HistoriaPinto en la historia

El Cerro de los Ángeles, ¿centro geográfico de la Península Ibérica?

A pesar de las abundantes referencias bibliográficas de los siglos XVI, XVII, XVIII y XIX que confirman a la villa de Pinto como Centro Geográfico de la Península Ibérica, a principios del siglo XX se inició una disputa con la vecina localidad de Getafe por este motivo.

Orígenes

El 13 de mayo de 1900 se publicó una carta abierta en La Semana Católica en la que Francisco Belda y Pérez de Nueros, marqués de Cabra y subgobernador del Banco de España, proponía la elección del Cerro de los Ángeles para el emplazamiento de un Monumento Nacional al Sagrado Corazón de Jesús. En la cima de dicho cerro, donde había un telégrafo, se situaba una antigua ermita en honor a la Virgen de los Ángeles, patrona de Getafe, a donde los labradores de la comarca subían en carro triunfal a la venerada imagen. También por su situación elevada y por hallarse separado de toda población se estableció un lazareto anticolérico en diferentes momentos del siglo XIX.

Grabado de la ermita de Nuestra Señora de los Ángeles 1884

Grabado de la ermita de Nuestra Señora de los Ángeles 1884

Procesión de la Virgen desde la Ermita de los Ángeles. Grabado de 1881

Procesión de la Virgen desde la Ermita de los Ángeles. Grabado de 1881

Francisco Belda había elegido ese lugar para el monumento “por muchas razones, y entre ellas por la circunstancia de hallarse en el centro geográfico de la Península, o sea, en el punto en que se cortan dos líneas diametrales trazadas desde el cabo Ortegal hasta el de Palos, y desde el de Creus al Espichel. La elevación del Cerro permite divisar perfectamente desde muchos puntos de Madrid y de sus alrededores el admirable monumento y con auxilio de gemelos percibir los detalles del mismo”. Esta curiosa y cuestionable forma de determinar el centro geográfico peninsular fue el embrión de la moderna disputa sobre el centro peninsular entre Pinto y Getafe.

Siguiendo las indicaciones del Señor Belda para hallar el centro geográfico, las líneas se cortarían en un punto situado a más de seis kilómetros al nordeste de la cima del Cerro de los Ángeles.

Siguiendo las indicaciones del Señor Belda para hallar el centro geográfico, las líneas se cortarían en un punto situado a más de seis kilómetros al nordeste de la cima del Cerro de los Ángeles.

El emplazamiento del monumento, por tanto, tendría un alto valor simbólico, ya que el Sagrado Corazón ocuparía el centro de la vida del país. Una idea semejante se fraguó en México, donde se consagraría a Cristo Rey un monumento en el Cerro del Cubilete, situado en el centro geográfico de la República.
En 1914, Ramón García Rodrigo de Nocedal volvió a lanzar la misma propuesta dándola el impulso definitivo e insistiendo en el mismo lugar de construcción, “por ser aquel el primer vértice geodésico de referencia, el punto más central y preeminente” y también porque “en aquella altura, en aquella prominencia está de tiempo inmemorial en su secular ermita, de origen tan remoto como ignorado, la Virgen Santísima de los Ángeles”. Esta nueva propuesta, gracias a la dedicación y ayuda del Padre Crawley, religioso de los Sagrados Corazones, y del ya santo jesuita P. José María Rubio, consiguió materializarse.

Imagen del rey Alfonso XIII en la inauguración del monumento

Imagen del rey Alfonso XIII en la inauguración del monumento

Monumento original del Cerro de los Ángeles

Monumento original del Cerro de los Ángeles

Finalmente, la realización de la idea fue encomendada a la Unión de Damas Españolas que aprobó el boceto, presentado por el escultor Aniceto Marinas y el arquitecto Carlos Maura Nadal. El monumento fue construido por suscripción popular siendo colocada la primera piedra el 30 de junio de 1916. La solemne inauguración corrió a cargo del rey Alfonso XIII el 30 de mayo de 1919. De esta manera se cumplió la profecía del padre Hoyos, y el Corazón de Jesús fue entronizado en el mismo corazón de España, convirtiéndose en un lugar santo de peregrinación para los católicos españoles. Este hecho levantó una oleada de protestas y críticas desde un sector más progresista que se mostraba contrario a una concepción teológica del Estado.

