Opinión

Lo más importante de Pinto

Innecesario, desalentador, revelador, triste… Hay muchos adjetivos que podrían describir el ya famoso pleno extraordinario sobre la subvención a los festejos taurinos. Es innecesario porque, francamente, Pinto no necesita un pleno sobre este asunto pudiendo tener uno que hable sobre pobreza, sobre la limpieza de nuestras calles, sobre los comedores escolares o sobre la C3, por poner algunos ejemplos. No es que el asunto en cuestión no tenga importancia, es que hay muchas cosas más importantes. Es desalentador porque demuestra que muchos concejales nos mintieron en campaña: como se puede demostrar, en la entrevista de la Voz de Pinto algún representante de partido declaró que estaba en contra de dar dinero público a los toros y hoy pide lo contrario. Es revelador, porque demuestra el único interés que algunos tienen por Pinto y sus verdaderas necesidades. Y, por todo lo anterior, esto es triste.

Creo firmemente en la democracia parlamentaria, esto es, creo que en el ayuntamiento se sientan representantes de todos los pinteños, pero algo falla: o los concejales de los que hablo han dejado de representar a nuestros vecinos o nuestros vecinos han dejado de ser pinteños, pues la representación ha dejado de existir. Que no se asuste algún concejal aludido si está leyendo estas líneas, ya que a pesar de no existir esa idílica representatividad, cobrará al menos durante 4 años del dinero de los contribuyentes de Pinto.

¿Son los concejales que han pedido un pleno extraordinario para que haya dinero público para los toros de que este tema no es el que ronda la cabeza de los pinteños? ¿Saben que hay vecinos que llevan años pidiendo que se abra la torre de Éboli? ¿Saben que hay una vía C3 cuyo funcionamiento debe mejorar urgentemente? ¿Saben que hay un centro de salud reclamado por un gran número de pinteños? ¿Saben que Pinto sigue más sucio que nunca y que muchos no han movido un dedo para solucionarlo? ¿Saben que hay familias, familias con menores a su cargo, que necesitan urgentemente una ayuda para salir adelante? ¿Se enteran de que podrían haber pedido un pleno para tratar estos asuntos y han preferido abrirlo para destinar dinero a un acto que ni es necesario (podemos vivir sin festejos taurinos) y ni es agradable para todos (para poca gente dadas las manifestaciones para defenderlo)? Me gustaría que los concejales aludidos sean conscientes de la frustración que pueden generar las respuestas a mis preguntas por parte de los pinteños.

Sugiero a los cargos públicos que comienzan esta legislatura una pequeña acción. Vayan más allá del Parque Éboli. Caminen por ese campo hasta llegar a un vértice geodésico. Súbanse a él. Observen. Verán Getafe, el Cerro de los Ángeles, los edificios que alcanzan el cielo de Chamartín… Y verán Pinto. Pinto, el pueblo al que ustedes decidieron representar. Son casi 50.000 personas. Cuando sean conscientes de la bella ciudad que están contemplando háganse una pregunta: “¿Qué soy yo?” Cuando se den cuenta de que son los concejales de Pinto y están para solucionar nuestros problemas, para llegar a consensos y dialogar (aunque les cueste) y para participar de la democracia volverá a haber representatividad. Mientras no lo hagan, la representatividad de la que tanto hablo no existirá por mucho que se diga porque no estarán atentos a los verdaderos problemas de las personas: o los vecinos que dicen que representan no somos los pinteños o es que mis vecinos y yo hemos dejado de ser pinteños.

¿Quieres recibir las noticias destacadas de La Voz de Pinto en tu correo electrónico?
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER semanal

Los datos proporcionados se usarán para el envío por email de nuestro newsletter semanal y pasarán a formar parte del fichero de datos de Suar Consulting s.l. (lavozdepinto.com). Los datos podrán ser modificados o borrados en cualquier momento enviando un correo a redaccion-arrob-lavozdepinto-punt-com

Artículo anterior

Espectáculos junto al lago del Parque Juan Carlos I para disfrutar del fin de semana en Pinto

Artículo siguiente

El actual Campeón de España de pádel sub-23 reside en Pinto

Javier Bedmar

Javier Bedmar

Nací en el 94. Progresista, europeísta y católico. Ingeniero de materiales.
No dejemos nada por imposible y no dejemos de sonreír.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.