Empresas

#Emprendedores. Miguel Ángel Olmos y Cris Luna, un innovador proyecto en equipo

Nace #Emprendedores, una nueva sección de La Voz de Pinto cuyo objetivo es dar a conocer el trabajo de los profesionales pinteños.
Miguel Ángel Olmos -fotógrafo- y  Cris Luna -maquilladora- unen sus fuerzas para poner en marcha un nuevo proyecto en común. 

¿Quiénes son los #Emprendedores Cris y Miguel Ángel? ¿Cuál es su nuevo proyecto?

Vídeo: Raquel Martín

El equipo de La Voz de Pinto quisimos conocer más a fondo este nuevo proyecto. Para ello, decidimos pasar una tarde con ellos y  participar en una sesión de maquillaje y fotografía. Así, pudimos ver no sólo los resultados de su trabajo, sino que participamos en todo el proceso.

Sesión de fotografía y maquillaje. Fotografías: Raquel Martín

Sesión de fotografía y maquillaje. Fotografías: Raquel Martín

¿A qué os dedicabais antes de emprender esta nueva aventura?

M.A. Yo tengo un trabajo que es el sustento actual y estoy aprendiendo para ir hacia mi vocación. Actualmente tengo que compaginar ambas cosas. De momento conlleva echar muchas  horas, quitar muchas horas de sueño y aprovechar cada minuto.

C.L. Yo siempre he estado ligada al mundo de la moda, asesoría de imagen, personal shopper y del mundo del maquillaje. Hace unos años, y debido al trabajo de mi marido, me fui a vivir a Asia y tuve que aparcar todo. Ahora, a mi vuelta a España, he decidido retomar mi actividad centrándome sobre todo en el maquillaje.

¿Cómo surgió la idea de realizar un proyecto común?

C.L. Surgió de una forma muy natural, porque somos amigos desde hace años. Un día le comenté a Miguel que quería volver a trabajar, pero con una niña tan pequeña y con el trabajo de mi marido, era imposible poder adaptarme a un horario laboral, cambios de turno… Entonces decidí hacerme autónoma y hacerlo por mi cuenta.

M.A. Tenemos un grupo común de amigos y recuerdo que una tarde nos mandó sus tarjetas para que viéramos como habían quedado. Y yo a su vez, por otro lado, estaba embarcado en mi proyecto, pero no lo habíamos hablado. Nos dimos cuenta que ambos estábamos pensando en lo mismo, en emprender, y vimos una nueva forma de negocio en la que yo la nutro a ella, ella a mí y así nos vamos “pasando” clientes mutuamente cuando surge la oportunidad y vamos como equipo. Cada uno tiene su proyecto propio muy definido pero luego tenemos uno en común que es el maquillaje de barriguitas de futuras mamás, el “bellypainting”.

Bellypainting por Cris Luna. Fotografía: Miguel Ángel Olmos

 

¿Qué miedos os surgieron cuando decidisteis por fin poner en marcha el proyecto?

C.L. El primer miedo que surge es el no saber si vas a ser capaz de mantenerte económicamente por la inversión que hay que hacer. Es cierto que ahora existen ayudas a los nuevos autónomos como las cuotas más bajas y tienes esa opción. Pero claro surge el miedo a que si en los 6 meses que dispones de esas ayudas el negocio no funciona qué haces.

“Tú tienes unas ideas de proyecto, tienes unos objetivos muy marcados y el miedo surge al pensar que puede ser que no se lleguen a cumplir”

El tema del Bellypainting era un proyecto que sabíamos los dos que podíamos hacer, pero ninguno de los dos era especialista en esto. Yo había hecho algunas cosas pero no era una especialista. Lo primero que surge al ponerlo en marcha es la necesidad de invertir dinero en materiales de calidad, en este caso maquillaje al agua, que no da ningún tipo de reacción, que es el único que se puede utilizar. A partir de ahí surge en ¿y cómo nos vendemos? ¿Hay negocio en esta actividad? Por suerte, lo hay.

M.A. Mi mayor miedo es qué va a pasar dentro de un año. Ahora con la ayuda a emprendedores este primer año me la puedo permitir. Con el otro trabajo es con el que sustento los gastos. Para mí que los ingresos de este primer año me dieran para pagar las cuotas de autónomos, gestoría y material sería suficiente. Pero el año que viene es que esos gastos se multiplican por mucho.

Nuestra ventaja, que por el modelo de negocio que tenemos, no necesitamos un local, por lo que tenemos menos gastos que los que asume un autónomo tradicional y que encarece la actividad. Les estamos dando una vuelta de tuerca al negocio tradicional. Pero el principal miedo no es el económico, es la desmoralización que puede venir después. Porque le estamos poniendo mucha ilusión, mucho trabajo y mucho esfuerzo por algo en lo que creemos. Hemos encontrado un camino común, en el que nos sentimos cómodos. Si eso se acaba, va a ser más duro anímicamente que económicamente.

“Estamos viviendo esto como un sueño, y que se acabe ese sueño es lo más miedo me da”

¿Cómo llega ese momento en el que vencéis vuestros miedos y decidís apostar por vuestro sueño?

