Opinión

Morir matando

Ayer vivimos el último episodio del sainete tragicómico en el que se ha convertido IU-CM y el de las agrupaciones locales afines a la dirección regional. Por la mañana nos desayunamos con la impugnación por parte de esta formación política de diversas candidaturas de unidad popular de Madrid y de la zona sur de la región, entre las que se encontraba la candidatura de Ganemos Pinto, ante las Juntas electorales de zona. En estas impugnaciones alegaban el registro de su coalición como Izquierda Unida Ganemos La Comunidad De Madrid Los Verdes y el supuesto perjuicio que genera la coincidencia de nombre de estas agrupaciones y coaliciones.

Tal artimaña viene precedida del anuncio del registro del nombre de la coalición en Madrid añadiendo el termino Ganemos a primeros del presente mes. Solo dos días después su candidato a la Comunidad de Madrid, Luis García Montero, instaba dar marcha atrás a la coalición. Sin embargo este sábado, saltaba la noticia de la impugnación de las candidaturas. Horas después, y tras hacerse eco todos los medios de comunicación y producirse una avalancha en las redes sociales tras el comunicado emitido por Ganemos Pinto, llegando a ser Trending Topic nacional en Twitter, la dirección regional de IU ha comunicado a través de esta red social que instaba a retirar las impugnaciones y ha negado que tal maniobra haya sido urdida desde dicha dirección regional, responsabilizando de todo a las direcciones locales de los municipios implicados.

Toda esta sucesión de despropósitos no es más que el ultimo capitulo de una larga serie de despropósitos que no hace sino ahondar en una crisis abierta con el resultado de las primarias de la formación y que amenaza con dar la puntilla a una federación en guerra permanente entre las diferentes corrientes y que la tensión entre los partidarios de la confluencia con otras fuerzas políticas y el núcleo duro de la formación, con Ángel Pérez y Gregorio Gordo a la cabeza. La previsión de una debacle de la formación en muchos municipios donde pueden dejar de tener representación en los consistorios en favor de estas candidaturas de confluencia, les ha hecho dar este paso a la desesperada, con el único propósito de intentar neutralizar en los despachos unos movimientos que los ha sobrepasado ampliamente en apoyo popular, mostrándose en muchos casos, como el de nuestra localidad, como la única alternativa real al bipartidismo desde posiciones a la izquierda del espectro político tradicional. Sin embargo esta burda maniobra no solo no ha servido a su objetivo, sino que ha hecho que miles de personas en toda la Comunidad hayan comprobado hasta que punto unas personas al frente de una formación en claro retroceso, sino en proceso de desintegración, es capaz de intentar hundir al contrario con tal de salvar su pequeña cuota de poder, aun a costa de sacrificar todo el trabajo y el esfuerzo de muchas personas y el prestigio y credibilidad de dicha organización. Por el contrario, ha puesto en el mapa mediático a algunas de estas organizaciones, como el caso de Ganemos Pinto. La organización Pinteña tuvo los reflejos de ser los primeros en emitir un comunicado al respecto rechazando la maniobra de IU-CM, y comenzar una campaña mediática a través de las redes sociales que ha llevado el conflicto al disparadero mediático del fin de semana, comparado solo con la entrevista televisiva a Pablo Iglesias o la jornada de fuútbol en primera división. Todo esto en el transcurso de la mañana y mientras realizaban uno de los principales actos de precampaña previstos por la coalición Pinteña. Solo tras esta campaña de denuncia IU emitió un escueto comunicado a través de las mismas redes sociales negando su implicación en la impugnación, acusando a las agrupaciones locales implicadas y anunciando que ordenará a sus representantes en las Juntas electorales la retirada de dichas impugnaciones.

Hayan sido promotores o cómplices, la implicación de IU-Pinto demuestra una falta de ética democrática que asusta. Un partido que durante los últimos cuatro años ha estado desaparecido en la localidad, sin dar señales de vida por ningún lado. Solo cuando han visto que el proyecto de Ganemos Pinto iba en serio, que era una formación con músculo y que podía volver a dejarlos fuera del Ayuntamiento, entonces y solo entonces han aparecido en la vida pública. Lo triste es que lo hayan hecho para protagonizar un asunto tan poco edificante para la vida política Pinteña y no para demostrar altura de miras y confrontar ideas o, mejor aún, ponerlas en común con el proyecto de Ganemos Pinto pues entonces nos diferenciarían muchas menos cosas de las que nos separan. Pero si su único interés es el destruir y hacerse notar, para poder estar en la actualidad política y satisfacer el ego de algún dirigente de la organización, entonces tendrá enfrente, no solo a Ganemos, sino a toda la sociedad Pinteña y volverán tras el próximo día 24 de Mayo al ostracismo.

¿Quieres recibir las noticias destacadas de La Voz de Pinto en tu correo electrónico?
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER semanal

Los datos proporcionados se usarán para el envío por email de nuestro newsletter semanal y pasarán a formar parte del fichero de datos de Suar Consulting s.l. (lavozdepinto.com). Los datos podrán ser modificados o borrados en cualquier momento enviando un correo a redaccion-arrob-lavozdepinto-punt-com

Artículo anterior

Izquierda Unida impugna el nombre de Ganemos

Artículo siguiente

Izquierda Unida retira la impugnación presentada contra Ganemos

Carlos Barrero

Carlos Barrero

Inconformista por naturaleza. Defensor de causas perdidas. Activista sindical y militante de MIA Pinto y Ganemos Pinto. http://www.cabalarojo.blogspot.es

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.