consigue afrontar como lucha política”. De primero de carrera me diría mi hijo es entender que la batalla ideológica forma parte de la lucha política, pero el autor los pone como conceptos separados, algo que me recuerda a la homogeneización neoliberal que sufrimos y que puedo explicar, pero no ahora.

Sin embargo, lo que más me ha inquietado es acusar las acciones del gobierno municipal como dirigidas a crear enfrentamiento entre “buenos y malos”. Dejemos claro los hechos: las actividades taurinas (que son festejos para algunos) hacen sufrir a los toros. Rotundamente. Y plantearlo es un posicionamiento ético y oponerse a las actividades taurinas es ser bueno y no oponerse es ser malo. ¿Por qué? Insisto, porque las actividades taurinas hacen sufrir a los toros.

Lo que espero es que se me califique de simplista, pero ¿es que es mejor o peor?. Complicar el hecho con razonamientos florales no va a hacer desaparecer el sufrimiento de los toros.

Artículo anterior

El CEIP Las Artes de Pinto campeón de la Liga Municipal de Alcorcón

Artículo siguiente

Las Ligas Escolares de Pinto ya tienen sus trofeos

Miguel Carrero

Miguel Carrero

Soy de Pinto
Trabajo de economista en una financiera de Telefónica, Telfisa.
Desarrollo desde casa con mi mujer una actividad empresarial englobada dentro de lo que se llama la nueva economía.
Tengo una formación de más de 20 años en la materia.
Llevo años estudiando el cambio económico en el largo plazo y la repercusión social que ello puede tener.
He impartido en jornadas económicas municipales conferencias sobre el tema.

5 Comentarios

  1. Raphael
    26 junio, 2017 at 10:03 am — Responder

    El problema Miguel es que conocida la imbecilidad humana y especialmente la española, el proceso quedaria como sigue: Suprimiriamos las corridas de toros porque sufren los animales (comprobado), suprimiriamos los encierros por lo mismo (discutible), A continuación pasamos a no ordeñar a las vacas (animalistas catalanes) porque no se hace por amor al animal (ojoplático!) Despues los/las convertiremos en sagradas como en la India (mientras la gente se muere de hambre) y terminaremos adorandolos/las cual vellocino de oro.
    Siempre he amado a los animales, y mucho, pero lo de estos movimientos me chirrían tanto !!!

    • Miguel Carrero
      28 junio, 2017 at 1:36 pm — Responder

      Lo de convertirlas/os en sagradas es una posibilidad, pero me parece más la observación un juego de ciencia ficción sobre los múltiples caminos temporales.

      Que la gente se muera de hambre por ello es un absurdo. Como si lo único que se pueda comer es bóvido.

      Pero que digas que amas a los animales y que a la vez defiendas las actividades taurinas, sea la que sea, es ya imposible de digerir. Obviamente hay una contradicción en lo que dices. Obviamente estos movimientos te chirrían.

      Y si, los toros sufren en los encierros.

  2. Miguel Carrero
    21 junio, 2017 at 2:35 pm — Responder

    Raphael:
    Los toros también sufren en los encierros.
    De lo demás no te comento porque sería sólo opinar de opiniones.

    Mario:
    Lo que te hace bueno son las buenas acciones. Y oponerse al maltrato animal es una buena acción y te hace bueno. Creible.
    De lo demás no te comento porque sería sólo opinar de opiniones.

  3. Raphael
    21 junio, 2017 at 9:49 am — Responder

    El cambio económico en el largo plazo creo que es la materia a la que ha dedicado media vida. Al estudio de la posverdad y la wikipedia algo menos, aunque actualmente es sobre lo que más nos gusta escribir.. Efectivamente, no hay que retorcer nuestras mentes para entender facilmente dos cuestiones: Gobernar, no gobierna porque han tenido tiempo suficiente ( va para dos años) para zanjar este asunto con una encuesta/referendum popular que dejaria finiquitado el asunto.
    Y segundo lo de buenos y malos. tambien lo veo claro. Es intentar poner en contra a “los no posicionados” para sumarlos a la causa. Echar mano al principio posmodernista y tirar de ese recurso que tanto NOS duele que es el maltrato animal, cuando de verdad de lo que se habla es de realizar unos encierros.EN-CIE-RROS !!!
    Así que si no somos capaces de entender algo tan simple: zapatero a tus zapatos.

  4. Mario
    21 junio, 2017 at 9:44 am — Responder

    Oponerse ta hace ser bueno??, y si no eres malo…increible.
    Lo que echo en falta es que los que os oponeis no os informeis un poco de todo lo que rodea al toro y visiteís alguna ganadería, y de verdad os preocupéis por el toro. Queréis acabar con las corridas de toros (muy bien es vuestro objetivo), pero y despues que hacemos con los toros?. Los vais a costear vosotros y os vais a preocupar de seguir manteniendo ese animal?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.