Opinión

Club Balonmano Pinto: un equipo hecho a sí mismo

Uno de los deportes que lleva el nombre de nuestra ciudad por la geografía española es el balonmano. El club local de este deporte, no sólo lleva el nombre de Pinto en su escudo, sino que representa los valores de los vecinos de un municipio que ha podido celebrar numerosos éxitos deportivos en los últimos años.

El Club Balonmano Pinto resurgió hace una década para dignificar un deporte minoritario que nunca había tenido una gran afición en la grada. Y también resurgió, desde la humildad, para disfrutar de un deporte apasionante y dinámico que engancha. Ya entonces, iniciaron un camino difícil pero que creyeron posible.

Durante estos diez años, el club ha cosechado pequeños éxitos que son los que les han permitido hacerse cada vez más grandes y seguir creciendo en lo deportivo. Desde el tercer puesto en la Liga juvenil de Madrid y la clasificación para la fase previa del campeonato de España, hasta el ascenso a Primera Nacional, categoría de bronce del balonmano español. Todo esto, pasando por Segunda Territorial y Nacional y haber ganado, dos años consecutivos, el Trofeo Diputación Extremadura.

Llevando los valores de Pinto en la sangre, con humildad, coraje y valentía, el año pasado, el equipo senior del club ascendió a Primera Nacional y afrontó el mayor reto deportivo de su historia reciente. Siendo conscientes de la talla de los rivales a los que se enfrentaban, algunos con equipo en la liga Asobal o compitiendo frente a jugadores que se dedican de manera profesional al balonmano, el equipo tiró de amor propio y de pasión por este deporte, para dar lo mejor de sí mismo.

El Grupo más difícil de toda la competición, con un equipo recién descendido de División de Honor B, jugando contra dos de los tres equipos de toda España que han subido de categoría, sufriendo lesiones graves que impactaron en la línea de flotación del club. Esa ha sido la primera temporada del Club Balonmano Pinto en Primera Nacional: creer que es posible, no dar un partido por perdido y hacerse fuerte a sí mismo.

El objetivo principal era la permanencia, y la consiguieron en enero. Durante meses, lucharon entre los cinco primeros puestos de la clasificación. En la primera vuelta, afrontaron los cuatro partidos más difíciles de la temporada (frente a Universidad de León, Avilés, Santoña y Torrelavega) con tres victorias y un empate in extremis de Santoña en el Sandra Aguilar. Y tras una segunda vuelta empañada por las lesiones y el desgaste de la temporada, el Club Balonmano Pinto terminó la liga muy dignamente en mitad de la tabla.

Algo que parecía impensable, pero que demostraron que es posible confiando en ellos mismos.

Además, durante el año, la grada del Pabellón Municipal Sandra Aguilar se fue llenando poco a poco. Una vez que vas a un partido, no puedes dejar de ir. La afición fue creciendo hasta el punto de desplazarse en grupo a partidos a más de 500 kilómetros de Pinto y plantar cara a aficiones muy numerosas. Por tanto, este año, se une un jugador más, la afición del Club Balonmano Pinto que ha convertido el Pabellón Municipal Sandra Aguilar en un auténtico fortín, siendo una de las mejores aficiones de Madrid.

Y esta temporada, el conjunto rojinegro está de estreno. Han inscrito un equipo masculino en categoría territorial y, de nuevo, un equipo femenino que incorpora a algunas jugadoras que ya pertenecieron al club.

El equipo de Primera Nacional afronta esta nueva temporada con una plantilla reforzada, tanto en ataque como en defensa, y muchas ganas de seguir haciendo cosas muy grandes, uniendo muchas cosas pequeñas.

Los jugadores tienen sus trabajos y sus estudios, pero sacan tiempo para dejarse la piel en la pista cada fin de semana.

El balonmano es un deporte minoritario, pero el Club Balonmano Pinto juega en la categoría equivalente a la Segunda B del fútbol español.

No tienen grandes recursos, ni están apadrinados por nadie, pero tienen algo más importante: garra, coraje, ganas de luchar cada balón, sentimiento de equipo, amor propio, una grada que ruge con fuerza y  gran capacidad de construirse a sí mismo siempre que quieren.

El próximo sábado 1 de octubre a las 18:30 horas en el Pabellón Municipal Sandra Aguilar, tendrá lugar el primer partido de la temporada en casa, y el Club Balonmano Pinto se viste de gala. La medallista olímpica en Río 2016, Sandra Aguilar, dará el saque de honor en el estreno del equipo en casa. La pinteña de plata, que vale más que un oro, ha aceptado la invitación del club que ha recibido la noticia con una ilusión especial.

Si os emociona y os hace vibrar el deporte, os animo a que vayáis a verles jugar un sábado por la tarde. Ver como hay personas que se unen para disfrutar haciendo lo que aman, representando a Pinto allá dónde van, merece la pena.

¿Quieres recibir las noticias destacadas de La Voz de Pinto en tu correo electrónico?
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER semanal

Los datos proporcionados se usarán para el envío por email de nuestro newsletter semanal y pasarán a formar parte del fichero de datos de Suar Consulting s.l. (lavozdepinto.com). Los datos podrán ser modificados o borrados en cualquier momento enviando un correo a redaccion-arrob-lavozdepinto-punt-com

Artículo anterior

El Pleno ordinario de septiembre trae nuevas sanciones a Valoriza-Gestyona en Pinto

Artículo siguiente

Pinto queda libre de malos olores e inundaciones

Emilio José Serrano Pastor

Emilio José Serrano Pastor

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.