M.A. A mí me empezó a llegar el año pasado. Tuve un par de experiencias trabajando para otros estudios. Me desmoralicé bastante pensando que no valía y que no llegaba a lo que había que llegar. Después del verano recuperé el tema de la fotografía y recibo un par de mensajes de gente de reconocido prestigio en el mundo de la fotografía y decido invertir en formación. Allí es donde me dicen que tengo muy buen ojo. Te hacen entender que es un riesgo, pero que si no apuestas no vas a conseguir nada.  No soy orgulloso, pero si decidí que si no había tenido la oportunidad como segundo fotógrafo, la iba a tener como primero.  Y que voy a hacer los mismos trabajos o mejores pero a menor precio y más rápido.

Realizamos trabajos más personalizados, ofreces más cercanía, de forma que al final se quedan no sólo con el trabajo, como ocurriría acudiendo a un estudio de fotos. Se quedan también con la experiencia. Al final ofrecemos otro tipo de servicios más completos pero más económicos debido a que no tenemos local y eso nos permite bajar los costes.

“emprender un proyecto es un riesgo, pero si no apuestas, no vas a conseguir nada”

C.L.  En mi caso, me decidí cuando me di cuenta que conciliar vida familiar con vida laboral me era prácticamente imposible al tener un bebé y un marido que viaja mucho. Era la única manera de poder intentarlo. También es verdad que no era la primera vez, que hace años estuve trabajando por cuenta propia y me fue bien. Así que decidí volver a intentarlo, con algunos cambios, trabajando en equipo con Miguel y centrándome más en el tema social que en el que estaba antes que era la moda.

Lo diferente que vendemos es que realizamos las fotos o las pruebas de maquillaje que hagan falta. No limitamos las pruebas a un número o entregamos las 7 fotos contratadas. Queremos que el cliente tenga todo el servicio que quiere, no hay límites, pero a precios más asequibles.

Cris Luna maquillaje. Fotografía M.A. Olmos

¿Qué medios utilizáis habitualmente para difundir vuestro trabajo?

C.L. Mediante redes sociales y página web principalmente.  Hemos cerrado nuestros perfiles personales, ya que teníamos muy unido el tema personal y el profesional. Los hemos separado para centrarnos en lo profesional.

M.A. Yo pretendo hacerlo de la misma manera. Ahora mismo mi página web está en construcción ya que quería profesionalizarla mucho. El modelo de negocio ha cambiado mucho, ahora no tiene sentido gastarte 5000 € un una campaña de publicidad para poner octavillas en los coches, porque no llegas al cliente. Buscamos modelos de publicidad más actuales, buscando  centros colaboradores y llegando a acuerdos con ellos. Es un negocio colaborativo que agrupa dentro de un mismo sector a varios profesionales que ofrecen servicios relacionados pero al tiempo diferentes entre ellos.

¿Qué servicios ofrecéis?

C.L. Yo, como maquilladora, todo tipo de maquillaje social. Maquillaje de día, noche, de novias y de moda para shootings. Aparte también ofrecemos cursos de automaquillaje y talleres de maquillaje que cada mes centramos en un tema: ojos, iluminación, corrección de imperfecciones…

 

Un servicio innovador que ofrecemos de conjunta son las “beauty parties” sobre todo para fiestas de soltera o cumpleaños y el Bellypainting, que es a lo que más tiempo dedicamos.

M.A. Dentro de la fotografía me he centrado en lo social, básicamente en bodas, bautizos o infantil. Me defino como fotógrafo documental de bodas, que es un nuevo estilo que pretende captar todo lo que está pasando en la boda, no solo lo que hacen los novios. Es un trabajo de boda “fotoperiodístico”.

“La vida no es un posado, la vida pasa”

Hay que estar donde está la acción. Para poder realizar este trabajo, al tiempo que no resultar una carga económica a los socios, establezco por contrato que no quiero que contraten para mí la misma comida que para los invitados, cosa que suele ser habitual en los fotógrafos tradicionales. No soy un invitado, estoy trabajando. Quiero estar donde pasan las cosas y si estoy en una mesa comiendo me perderé muchas de las cosas que ocurren. Yo tengo que estar con la cámara.

No toco el ámbito de moda, porque no me siento preparado para ello. Estoy empezando con fotografías a bebés, el “new born”. Es una técnica muy complicada para conseguir que los bebés hagan posturas. Como es el ámbito donde menos experiencia tengo y en el que hace poco que he empezado a introducirme, cuando me lo solicitan, lo aviso y les cobro la sesión más barata.

“No quiero ser un fotógrafo de fotos de carnet. Quiero que la gente, cuando vea mis fotos, se emocione”

¿Cómo contactar con ellos?

Cris Luna: info@crislunamakeupartist.com; Instagram; Facebook

M.A. Olmos: Web; maofotosocial@gmail.com; Instagram; Facebook

Agradecemos al Ayuntamiento de Pinto la ayuda prestada para la realización de la sesión fotográfica.

¿Quieres aparecer en nuestra sección #Emprendedores? Mándanos un email a redaccion@lavozdepinto.com y te informamos de todo.

Raquel Martín Iñigo: Fotografía, video y edición.

Susana Guindo: Redacción

Artículo anterior

Llueve sobre mojado para el estreno en Pinto de los Goldbats

Artículo siguiente

La Asociación Cultural Hedaya de Pinto toma contacto con los cuatro partidos del Ayuntamiento

Susana Guindo

Susana Guindo

Diplomada en Ciencias Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid.
Máster en Protocolo y Organización de eventos por la Universidad Complutense de Madrid.
Relaciones públicas y Protocolo por la Escuela Europea de Asturias.
Subdirectora y Responsable de Eventos y Redes Sociales en La Voz de Pinto

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.