Opinión

Pinto, un pueblo con orgullo

Hoy se celebra en diversos puntos de la geografía española el día del Orgullo LGTBI, un día que aunque sirva de reivindicación- sí, en el siglo XXI- para un determinado colectivo, se ha convertido en una auténtica fiesta a favor de la libertad sexual de las personas.

Tradicionalmente se celebra el sábado anterior o el posterior al 28 de junio, día en que se recuerdan los disturbios en Nueva York (Stonewall) en 1969, fecha que marcó el inicio del movimiento de liberación homosexual.

Durante la pasada legislatura se presentaron varias mociones en el Ayuntamiento de Pinto para favorecer la concienciación del respeto, y aunque todas fueron aprobadas en el pleno (ese sitio en el que ahora no se deja de gritar), tristemente, nunca se llevaron a cabo.

Resulta curioso como Cristina Cifuentes, en un alarde de modernidad y de liberalismo instaló minutos antes que Manuela Carmena la bandera arcoíris en la sede de la Comunidad de Madrid, esto parece ser el “ a ver quién la tiene más grande”, cuando al igual que se bajan las banderas a media asta cuando hay una víctima, se deberían instalar esta bandera que representa el sentimiento de un colectivo que ha sido y, aunque cada vez menos, sigue represaliado por su condición sexual. Y digo yo ¿A mí qué me importa con quién te acuestes? Creo que a ellos les importa lo mismo que lo que debería importarnos a nosotros.

En Pinto la bandera arcoíris también luce en el balcón del Ayuntamiento de Pinto, como antes lo hiciera el pequeño Nicolás. Y no ha hecho falta gastarse 14.000 euros de los vecinos en ella, una simple bandera y unas bridas han sido toda la inversión. Una inversión que ha salido del bolsillo de una persona, da igual de quién sea, a qué partido político represente o cuál será su programa electoral. También me importa poco de quién ha sido la idea, la cuestión es que se ha hecho. En esta cuestión creo que las medallitas hay que dejarlas a un lado.

¿Sabéis por qué me da igual? Porque ha mostrado respeto y orgullo al defender la libertad. ¿Una bandera ejemplifica la libertad? Pues sinceramente creo que sí, y lo bonito es que cada uno puede colgarse cualquier bandera al hombro y defender sus intereses. Por lo menos por ahora, si no se aplica la Ley Mordaza.

¿Quieres recibir las noticias destacadas de La Voz de Pinto en tu correo electrónico?
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER semanal

Los datos proporcionados se usarán para el envío por email de nuestro newsletter semanal y pasarán a formar parte del fichero de datos de Suar Consulting s.l. (lavozdepinto.com). Los datos podrán ser modificados o borrados en cualquier momento enviando un correo a redaccion-arrob-lavozdepinto-punt-com

Artículo anterior

¡Que vivan las cadenas!

Artículo siguiente

Tercer mes consecutivo con bajada del paro en Pinto

Israel Sánchez

Israel Sánchez

Periodista y consultor de comunicación

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.