Sociedad

Los trabajadores de limpieza viaria y jardines se quejan de los excrementos caninos. ¿Con motivos?

La falta de civismo de algunos dueños de perros no sólo afecta a los trabajadores de limpieza viaria, parques y jardines. ¡Nos afecta a todos. Afecta a nuestros hijos!

El pasado lunes recibimos en la redacción de La Voz de Pinto la denuncia pública de los trabajadores de limpieza viaria, parques y jardines del municipio. Los trabajadores presentaron una instancia al Ayuntamiento para que se busque solución a un problema que les afecta directamente, pero que también afecta a todos los pinteños, los excrementos caninos “olvidados”.

“Los trabajadores del departamento de jardinería denuncian que, a la hora de realizar sus tareas de desbroce y siega de césped, se ven obligados a usar un mono y una pantalla de protección ya que las salpicaduras de los excrementos impactan en su cuerpo y cara”

Tras recibir la noticia, el equipo de redacción de La Voz de Pinto decidimos comprobar el motivo de las quejas. ¿Tienen motivos para realizar esta queja? ¿Realmente hay tantos dueños poco o nada cívicos que abandonan las defecaciones de sus mascotas? ¿Supone realmente un problema?

Nos desplazamos por diferentes puntos del municipio, y lo que descubrimos es realmente increíble. La falta de civismo es más que evidente. Junto a colegios, en los parques, zonas infantiles, pistas deportivas, alcorques, incluso junto a las papeleras destinadas a depositar los excrementos… No hay barrio del municipio que no tenga una zona sucia.

Comenzamos por el barrio de Buenos Aires. Junto al colegio, en los parques y zonas infantiles, encontramos los excrementos de los perros.

Pero el resto del municipio no es diferente. existen diferentes zonas que se utilizan de manera habitual como “área canina”.

Puntos “calientes” de Pinto:

  • Alrededores del colegio Buenos Aires y el barrio en general
  • Alrededores del Plaza Éboli
  • Zona de las Capuchinas
  • Zonas ajardinadas de la Iglesia de Santo Domingo
  • Calle Empedrada
  • Calle San Ildefonso por la parte de detrás
  • Calle Lucio Muñoz
  • En los taludes, como el del Paseo las Artes que va desde el colegio Isabel la Católica hasta el hotel Las Artes

¿Qué es lo que encontramos?

No hemos encontrado un barrio en Pinto que no tenga su propia “área canina”.

¿Tienen razones fundadas los trabajadores de la limpieza viaria para quejarse? En nuestra opinión, si. En opinión de los vecinos que han comentado en redes sociales, también.

¿De quién es responsabilidad? ¿Quién puede acabar con este problema que, más allá de ser un problema estético es una problema puede afectar a la salud de los trabajadores y vecinos en general? ¿Qué medidas se pueden tomar para acabar con esta práctica incívica de algunos dueños de perros?

De momento, hemos encontrado un cartel junto al centro de salud.

 

 

Artículo anterior

Negar la gravedad de los vertidos no es la solución, señores gobernantes

Artículo siguiente

El Ayuntamiento de Pinto lanza una nueva campaña de concienciación, "No hagas que me odien"

Susana Guindo

Susana Guindo

Diplomada en Ciencias Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid.
Máster en Protocolo y Organización de eventos por la Universidad Complutense de Madrid.
Relaciones públicas y Protocolo por la Escuela Europea de Asturias.
Directora y Responsable de Eventos.

1 Comentario

  1. Avatar
    Sebastián
    6 febrero, 2020 at 10:28 pm — Responder

    En toda España. Socialmente nadie se atreve a quejarse públicamente, policía apoltronada y políticos incapaces.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.