ReportajesSociedad

Wedding Day en el Hotel Princesa de Éboli

El pasado domingo 6 de marzo, La Voz de Pinto tuvo la oportunidad –y el placer- de asistir al Wedding Day, un evento que organizó el Hotel Princesa de Éboli (C/ Pablo Picasso 10) de cara a los próximos enlaces de 2016 y 2017. La jornada de puertas abiertas mostraba al público asistente una simulación de toda la ceremonia de la boda, desde la decoración de las habitaciones hasta el banquete.

Pudimos ver tres tipos diferentes de habitaciones. La suite nupcial, con dos estancias: una pequeña salita con dos sofás y mesa y sillas de comedor, en donde se serviría al despertar los novios un desayuno continental. La otra estancia está compuesta por la habitación, con cama King Size, y de un cuarto de baño completo y totalmente equipado. Los otros dos modelos de habitación –a las que más bien podríamos calificar de pequeños apartamentos- constan de 2 o 3 dormitorios y están pensados para alojar a los invitados que vengan de lejos o no quieran desplazarse después de la ceremonia.

45321

Después de ver las habitaciones volvimos a dar una vuelta por el hall del hotel en donde, pasada la recepción, y tras unas preciosas cristaleras se encontraba una recreación de ceremonia civil y banquete al aire libre, para aquellas parejas que se casen en verano y quieran algo diferente y especial

6 7

 

 

 

 

 

Pero sin duda, el punto fuerte de la jornada se encontraba tras las puertas del salón de ceremonias, decorado a su entrada con un caballete con la distribución de las mesas, flores y preciosos detalles evocando al amor.

En el salón, las mesas circulares destinadas a los invitados al evento estaban decoradas de diferentes formas, mostrando a los asistentes los diferentes centros de mesa, vajillas y platos principales entre los que podrían escoger los novios.

Los centros que más me llamaron la atención, de forma personal, fueron el circular de rosas y la pecera decorada con piedras y velas. Muy originales, sencillos y elegantes.

18 (2)1716  1512A11Ajpg1013A

Respecto a la comida y la bebida –y antes de entrar en detalles- cabe destacar antes que nada la presentación. Detalles cuidados al máximo, elegancia, sencillez, originalidad y unos camareros correctos y amabilísimos. Había varias barras específicas también, donde estaban colocados los diferentes grupos de bebidas, menos en una de ellas, en la que se disponía un bodegón de quesos, panes y frutos secos. Los panecillos eran versiones en miniatura de las barras de pan de toda la vida, riquísimos. Y la selección de quesos todo un acierto. Otra de las barras concentraba el cava y todos los vinos –blancos y tintos- disponibles para el banquete. Tuve la suerte de poder probar el Cava Monte Veccio Pink Rosé Moscato… el cual os recomiendo encarecidamente. Es suave y espumoso en boca, con un punto dulce que se queda en el paladar. Las dos restantes, situadas en línea a la entrada del salón, disponían de bebidas espirituosas y cócteles. Toda la decoración de nuevo muy cuidada. Me gustó mucho el detalle y la colocación de la barra de los cocteles, pues se iluminaba e iba cambiando de color, y varias de las bebidas estaban servidas en tarros, lo que dotaba de gran originalidad al conjunto. También pudimos probar ahí tres combinados diferentes… y cada cual más sabroso.

2322212025

 

En la simulación del Cocktail de Bienvenida, probamos canapés tanto de la opción Mediterránea como de la de Sabores del Mundo. Nuevamente no puedo poner ni una pega a cada uno de los bocados que nos ofrecieron, pero sí resaltar los dos que a mí me parecieron más espectaculares. A saber:

  • Tortilla de patatas a los pasos de la evolución, del Cocktail Mediterráneo. Un bocado jugoso, con textura y sorprendente.
  • Bombones de Foie con Polvo Dorado. Con una apariencia preciosa, a primera vista no sabes si comerlo o ponerlo de adorno en el salón. Una textura suave y ligera que no se hace pesado en boca.

Aun así, cualquiera de los otros canapés merecería mención aparte. La tosta de jamón de pato, sobrasada y queso de cabra es espectacular. Una mezcla de sabores que en un principio parece muy fuerte pero que empasta perfectamente. Y han sabido reinventar un clásico, como son las croquetas caseras, ofreciendo unas de puchero y bogavante, y otras de cocido madrileño. Un clásico reinventado.

Pero, sin duda, el punto fuerte del salón fue la fuente de chocolate líquido con frutas de temporada y dulces para bañar… Algo que encantará a niños y mayores ¡sin ninguna duda! Además, el pie de la fuente va cambiando de color, lo que con las luces atenuadas es… ¡mágico!

323133

Desde La Voz de Pinto aprovechamos para invitar a todos los futuros esposos a que pasen a informarse al Hotel Princesa de Éboli de las diferentes opciones que tienen, así como a visitar su página web en la que detallan perfectamente los diferentes tipos de menús, cocktails de bienvenida y resto de opciones que pueden elegir los novios para celebrar el día más importante de sus vidas. Cualquier petición podrá ser estudiada para ofrecer un servicio personalizado a cada pareja.

 

 

Artículo anterior

El equipo Senior de las Escuelas Deportivas de Pinto sigue invicto una jornada más

Artículo siguiente

IV Ruta Senderista en el Parque Regional del Sureste

Ana Gilar

Ana Gilar

Redactora de La Voz de Pinto.
Graduada en Comunicación Audiovisual por la Universidad Rey Juan Carlos.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.