Opinión

Thelma y Louise a la española…

La película a la que hago referencia, en su día provocó una gran polémica debido a que Hollywood no tenía claro que un film de este tipo, donde dos mujeres combatían pistola en mano a la violencia machista, pudiera ser aceptado por la sociedad norteamericana.

Finalmente, supuso un éxito tan inesperado como fructífero, ya que hoy en día, este largometraje es considerado como un icono del feminismo, no sólo por su lucha contra la violencia de género, sino también por la denuncia de actos machistas que relegaban a la mujer a un segundo plano dejándola sin autonomía propia.

Este artículo lamentablemente no va encaminado a ensalzar la figura de las miles y miles de mujeres españolas que perfectamente podrían encajar en el papel de Geena Davis o Susan Sarandon y que luchan día a día para que sus derechos individuales, sociales y laborales sean reconocidos e igualados a los del hombre, sino que va dirigido a aquellas que teniendo el poder para cambiar el sistema, únicamente miran por su propio interés y no en el colectivo.

Alguien puede ver en una de las protagonistas de este artículo algún paralelismo debido a su reciente huída y posterior persecución por parte de la policía, pero esa es una de las pocas semejanzas que desgraciadamente veo con las intérpretes de la película.

Lo que sí vincula a las actrices con mis dos protagonistas, es la huída hacía delante de ambas sin tener en cuenta las directrices marcadas por los “varones” de sus respectivos partidos.

Sí, me refiero a Esperanza Aguirre y Susana Díaz.

Sobre la primera, ya avancé en su momento que la única razón por la que dejaba la primera línea política era que atisbaba el declive del PP y que su objetivo sería subirse de nuevo al carro con la intención de asestar el golpe maestro que la lleve a ser candidata a la presidencia del gobierno, ¿cómo conseguirlo?, muy fácil, eso sí… sólo tiene una bala, y pasa por ser la próxima alcaldesa de Madrid.

Ante el más que previsible batacazo electoral que el PP se dará en las próximas elecciones municipales y autonómicas (como hemos visto recientemente en Andalucía), hay una posibilidad seria de que Esperanza Aguirre consiga resistir la embestida y acceda a la alcaldía de Madrid, presumiblemente pactando con Ciudadanos, de ahí los continuos guiños de la “Lideresa” hacia la formación naranja. Eso provocaría que la maquinaria mediática afín se pusiera en marcha para derrocar al candidato Mariano, vendiendo como único rayo de Esperanza (nunca mejor dicho) para ganar las elecciones, a la presidenta del PP madrileño.

Sobre la segunda, más de lo mismo, las relaciones entre Rajoy y Esperanza son tan tensas como las de Pedro Sánchez y Susana Díaz. Ambos varones ven amenazado su liderazgo, en el primer caso está por ver dependiendo de lo anteriormente relatado, sobre el segundo, puedo asegurar que Pedro Sánchez ya es un cadáver político.

Todos sabemos que los partidos políticos manejan encuestas, y estas hoy por hoy, daban como clara ganadora a Susana Díaz, de ahí que la andaluza decidiera adelantar las elecciones de su comunidad antes de que la ola de partidos emergentes pudiera arrastrar a su electorado a otras orillas.

Pero ese no fue el único motivo del adelanto, como pasará con el PP, el PSOE es claro favorito a perder las elecciones municipales y autonómicas y eso, irremediablemente dirigirá las miradas a Andalucía para que Susana sea quien lidere la candidatura a la presidencia del gobierno. Un dato más sobre el miedo que Pedro Sánchez tiene a este suceso, podemos verlo reflejado el mismo día que cesó a Tomás Gómez como candidato a la Comunidad de Madrid, ¿que había cambiado en Tomás Gómez para que quien le había dado su apoyo públicamente ahora le cesara? nada, sólo que Susana había adelantado las elecciones andaluzas y Tomás y la cúpula del Partido Socialista de Madrid era afín a ella.

Como se puede apreciar, la inteligencia y la capacidad de liderazgo de estas dos mujeres están fuera de toda duda, lástima que, como han demostrado cuando han tenido (y tienen) posibilidad de gobernar, en vez de poner toda esa astucia a trabajar por reducir la desigualdad y consolidar derechos adquiridos por la lucha de anteriores generaciones, pasarán a la historia por ser gobiernos donde la corrupción (trama Gürtel y ERES) ha campado a sus anchas con innumerables imputados y encarcelados que han trabajado bajo su mandato.

Son muchas las Thelma y Louise que trabajan de forma abnegada por el cambio, si bien es cierto que están en la otra trinchera, la de la clase trabajadora. Espero que la historia les reserve el lugar que merecen, ya que pienso que la Revolución que este país necesita vendrá de su mano.

En Ganemos Pinto tenemos la suerte de contar con muchas de ellas, y esta vez el final de la película será diferente y no tendrán que saltar por un precipicio acorraladas, ya que serán ellas parte fundamental a la hora de defender sus derechos y libertades, y de esa forma dar oportunidades a que otras heroínas cojan un relevo que consolide sus luchas.

Al menos ese es mi deseo…

Artículo anterior

El PP presenta en Pinto a sus candidatos de Madrid Sur

Artículo siguiente

Pinto celebra la Semana de la Salud del 7 al 10 de abril

José Lagos

José Lagos

Militante de MIA-Pinto y miembro de Ganemos Pinto

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.