Sociedad

La Policía Local de Pinto, bajo el punto de mira

  • El equipo que debería velar por la seguridad del municipio y de los ciudadanos acarrea mala fama desde el año 2013 y más recientemente en julio ese este mismo año.
  • La Policía local de Pinto suma nuevos actos irregulares en el municipio.

Hace algunos meses ya se hacía eco la noticia de que el jefe de Policía Local había sido detenido. Varios medios de comunicación sacaron a la luz la alarma sobre las actuaciones policiales de Pinto. Bajo el nombre de “Operación Enredadera” se superaba la cifra de 64.000 euros en contratos de cámaras de vigilancia. Entre otras irregularidades policiales, ésta dio con el arresto del jefe de policía Miguel Angel Asensio.

Después de que el alcalde de la localidad, Rafael Sánchez, se posicionara a favor del acusado, a día de hoy han saltado las alarmas de nuevo. El pasado 9 de septiembre se sucedieron varias actuaciones que dejaron en entredicho las actuaciones policiales.

Ante la magnitud, dichos sucesos han sido denunciados respectivamente. Por un lado, un ciudadano se encontraba en medio de la calle cuando se le acerca un sujeto preguntándole sobre sus datos personales. Desobedeciendo las normales legales que debería acatar la policía, como llevar uniforme o pareja y su correspondiente identificación, dicho sujeto le insta a que le dé más detalles acerca de su domicilio y DNI. Acto seguido  es llevado hasta comisaría sin ningún tipo de explicación donde es retenido durante largo rato y luego despedido de allí tal como llegó.

Como es de esperar, la persona afectada en este caso presentó su correspondiente denuncia e incluso un comunicado directamente al Ayuntamiento de Pinto. Escrito en el cual se le plantean una serie de preguntas acerca de la gestión de la policía local. Preguntas que se espera firmemente que tenga una respuesta para esclarecer un asunto que es de vital importancia para todos los ciudadanos.

Otra de las denuncias viene por parte de otro ciudadano afectado. En este caso se trata de un padre separado con un hijo en común. Llegando a un acuerdo con su expareja, ambos mantienen un régimen de visitas que se ha ido desarrollando con toda la normalidad que cabe esperar. La cosa ha empezado a cambiar cuando se han metido familiares extras de por medio y se ha visto involucrado en una serie de actos que no ha realizado él. A esta persona se le ha acusado de insultos y otros comportamientos obscenos cuando realmente han sido sucedidos al revés, y con pruebas audiovisuales de los mismos.

No obstante, el padre separado fue detenido en el punto de encuentro por un supuesto “agente de policía” vestido de paisano y llevado fuera de las instalaciones sin ningún tipo de consentimiento. Añadiendo a todo ello que no se dio ningún tipo de identificación por parte del agente, como el otro compañero descrito anteriormente.

Con todo esto y recogiendo cada una de las situaciones por las que ha pasado el cuerpo de policía nos queda en el aire su “profesionalidad”. Esperamos que desde el Ayuntamiento sepan dar respuesta a todos estos casos que se están sucediendo cada vez de manera más repetida en el pueblo. Una de las principales premisas de este pueblo es mantener la seguridad y el respeto entre todos, casualidad que desde el propio organismo parece ser que no se están cumpliendo.

Artículo anterior

BicicliTEAndo, por la concienciación por el autismo

Artículo siguiente

Comienza la cuenta atrás para las #EleccionesPinto19

Raquel Martín

Raquel Martín

Directora de audiovisuales en La Voz de Pinto

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.