Opinión

Temporada de vértigo en el Club de Balonmano de Pinto

Si la temporada pasada la sensación fue de alivio al ver como unos pocos aguerridos aguantaron en la categoría con dignidad estoica, esta temporada ha sido vertiginosa. Una temporada de vértigo, de subidas y bajadas, de ganar al campeón de liga cuando visitaron el Sandra Aguilar, a perder contra el colista cuando disputaron en su campo. Sí, hablamos del equipo masculino que se mantiene por segundo año consecutivo en Primera Estatal.

Algunos dirán que ha sido una temporada irregular, otros dirán que ha sido una temporada agridulce (con más sabor agrio que dulce). Yo prefiero decir que ha sido una temporada de vértigo. De estar hoy aquí, y mañana allí, de ganar partidos en el último segundo, o de perder partidos que se empiezan ganado con cinco goles de ventaja. De hacer una primera parte estupenda y tirarlo todo por la borda tras el paso por el vestuario. O al revés. De hacer a la vez una cosa y todo lo contrario. Así son nuestros chicos. Tal vez así sea el balonmano.

Esto se ha traducido en una sensación de que hoy todo podría ser mucho mejor. Quizás lo peor sea sentir que podrías haber ganado y sumado dos puntos más, o que simplemente el juego podría ser más completo. Aunque también, con tanto vértigo, esta temporada nos ha demostrado que se puede aprender y estar satisfecho con el trabajo bien hecho cuando se pierde, pero se da lo mejor como equipo en la pista, hasta el final. Sin arrugarse, sin miedo, sin conformarse.

Séptimos en la clasificación con 28 puntos. Pero siendo el sexto equipo menos goleado del grupo, gracias a la defensa y a los porteros Hugo Alonso y Diego Pérez Trejo. Y teniendo a dos jugadores entre los 11 máximos goleadores del grupo, Alejandro García Alcalde (6º) y Luiso Arroyo (11°) con más de 4 goles de media por partido cada uno. Con la permanencia asegurada desde hace tiempo, pero sin opciones de alcanzar metas más altas, el equipo no supo encontrar objetivos por los que luchar y mantenerse motivado.

Una temporada de vértigo en la que podían haber sido los primeros o los últimos. En la que podían haber ganado todos los partidos o no haber ganado ninguno. Una temporada cuya mejor aportación puede que sea haber mostrado el camino a seguir para poder crecer, para poder continuar, para poder mejorar. Pero una temporada que da paso a otra en la que, de nuevo, este equipo va a dar mucha guerra, y mucho de qué hablar.

Además, el club local emprendió dos nuevos proyectos con mucha ilusión, con mucha pasión: el equipo femenino y el de Tercera Territorial.

Las chicas empezaron la temporada con muy poco rodaje, haciendo un gran esfuerzo para conocerse y engranar rápido el equipo. Con jugadoras que ya tenían experiencia y jugadoras que empezaban de cero. El reto se presentaba complejo, y así ha sido. Con partidos en los que han brillado por sí solas y partidos que han sido para olvidar. Lo importante era sentar las bases de un proyecto muy ilusionante: objetivo cumplido.

El equipo de Tercera Territorial ha demostrado un gran potencial, lo que se puede traducir en muchas alegrías para el club en los próximos años. La intención era crear cantera con nuevos jugadores que pudieran formarse y adaptarse a este deporte. Al igual que en el caso anterior, muchos jugadores no habían tocado un balón en su vida, sólo eran aficionados. Pero la progresión del equipo y de los jugadores más noveles se ha demostrado partido a partido. El equipo ha terminado tercero en la clasificación, sólo a un puesto de ascender a Segunda Territorial.

Los más pequeños y los más jóvenes, se hacen mayores. Los equipos prebenjamín, bejamín, alevín, infantil y juvenil siempre nos enseñan los valores más entrañables de este deporte y la manera en la que disfrutan, comparten y crecen juntos. Como deportistas y como personas. Con valores deportivos y con una gran sonrisa.

Como aficionado a este deporte y al Club Balonmano Pinto, creo que es de justicia hacer algunos agradecimientos al corazón y alma que lo hace posible todo. Es de bien nacidos ser agradecidos.

A los jugadores, entrenadores, padres y madres y afición, por ser protagonistas. A los vecinos de Pinto, concejales, miembros de otras asociaciones o clubes deportivos que habéis compartido alguna tarde en el Sandra Aguilar. A los medios de comunicación locales como Zigzag, La Voz de Pinto o Al Cabo de la Calle, por ser un altavoz y dar visibilidad. A Sandra Aguilar, nuestra campeona olímpica cuya generosidad vale más que un oro, por brindar aquel saque de honor. A Quental, porque sin su apoyo necesario esta aventura sería una tragedia, y también al resto de los patrocinadores: Grupo Egido, dealerBest, Tévez Élite Fitness Pinto, Pollerías Castillo y pescadería La Lonja Hermanos Alegre.

¡Hasta septiembre!

¿Quieres recibir las noticias destacadas de La Voz de Pinto en tu correo electrónico?
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER semanal

Los datos proporcionados se usarán para el envío por email de nuestro newsletter semanal y pasarán a formar parte del fichero de datos de Suar Consulting s.l. (lavozdepinto.com). Los datos podrán ser modificados o borrados en cualquier momento enviando un correo a redaccion-arrob-lavozdepinto-punt-com

Artículo anterior

Sala Anubis de Pinto trae a Fran Ocaña y Tijeritas en concierto

Artículo siguiente

Los pinteños podrán fortalecer la memoria

Emilio José Serrano Pastor

Emilio José Serrano Pastor

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.