El monarca, con voz pausada y serena, inició el Acto de Consagración con estas palabras:

“Corazón de Jesús Sacramentado, Corazón del Dios – Hombre, Redentor del Mundo, Rey de Reyes y Señor de los que dominan:

España, pueblo de tu herencia y de tus predilecciones, se postra hoy reverente ante ese trono de tus bondades que para Ti se alza en el centro de la Península.”

En el verano de 1936, en plena guerra civil, milicianos republicanos dinamitaron el monumento reduciéndolo a ruinas.

Restos del monumento

Ruinas del monumento en el verano de 1936

Finalizada la guerra, la dictadura franquista ordenó construir un nuevo monumento inaugurándose el 30 de mayo de 1965. El monumento fue popularmente conocido como el centro peninsular gracias al apoyo del régimen por su valor simbólico religioso, siendo considerado el centro espiritual de España.

 

Placa del Vértice Geodésico situado en el Cerro de los Ángeles

Placa del Vértice Geodésico situado en el Cerro de los Ángeles

Vértice geodésico

En esta placa situada en el Cerro de los Ángeles solo se indica una posición exacta que forma parte de una red de triángulos con otros vértices geodésicos.

La geodesia es la técnica empleada para la medición terrestre. En un principio tuvo un alcance estrictamente nacional. En 1853 se encargó al ejército hacer la cartografía nacional a partir de una red geodésica.  En 1858 se eligió la localidad de Madridejos, 70 kilómetros al sureste de Toledo, para iniciar dicha red debido a su ubicación y condiciones del terreno. Este trabajo estuvo dirigido por el entonces coronel Ibáñez Íbero desde el año 1856 y para ello estuvo auxiliado por el quinto regimiento de artillería a pié. Los trabajos duraron 3 años. En la actualidad, la red geodésica consta de 10.940 hitos. Los hitos, también llamados vértices geodésicos, son puntos del paisaje monumentados para señalar latitudes, longitudes y altitudes. Por tanto, el hito colocado en el cerro de los Angeles no señala el centro geográfico de la península ibérica.

La disputa por la centralidad

La disputa por la centralidad peninsular llevó a la localidad de Getafe a utilizar el mismo escudo heráldico que utilizaba Pinto. Desde 1948 a 1952 ambas localidades mantuvieron una encendida correspondencia por ese motivo. Finalmente, el Ayuntamiento de Pinto llevó ante la Justicia esta discordia y el tribunal le dio la razón. El regidor pinteño llegó a solicitar al regidor getafense “en aras de la justicia y de la buena vecindad”, que dejara de utilizar el escudo de Pinto, indicándole la conveniencia de que adoptara un escudo propio. El municipio de Getafe se vio obligado a estrenar su actual escudo en 1967.

Escudo de Getafe en 1965

Escudo de Getafe en 1965

Durante el desarrollo de unas obras de remodelación de la zona, las autoridades locales de Pinto eliminaron inexplicablemente la piedra circular que con una X señalaba desde hacía cuatro siglos el punto exacto del centro peninsular calculado por Esquivel. Con la llegada de la democracia se inauguró en 1986 un sencillo monumento en el mismo emplazamiento, siendo sustituido por el actual, de mayor entidad, en el año 2003.

En la actualidad, el Ayuntamiento de Pinto utiliza la denominación de “Pinto Centro Geográfico de la Península Ibérica” para la promoción e imagen turística de la ciudad.

Artículo anterior

Se pinta un STOP en el cruce de las calles estorninos y albatros de Pinto

Artículo siguiente

#7Años3Fases0Licencias

Mario Coronas

Mario Coronas

Licenciado en Periodismo y Humanidades por la Universidad Carlos III de Madrid. Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid. Técnico Superior en Realización de Audiovisuales.
Dirección general en La Voz de Pinto

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.