Opinión

Pinto tiene su Puerta del Sol

Hoy ha sido un día especial, me he enfrentado a un dilema. ¿Por qué enfrentarse a un dilema es tan especial para ti? Pensaréis. Pues tiene una bonita explicación: me gusta saber llamar a las cosas por su nombre.

Hay un sitio, un lugar, un espacio en Pinto que últimamente está en boca de los ciudadanos. Cuando me he sentado a escribir su nombre, he tenido un auténtico dilema. ¿Cómo llamarlo exactamente y no dar rodeos?

Se trata de un sitio con bastante simbolismo urbanístico. Es el inicio de un parque y un punto en el que confluyen varias de las calles más importantes de Pinto: la calle Hospital, la calle Maestra María del Rosario y el Paseo de Dolores Soria.

¿Pero, cómo se llama?

Comencemos por el principio.

En tiempos de Miriam Rabaneda ese sitio pasó de ser “la esquina del Bankia”, “el Caja Madrid del Egido” a ser “el centro geográfico de la Península Ibérica”. Un nombre que, dicho fuera de nuestras fronteras, por lo menos en los casos en los que yo me he encontrado, genera una sonrisilla como diciendo: es el cerro de los Ángeles. Y no! ¿Cómo se lo explicas? Bah!, es una batalla perdida, que crean lo que quieran. Yo les remito a que lo lean en LaVoz, pero claro, a saber lo que hacen.

Desde que los grupos políticos decidieron instalar un nuevo mástil en pleno parque del Egido -para que todas esas banderas, que no sean la de España, que su instalación no haya costado unos 14.000 euros, y que no haya generado tanta polémica por ondear un par de veces al año una distinta para visibilizar ciertos temas. Algo que sinceramente, creo que en una sociedad civilizada no haría falta, pero vivimos en la sociedad que nos ha tocado, ese es otro tema…

Perdón, que me disperso. Desde que se instaló un nuevo mástil, el dilema ha estado en las conversaciones de los ciudadanos de Pinto y nadie se estaba dando cuenta de la confusión que se estaba generando.

El ayuntamiento se refiere a él como Glorieta de la Fraternidad, aunque claro, las conversaciones de la gente siguen pasando desde “el bankia”, “ahí en el Egido” (sí, señora, se escribe con G), “donde la rotonda esa”, hasta un “¿eso no era no se qué del centro geográfico?

Por ello, propongo que nos pongamos de acuerdo. No por nada, sino porque ya que Pinto comienza a tener su “Puerta del Sol”, donde confluyen las calles Maestra María del Rosario, Hospital, Egido de la Fuente y el Paseo de Dolores Soria, y empieza a ser un sitio concurrido, debería tener “su nombre”.

Resulta curioso que esa glorieta, rotonda, punto, centro…tenga grandes símbolos y empiecen a darse grandes momentos. El Bankia y el mítico cartel de Londres Sur como símbolos del capitalismo, un robo de la bandera republicana, la aparición de una estelada en una foto de Ganemos Pinto, y las diversas concentraciones sociales que se han desarrollado. Todo ello, en una zona en la que conviven varias calles muy enfocadas al comercio local.

Lo dicho, si va a ser un sitio importante, señoras y señores, pongámosle nombre.

Agradecer a mi amigo Edu, las anécdotas necesarias para escribir este artículo.

Artículo anterior

Si te violan, grita, intenta defenderte y arriésgate a morir

Artículo siguiente

Pinto muestra su repulsa a la sentencia de La Manada

Israel Sánchez

Israel Sánchez

Periodista y consultor de comunicación

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.