Sociedad

El Ayuntamiento de Pinto resuelve el contrato con Altamarca

En la pasada Junta de Gobierno Local, el equipo de gobierno liderado por Miriam Rabaneda ha aprobado la resolución del contrato con la UTE Técnicas Reunidas-Altamarca tras la decisión unilateral de no continuar con el servicio de gimnasio y spa del Pabellón Príncipes de Asturias.

Gracias al acuerdo, el ayuntamiento afirma que

“la empresa renuncia expresamente a reclamar al Ayuntamiento de Pinto cantidad alguna por la inversión que haya podido realizar en las instalaciones, para lograr el equilibrio financiero de la concesión o por cualquier otro concepto a los que también pudiera tener derecho según el contrato firmado en 2006”.

En el contrato de 2006 se establecía que la empresa no abonaría canon alguno al municipio ni pagaría los suministros de electricidad, gas y luz que la instalación consumiera. Sin embargo, sí que se establecía que la empresa debería recuperar la inversión realizada durante los años en los que el contrato estuviera vigente.

El acuerdo al que ha llegado el Ayuntamiento de Pinto con la UTE supone que el consistorio acepta la renuncia con la condición de que Altamarca no reclame la inversión que realizó de aproximadamente 1 millón de euros y que mantenga los puestos de trabajo. De no ser así, la UTE podría haber denunciado al ayuntamiento ya que en el pliego de condiciones se establecían cantidades que la empresa debería haber ganado desde el 2006 y que según los informes emitidos por la misma no se están consiguiendo. Técnicas Reunidas-Altamarca solicitaba que si se quería mantener el contrato más allá del 1 de diciembre, el ayuntamiento debería asumir esos costes, posibilidad que el equipo de gobierno ha declinado.

El Partido Popular ha afirmado que representantes de la confluencia Ganemos Pinto, junto con usuarios del gimnasio reclamaron al ayuntamiento que se hiciera cargo de las pérdidas de la empresa para que se siguiera prestando el servicio. Por ello el PP pregunta a “formaciones, asociaciones, movimientos y personas que integran Ganemos Pinto” si apoyarían que todos los pinteños paguen de su bolsillo los dos millones de euros necesarios para rescatar a una empresa privada por un importe de medio millón de euros en 2013 y si apoyan que sea el municipio el que siga pagando los gastos de suministro que ascienden a 200.000 euros anuales. También lanzan la pregunta al aire que si ofrecer un puesto de trabajo a un empleado es negativo aunque tenga que desplazarse y que si considera Ganemos Pinto que la nueva concesión que se realice debe de seguir ofreciendo que la empresa quede exenta de todo pago al municipio por el uso de un espacio municipal.

Sin embargo, desde Ganemos Pinto afirman no haberse reunido de manera oficial con usuarios y trabajadores de Altamarca y

“no haber realizado la absurda petición al ayuntamiento de hacerse cargo de las pérdidas de una empresa privada”.

Por último, Rafael Sánchez, portavoz del Movimiento de Izquierda Alternativa sentencia que como grupo con representación en el ayuntamiento tuvieron reuniones con trabajadores y usuarios, tras la cual solicitaron el pasado 23 de septiembre la documentación relativa a la concesión del Pabellón Príncipes de Asturias, a la que no se ha tenido acceso hasta el pasado 3 de noviembre.

“Se podría haber sacado un concurso urgente y hacer el cambio a otra empresa para que el servicio no se interrumpiera si las cosas se hubiesen hecho bien” afirma Rafael Sánchez.

 

Artículo anterior

La cacería

Artículo siguiente

La PAH instala mesas de recogidas de alimentos

Israel Sánchez

Israel Sánchez

Periodista y consultor de comunicación

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.