Sociedad

Representantes del Comité de Empresa de la UTE desmienten haber paralizado el “acuerdo del chivatazo”

  • El Comité de Empresa de la UTE Valoriza -Gestyona, desmiente el titular publicado por el periódico Al Cabo de la Calle, donde se acusa al Comité de ser el responsable de la paralización de la aplicación del acuerdo “del chivatazo”.
  • El acuerdo, firmado por la Dirección y Comité de Empresa de Aserpinto, establece que incorporará a Aserpinto los trabajadores de la UTE que “hayan defendido los intereses del Ayuntamiento”.

El pasado 9 de mayo, el periódico Al Cabo de la Calle publicó una noticia cuyo titular señalaba como responsables de la paralización del controvertido acuerdo del chivatazo a los sindicatos de la UTE, << Los sindicatos de la UTE logran paralizar el “acuerdo del chivatazo” en el Instituto Laboral de la Comunidad>>

periódico Al Cabo de la Calle, acuerdo del chivatazo

Varios representantes de los sindicatos de la UTE Valoriza-Gestyona– encargada de la limpieza del municipio de Pinto-  han querido desmentir a través de LaVozdePinto un titular que, en sus palabras

“no sólo falta a la verdad, sino que podría provocar serias dudas acerca de nuestra labor frente a los trabajadores que representamos como ante los vecinos del municipio”

El pasado 25 de enero de 2018, la Dirección y el Comité de empresa de Aserpinto redactaron el conocido como “acuerdo del chivatazo”. Un acuerdo del que trabajadores y Comité de Empresa de la UTE, se enteraron a raíz de la filtración y posterior publicación de la información en el medio de comunicación Zig Zag. No dudan que fue planteado para “protegerles” pero ni se contó con ellos ni se les comunicó directamente.

“Tenemos muy buena relación con el Comité de empresa de Aserpinto. Sin embargo, en este caso, aunque el fondo del acuerdo no es malo, lo que nos han molestado son las formas”

Acta Ordinaria de 25 de enero de 2018 de Aserpinto completa

La información, que pretendía guardarse en secreto hasta la celebración del Consejo de Administración de Aserpinto, llegó a manos de ZigZag y fue publicado el 24 de enero de 2018. A través de este medio fue cómo los trabajadores de la UTE y sus representantes se enteraron del acuerdo un día antes de ser firmado y publicado. 

Tras la polémica surgida, UGT y CGT emitieron un comunicado conjunto en el que aseguraron defender los derechos de los trabajadores sin entrar en cuestiones políticas y manifestando su malestar ante las formas. Según el escrito el 1 de febrero, durante una reunión mantenida con el Ayuntamiento, es cuando se les da cuenta formalmente lo establecido en el acuerdo.

“Asistimos a la reunión con la finalidad de informarnos de primera mano sobre el acuerdo, dadas las dudas y rumores que han surgido entre la plantilla desde que se conoció la noticia. En ningún momento hemos dado el visto bueno o no al acuerdo que se ha firmado. Simplemente pedimos la información para hacérsela llegar a los trabajadores…”

acuerdo del chivatazo

Recordemos que en diciembre de 2013 los trabajadores de Aserpinto firmaron un acuerdo, ante la Inspección de Trabajo, que daba fin a la huelga iniciada a causa de la privatización llevada a cabo por el Partido Popular de tres áreas de la empresa municipal. En la firma se establecían una serie de cláusulas que asegurarían las condiciones laborales de las personas subrogadas.

Ahora, y con la “intención de seguir protegiendo” a aquellos trabajadores de la UTE que hayan defendido los intereses del Ayuntamiento (nos aclaran que son aquellos que denuncien las irregularidades graves que permitan sancionar a la empresa) para que no se queden indefensos ni sin trabajo, acuerdan que serán incluidos en la plantilla de Aserpinto. El problema que surge es que el nuevo acuerdo se plantea como una continuidad del firmado en 2013, lo que por un lado pone en peligro lo firmado en su día y, por otro, deja fuera a aquellos trabajadores que se han incorporado a la empresa con posterioridad.

“Después de más de 4 años hay más trabajadores en la empresa de los que en su día fueron subrogados. Nosotros somos representantes de todos los trabajadores y creemos que, si se firma un acuerdo, debe ser válido para todos, no sólo para los que en su día fueron subrogados. Por otro lado, nos preocupa la situación legal en la que queda un trabajador que denuncia esas supuestas irregularidades. Nos planteamos la indefensión de un trabajador frente a una gran empresa como es Sacyr”, afirman varios representantes sindicales.

