Sociedad

Se pone en marcha el control de las colonias felinas en Pinto

La protectora encargada de las colonias felinas y su alimentación será ANICA.
La propia asociación formará a los voluntarios que quieran formar parte del proceso. 

Dentro de la localidad de Pinto se presta atención a todos los sectores, y se pretende llevar un seguimiento para el correcto funcionamiento de la población. Una de estas preocupaciones también pasa por los animales que conviven con los ciudadanos. En este caso hablamos de las colonias de gatos que viven en Pinto. Los gatos de la calle de la ciudad deben llevar un seguimiento más restrictivo, ya que se puede descontrolar el número de animales. Además, deben estar correctamente alimentados y desparasitados.

Para poner en marcha el control de dichos felinos y asegurar el funcionamiento del método CES (Captura Esterilización y Suelta) se ha adjudicado el control a la protectora ANICA. Dicha protectora es especialista en este tipo de cometidos, dando alimentos y desparasitando a las colonias. La duración del contrato tendrá una duración de 2 años y se podrá aumentar durante 2 años más.

La propia asociación contará con diversas personas voluntarias que ayudarán a la coordinación para garantizar el estado de salud de todos los gatos. La alimentación y desparasitación no serán las únicas labores; también se llevará un control en el caso de que puedan entrar nuevos gatos en la colonia.

Se puede formar parte del proyecto siendo voluntario todo aquel que quiera haciéndose responsable de una o varias colonias en Pinto. Para poder formar parte de la asociación en primer lugar se tendrá que solicitar el voluntariado a través del correo mambiente@ayto-pinto.es. Una vez realizada la solicitud, será imprescindible acudir a diversas charlas formativas y comunicaciones para poder obtener el “Carnet de Responsable de Colonias”. Estas formaciones son muy importantes para poder cumplir con la ética animal y garantizar el correcto estado de salud de todos los animales que forman las colonias.

Ser voluntario parece una tarea fácil pero no lo es. Hay que tener en cuenta los puntos de alimentación establecidos, los horarios y los procedimientos a seguir. También es importante una coordinación respecto a las vacaciones para que no se quede ningún puesto por cubrir. La comida que se deja a los gatos no puede estar en cualquier sitio de la ciudad porque incluso se puede echar a perder y quedar en mal estado. Se recuerda asimismo que alimentar a los gatos en la calle sin la pertinente autorización supone un delito y está sujeto a una sanción que puede variar entre los 750 y los 1500€.

Siguiendo con las protectoras y el bienestar animal, también se ha puesto en marcha el servicio de recogida de animales abandonados. Esta labor la va a llevar a cabo la protectora Recasur, recogiendo a todos los animales que hayan sido abandonados, vagabundos o extraviados. También va a responsabilizarse del transporte y del tratamiento de los animales muertos.

Previous post

Pinto se pinta de rosa un año más a favor del cáncer de mama

Next post

Patricia Chamorro: “El fútbol sala me ayuda a vivir un poco mejor, pero no me soluciona la vida”

Raquel Martín

Raquel Martín

Directora de audiovisuales en La Voz de Pinto

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.