Opinión

Vivir de la Política: Qué vivos están Machado y Don Quijote

Cuando Don Antonio Machado susurró al oído de Juan de Mairena La corriente en el hombre es la  tendencia a  creer verdadero cuanto le reporta alguna utilidad, estaba asumiendo una experiencia, pero también un fracaso social, que completa con Por eso hay tantos hombres capaces de comulgar con ruedas de molino, algo que, culturalmente, parece un hecho congénito con la especie; sin embargo, también Machado, en su necesidad de ideal, muestra un eco de esperanza tan débil como obligado en el proceso vital: Os hago esta advertencia pensando en alguno de vosotros que habrá de consagrarse a la política.

Azorín trató valores del político, como la eubolia, y así situó al político que muchos ciudadanos anhelan, pero pocas veces defienden.

En definitiva, cuando el cambio parece que puede establecer cauces ciudadanos de mejora de la convivencia, independientemente de los lógicos errores que en un difícil camino aparecen, el sentido de la utilidad de algunos/as políticos/as en Pinto, puede poner ruedas de molino insalvables en el camino del equipo actual de gobierno. Sin duda, esta puede ser la idea de personas que hayan participado en política pensando en lo útil que es ésta a sus intereses y no a la ciudadanía.

Será interesante ver los argumentos esgrimidos por alguno/a para defender que la política no se puede hacer si no se aseguran unos salarios y la colocación en puestos remunerados de algunos fieles (aunque no se expresará así). El actual alcalde y algún concejal ya demostraron que se puede hacer política de oposición con algo de tiempo y buena voluntad. Demostraron que se podía hacer oposición renunciando a aquellos medios que se les ofrecía. Un ejemplo, hay que reconocerlo.

Es por ello que, el próximo Pleno del Ayuntamiento de Pinto tal vez suponga la revelación de que el resto de políticos en la oposición, algunos de ellos sin dedicación laboral, pueden trabajar con los medios que tienen y no tengan como interés supremo primero la utilidad de la política para ellos y después a ver qué pasa.

Es un verdadero reto afrontar una legislatura de cambio, asumiendo que las cosas han de cambiar en la realidad, no en el discurso. Malo será si lo que se asume es que el cambio ha de escucharse pero no verse, que no hay simbología en actuaciones pequeñas, sin importancia, como no exigir salarios o medios innecesarios para quien, en gobierno u oposición, pretendan reemplazar con estos medios el trabajo y esfuerzo que él/ella deben hacer.

La política siempre me costó dinero; pero no es un mérito, pues se trata de una actividad voluntaria; sin embargo sí creo que puede ser un modo de decir que, para estar en política, no ha de ser prioritaria la rentabilidad económica que de ésta se obtiene, bien directamente o bien indirectamente por alivio del trabajo que el político ha de hacer. Por ello, pensando en la oposición actual en el Ayuntamiento de Pinto, espero que, a la hora de tratar en el Pleno sobre remuneraciones y asuntos relacionados, no se dé aquel aserto de Don Quijote: En las desventuras comunes se reconcilian los ánimos y se estrechan las amistades.

JOSÉ LUIS ESPARCIA

Artículo anterior

Cuarto puesto para la Selección Española de Gimnasia Rítmica en Baku

Artículo siguiente

H.I.G. Capital compra el Centro Comercial Plaza Éboli

José Luis Esparcia

José Luis Esparcia

Escritor

2 Comentarios

  1. Manuela
    25 junio, 2015 at 7:07 pm — Responder

    Ahora los partidos nuevos no tienen sede, se reúnen en la calle, en asambleas en las que decide no se sabe quién. Y está mal visto hablar de cargos de confianza, asignaciones a partidos políticos, liberaciones, estructuras… y es normal que así sea, debido al mal uso de tiempos pasados. Pero los ciudadanos debemos garantizar a los servidores púbicos unos mínimos para su dedicación. Si esto no fuera así, únicamente se podrían dedicar a la política unos pocos, y todos sabemos quiénes serían y que perseguirían.
    Debemos proteger entre todos a los políticos (con mayúsculas), a los partidos políticos y a los sindicatos. Ya va siendo hora de que recobren la dignidad que les pertenece, y que unos cuantos sinvergüenzas de entre ellos han arrebatado. Y esto no significa que no debamos exigir transparencia, honestidad, dedicación… y habrá que hacer un ejercicio ciudadano de participación y control de las instituciones. Pero también habrá que dotarles de los recursos necesarios, por el bien de todos. Y esto no tiene nada que ver con la rentabilidad económica de los políticos.

  2. Jose P. Garcia
    25 junio, 2015 at 11:15 am — Responder

    Sr. Esparza. Como contestación a la loa que con gran pompa y entusiasmo dedica a nuestro alcalde y a su mano derecha, quiero exponer otro punto de vista sobre su artículo :

    Evidentemente en sus currículos está el haber trabajo con pocos medios (materiales y humanos ) y haber conseguido con el trabajo bien hecho el estar hoy en dia presidiendo nuestro municipio.
    Ahora bien, se le olvida resaltar que tanto el alcalde como su mano derecha han sido siempre, desde tiempos inmemoriales, trabajadores LIBERADOS, es decir, para el que no lo conozca, que tu empresa te paga y tu dedicas tu
    tiempo a representar a los trabajadores. Ese tiempo evidentemente se emplea en asesorar, representar y defender a tus compañeros pero también se puede utilizar para sacar adelante el proyecto MIA.
    Hace Vd. mucho hincapié en el tema económico pero, amigo, es que es algo fundamental; Si tu tienes cubierto el pago de tu hipoteca, el coche, el supermercado, el IBI…. todo es más fácil. No es que seamos peseteros, es que
    es la cruda realidad y por eso el programa MIA funcionó.

    Ahora, estos señores van a ser los gestores económicos de nuestro ayuntamiento. Parece que como un gesto de complicidad con las tendencias actuales se van a bajar los sueldos un diez por ciento, pero quieren aplicar una bajada
    del treinta por ciento para la oposición. En principio no parece muy democrático. Además, el alcalde se quiere poner un sueldo por encima del que va a cobrar Manuela Carmena alcaldesa de Madrid. Ya conozco
    la tremenda autoestima que el señor Rafa Sanchez se tiene, pero esto es, hablando en su lenguaje, pura casta ¡!
    Pero no lo es todo. Las concesiones hechas a los partidos de la oposición son nulas . Parece una autentica vendetta que se entendería en el caso del PP pero que te deja boquiabierto en el de “su socio” de investidura el PSOE.
    No solo se le denegó los cargos de confianza que encima han sido explotados de forma retorcida y torticera contra los socialistas si no que se les ha denegado propuestas como liberaciones parciales, e incluso el de una secretaria para llevar los papeles
    de unos concejales, que van a tener que conjugar su trabajo cotidiano con el acta de concejal.
    Y sin estar liberados, Sr. Esparza ¡!! Estos tendrán aún más mérito, verdad ¿¿¿¿
    Estos son los tintes de la nueva política, el concepto de indignación llevado al paroxismo .Hemos confundido la participación ciudadana con el guirigay continuo, el inmovilismo y la reacción y queremos convertir la Casa Consistorial en una especie de Salones Roldan para no sé qué.
    Así que Sr. Esparza nada de capotes, porque en Pinto somos anti taurinos. Cuando alargas la mano para que te la corten es cuando más vigencia tiene el aserto de Don Quijote: “En las desventuras comunes….. “ o ésas más castizas de
    “arrieros somos…” o “donde las dan las toman”

    Jose P. Garcia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.