Ante las dudas y reticencias planteadas por el Comité de empresa de la UTE con el acuerdo aprobado por Aserpinto, se realizaron una serie de reuniones entre las 4 partes implicadas (los dos Comités, la UTE y la dirección de Aserpinto). En la primera reunión mantenida, se llegó al acuerdo de que estas condiciones serán extensibles a todos los trabajadores de la plantilla de Valoriza hasta la fecha de firma del acuerdo. En una segunda reunión, se estableció que se les facilitaría la cobertura legal necesaria por parte de Aserpinto o del Ayuntamiento en el caso de que la empresa realizara acciones legales contra ellos.

La UTE   durante meses no ejerció ninguna acción legal contra un acuerdo que, claramente, le afectaba. El acuerdo inicial de Aserpinto fue firmado el 25 de enero y la UTE no realizó ninguna acción legal hasta el 18 de abril,  fecha en la que presentaron al Instituto Laboral la petición de convocar a todas las partes a un acto de mediación con el fin de llegar a un acuerdo entre las partes. El 25 de abril fue la fecha fijada para el acto de mediación.

Quien paralizó este proceso, queda claro que fue la UTE, solicitando la mediación al Instituto Laboral, al sentirse perjudicada por el acuerdo firmado, y en ningún caso el Comité de Empresa.

 

En cualquier caso, el 31 de mayo, se llegue o no a un acuerdo de modificación o mejora del mismo a través de la negociación, volverá a reactivarse el texto aprobado por Aserpinto.

Artículo anterior

Otro año más, nueva edición del campamento urbano en Pinto

Artículo siguiente

España y Brasil, dos aspirantes al Mundial de Rusia 2018

Susana Guindo

Susana Guindo

Diplomada en Ciencias Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid.
Máster en Protocolo y Organización de eventos por la Universidad Complutense de Madrid.
Relaciones públicas y Protocolo por la Escuela Europea de Asturias.
Subdirectora y Responsable de Eventos y Redes Sociales en La Voz de Pinto

2 Comentarios

  1. maria jose galera
    16 mayo, 2018 at 1:52 am — Responder

    Claro que para nada se ha paralizado , de hecho ya a empezado la caza de brujas en Aserpinto para hacer hueco a los que vayan a volver , y si no que le pregunten a los nuevos ” jefes ” uno de almacen, otro de mantenimiento y el otro,,,,,,, ay el otro, el que primero era azul , luego rojo , y mañana sera morado , todo claro esta para, salvar su culo, si señores si , estos nuevos mandatarios salidos , no de las urnas ni tampoco por meritos , ni por nada de nada , solo por ser trepas de ese señor de toledo que ahora hace y desace por su propia cuenta o por mandato de alguien a la que debe el puesto, ya ha puesto en marcha, la operacion retorno y no hace otra cosa que ir grabando a diestro y siniestro a todo aquel a quien no le cae bien , y no le lame el culo , si si estan leyendo bien , perooooooo estos subordinados , lo que no saben es que el tribunal constitucional les va a poner en su sitio y claro , despues que deberian de hacerrrr ? pues dimitir o pedir que les dejen ir en las proximas listas en algun partido , y es mas segun fuentes muyyyyyy bien informadas , el señor de toledo no es la primera vez que da la espalda a sus mas cercanos , pero ya dira el tiempo si llevo o no razon , gracias

  2. Raquel
    14 mayo, 2018 at 9:18 pm — Responder

    Un comentario para decirles, ”al cabo de LA CALLE” asino, esto noes periodismo cuando cuenta cosas fuera dela realidad. Escriben ”dejan otra vez en evidencia a Consoli Astasio ” es todo al contrario delo que escriben. Realza mas ala concejala Consoli Astasio de Hacienda y Consejera de Aserpinto que apuesto una empresa municipal en ruinas a estar dando beneficios, esta es la realidad y quien diga lo contrario falsea la verdad delos hechos. Como ”’al cabo de LA CALLE”’ de vergüenza. Con estos echos y otros ya sabemos en que manos esta la información, esto le llamaría panfleto por contar las cosas que cuenta cero credibilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.