Sociedad

Un convenio para poner la semilla que hace falta

Desde hace más de 25 años que está en funcionamiento el Centro de Recuperación para Rapaces Nocturnas Brinzal con el objetivo de conservar y rehabilitar esta especie en peligro de extinción. El equipo de Brinzal recoge a un ave, la somete al tratamiento veterinario que le corresponda para después proceder después de su readaptación al mundo exterior volver a dejarla en libertad.

Desde el proyecto agroSOStenible a través de la Concejalía de Pinto y con la colaboración del Ayuntamiento se firma un convenio a manos del concejal de Ecología y Modelo de Ciudad, Raúl

Sánchez, y el presidente de la fundación Brinzal, Raúl Alonso.

Con el lema “un mochuelo en cada olivo” se pretende concienciar de la importancia del buen estado que tiene que tener el hábitat no sólo para el agricultor que quiera preserverar sus tierras si no para todas aquellas aves que ven poco a poco destruido su hogar.

En base a los resultados obtenidos de otras actividades realizadas con tal fin durante este año 2016 se está ejecutando la segunda fase de este proyecto agroSOStenible para el mantenimiento del hábitat natural. En esta ocasión se podrá contar con la participación y la colaboración de fundaciones como la Fundación Biodiversidad, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente o EOCA.

Pinto no quiere quedarse atrás en esta iniciativa y como integrante de la Red Natura 2000 aportará su granito de arena o su semilla, en este caso, con la organización de diversas charlas divulgativas y de sensibilización hacia el público.

 

Artículo anterior

Se presentan los nuevos Planes de Juventud para el ocio y disfrute de los más jóvenes

Artículo siguiente

El puente del Arroyo Culebro necesita reconstrucción

Raquel Martín

Raquel Martín

Directora de audiovisuales en La Voz de Pinto

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.