Opinión

Crisis de los refugiados

Después de un tiempo inactivo debido a la falta de ideas, vuelvo para denunciar un tema muy presente en nuestra sociedad, pero muy obviado a la vez: los refugiados. Para introducirnos correctamente en el tema, debemos saber qué es exactamente esta crisis y de dónde viene. Esta crisis es una situación humanitaria crítica en la que miles de personas (mayoritariamente sirias) cruzan las fronteras de numerosos países en busca de asilo político. En las siguientes lineas daré soluciones que, bajo mi punto de vista, pueden ser eficientes, pero resulta una tarea casi imposible sin exponer claramente cuáles son los problemas, por lo que en los siguientes párrafos procedemos a enumerar dichos problemas.

En primer lugar nos encontramos con las mafias que trafican con estas personas, las cuales se aprovechan de la desesperación de los refugiados para cobrarles cantidades insultantes de dinero y después obligarles a subirse a un bote junto con decenas de personas y abandonarlos sin comida, agua ni recurso alguno en el Mediterráneo, dejando el futuro y la esperanza de estas personas a la deriva. Por si no fuera suficiente, una vez llegan a Grecia (si no han naufragado antes), deben andar miles de kilómetros para verse atrapados en campos de refugiados y sometidos a tratos degradantes gracias a la solidaridad de los gobiernos europeos.

En segundo lugar, nos encontramos con las barreras que ponen los países a los refugiados. Hace unos meses era Hungría la que levantaba una especie de muro para evitar la entrada de refugiados, mientras que hoy es Turquía quien dispara contra 19 refugiados acabando con su vida o quién efectúa deportaciones masivas de refugiados sin justificación alguna. Al igual estos dos países actúa la Unión Europea, quien colaboró con Turquía al firmar un acuerdo para las deportaciones citadas anteriormente. Además, sabemos que hace unos meses repartía las llamadas “cuotas”, es decir, el número de refugiados que acogerá cada país, como si de una subasta se tratase. Para colmo, de los 15.000 refugiados que España se comprometió a recibir, solo ha dado asilo a 18, es decir, el 0´12% de lo pactado.

crisis de refugiados

crisis de refugiados

En tercer lugar está el detonante de esta crisis, y a la vez el hecho más obviado: la Guerra Civil de Siria, provocada por una continua violación de los Derechos Humanos básicos por parte de un sistema dictatorial. Esta guerra, que dura ya 5 años, acumula 22.000 muertos y 3.9 millones de refugiados.

No obstante, existen también otras guerras civiles o conflictos en países como Nigeria, Yemen, Somalia o Ucrania que ocasionan que un gran número de personas se vean obligadas a abandonar sus hogares y buscar un refugio.

Una vez vistos los errores cometidos, resulta casi evidente que las soluciones a este problema son mucho más sencillas de lo que se plantea. Pero claro, es aquí cuando sale a relucir el último problema, y es que el mundo olvida demasiado rápido, ya que hace apenas 80 años éramos los españoles los que pedíamos a gritos solidaridad a Francia mientras huíamos de la Guerra Civil. Por tanto, esta es la primera solución, hacer memoria y otorgar ahora lo que pedíamos hace tiempo, sin distinguir entre razas, nacionalidades o religiones, asumiendo que todos somos iguales y ante todo, somos seres humanos.

Como segunda solución, propongo que se haga más seguro el viaje a las personas que huyen de la guerra, gastando el dinero invertido en impedir el paso de refugiados en vigilancia para las rutas que recorren estas personas para garantizar que llegan a un lugar seguro. No se trata de una cuestión política o administrativa, si no humanitaria.

Otra cuestión relacionada con lo anterior es facilitar el paso de estas personas una vez llegan a cualquier frontera. Otro tema aparte es la eterna discusión sobre si se debe dejarlos pasar libremente o no. Yo, desde mi humilde opinión, creo que se les debería dejar pasar una vez se comprueben su procedencia, su identidad y sus antecedentes. No creo que sea tan difícil contrastar estos datos, ya que vivimos en un mundo globalizado y en el que la información circula de forma eficiente entre las instituciones.

Otra solución evidente y de vital importancia es la lucha contra las mafias que se aprovechan de estas crisis humanitarias para lucrarse. No podemos mirar hacia otro lado y dejar que miles de personas mueran debido a estas mafias, ya sea asesinados o porque las familias de los refugiados no pueden pagar la cantidad que se les exige y ejecutan o arrojan al agua a estas personas.

También resulta urgente concienciar a la sociedad sobre la situación de estas personas. Debemos entender que su situación no viene dada por necesidad o por capricho, como ocurre con los inmigrantes, sino por obligación y supervivencia, ya que si estas personas se quedan en sus países de origen corren el riesgo de morir entre bombardeos o asesinadas por cualquiera de los bandos beligerantes.

Pero para entender su situación debemos eliminar de raíz el racismo existente, promovido por asociaciones de extrema derecha que usan las redes sociales para difundir mensajes falsos afirmando que los refugiados son terroristas utilizando, de manera cruel y despiadada los últimos atentados de Bélgica y París. Deberíamos perseguir a estas personas, que son el verdadero problema, y no a los refugiados, ya que este racismo les impide en muchas ocasiones iniciar una nueva vida y salir adelante.

La última solución que propongo, más personal que evidente es que a los refugiados se les debería conceder ayuda económica para salir adelante. Por ejemplo, una ayuda de 500 € por persona adulta con una duración de 2 años. De esta forma, se verían obligados a tener que buscar un trabajo para lograr subsistir, lo que facilitaría su integración.

Me gustaría recordar que esto es un artículo de opinión en el que soy posibles soluciones. Evidentemente estas soluciones no abarcan todos los ámbitos necesarios para desarrollarlas, pero quizá sean un primer paso para hacer la vida de estas personas un poco más fácil.

¿Quieres recibir las noticias destacadas de La Voz de Pinto en tu correo electrónico?
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER semanal

Los datos proporcionados se usarán para el envío por email de nuestro newsletter semanal y pasarán a formar parte del fichero de datos de Suar Consulting s.l. (lavozdepinto.com). Los datos podrán ser modificados o borrados en cualquier momento enviando un correo a redaccion-arrob-lavozdepinto-punt-com

Previous post

Cata de cerveza en el local de CNT Fuenlabrada

Next post

Vuelve el capamento de verano a Pinto

Jorge Lezana

Jorge Lezana

Estudiante de Economía. Amante del baloncesto, la política y la buena música. Escribir es la forma que tengo de poner voz a aquello que considero injusto.

1 Comment

  1. Avatar
    Jose
    22 abril, 2016 at 12:27 pm — Responder

    Esto es un problema económico . Es el.principal problema.
    500€? Hay familia españolas que cobran mucho menos.
    Y una vez en España? Alojamiento… Vivienda….educación…etc…eso también tiene unos costes y recuerdo que ya estamos con muchos recortes.
    Habla usted de leyes….también dicta la UE que cualquier refugiado que pise suelo europeo será registrado y asumido en ese pais., pero claro estas personas no quieren quedarse en Grecia…exiguen ir Alemania o Suecia….entonces ahí si podemos saltarnos la ley?
    Seguridad. No podemos alojar sin control miles y miles de personas sin saber antecedentes y si son refugiados o no( hay elitreos,afganos,pakistaníes,iraquíes….)
    Y aunque no nos guste,todos los causantes de los atentados en EUROPA de los últimos tiempos son combatientes en territorio Sirio.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.