HistoriaPinto en la historia

Pinto: Centro Geográfico de la Península Ibérica

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

A lo largo de nuestra civilización se ha venido dando un alto valor simbólico al centro geográfico de los territorios, calculando su ubicación y señalándola físicamente en el terreno. Estos puntos están señalados de forma muy variada; desde construcciones monumentales hasta simples placas sobre el suelo, pasando de ser una mera curiosidad a convertirse en lugares de auténtica peregrinación.

publicidad

El origen del centro geográfico de la península ibérica lo tenemos que situar en la década de 1560, cuando el monarca Felipe II comisionó al catedrático y matemático de Alcalá de Henares, Pedro de Esquivel, para realizar una descripción topográfica de la península, en la que debía hacer:

la descripción de España tan cierta y cumplida, tan particular y exquisita, como Su Majestad la deseaba y el maestro Esquivel podía hacerla.

De esta forma tenía que determinar la posición exacta de poblaciones, ríos y otros accidentes geográficos. Esquivel, hombre de ingenio excelente y experto en topografía, comenzó a trabajar en un mapa de España utilizando el método de las triangulaciones geodésicas.

Diseñó y elaboró nuevos y voluminosos instrumentos matemáticos y sistemas de medición. Durante varios años recorrió la península realizando mediciones, llegando a situar “el punto” central de la península en la villa de Pinto.

En 1561, Felipe II decidió trasladar la sede de la corte convirtiendo a la villa de Madrid en la primera capital permanente de la monarquía española. Desde entonces, salvo un breve intervalo de tiempo entre los años 1601 y 1606, bajo el reinado de Felipe III, en el que la capitalidad pasó temporalmente a Valladolid, Madrid ha sido la capital de España y sede del Gobierno de la Nación.,

publicidad

Referencias bibliográficas

 

La multitud de referencias escritas sobre el centro de la península ibérica de los siglos XVI y XVII redundan en justificar, a posteriori, la decisión regia de establecer la corte en Madrid por razones geográficas, dada su centralizad al estar situada en las inmediaciones del centro peninsular.

La primera referencia escrita que encontramos se corresponde con el año 1597 y es obra del doctor Pérez de Herrera. En ella declara a Madrid como corazón de España, deduciendo que era necesario que allí habitase el monarca porque la villa de Pinto, a tres leguas de distancia de la corte, se llamó Punto antiguamente por ser el centro del país.

En 1600, Maldonado de Matute insiste en la ventaja de situar la corte en Madrid por su proximidad con Pinto, que era el punto medio del reino.

En el año 1629, el licenciado Jerónimo Quintana afirmaba que la villa de Pinto era llamada así porque, según el parecer de los cosmógrafos, “era el punto de nuestra Europa“.

En esta desenfocada divagación geográfica continuará el cronista Núñez de Castro en 1658 con su obra Solo Madrid es corte, afirmando que según la opinión de varios cosmógrafos la villa de Madrid estaba situada en el corazón de Europa, porque la villa de Pinto se llamó así del nombre latino Punctum, por ser el centro de Europa.

publicidad
Extracto del libro "Solo Madrid es corte" de Alonso Núñez de Castro

Fragmento del libro “Solo Madrid es corte” de Alonso Núñez de Castro

No hay que olvidar que Castilla en la Edad Moderna era el corazón de Europa, el reino más rico, urbanizado e industrializado del Continente, con las instituciones políticas más avanzadas y con la cultura más innovadora. La villa de Madrid como corte real y capital de la monarquía española representó en los siglos XVI y XVII un importante papel en Europa como centro de poder y grandeza de los monarcas de la dinastía austriaca. Aún así, resultan hiperbólicos los encomios realizados por Antonio de León Pinelo, Gil González Dávila, Jerónimo Quintana y Núñez de Castro.

En 1729 aparece en una obra en francés de Paul L. Berkenmeyer la villa de Pinto como Punctum o Centro, donde se indica que su nombre procede de su situación geográfica, al estar situada en el centro de España.

En 1746 aparece un nueva referencia en la obra Población general de España de Juan Antonio de Estrada en la que se afirma que el nombre de la villa de Pinto se deriva de Punto, “por serlo en el centro de toda nuestra península“.

El escudo de armas de la Villa de Pinto, “un Globo Terrestre, con un Punto en el centro” tal y como lo describió Antonio Moya en su obra Rasgo Heróico de 1756, probablemente tuviera su origen en la segunda mitad del siglo XVI. El globo terrestre tendría sentido ya que bajo el cetro de Felipe II se agrupó la unidad territorial más extensa de toda la edad moderna. El imperio español se convirtió en el primer imperio global, abarcando por primera vez posesiones en todos los continentes, las cuales, a diferencia de lo que ocurría en el Imperio romano o en el Calolingio, no se comunicaban por tierra las unas con las otras.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, media: 5,00 de 5)
Cargando…

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.