Sociedad

“Perros al agua”, una actividad municipal muy cuestionada

La actividad perros al agua, organizada por el Ayuntamiento de Pinto, está siendo cuestionada dado que, según recientes informaciones, existía un informe técnico de la Inspectora Sanitaria del Ayuntamiento propuso la “suspensión” de este evento, que permitió a los canes acceder con sus dueños a las piscinas públicas el último día de la temporada veraniega.

El concejal de cultura, Guillermo Portero, ha querido hacer declaraciones a propósito de la iniciativa “perros al agua”.

El pasado 8 de septiembre Pinto acogió una iniciativa que venía siendo muy demandada por los vecinos y vecinas y que ya viene organizándose de manera exitosa en otros municipios: Perros al Agua, por la que el último día de la piscina los propietarios y propietarias, tras pagar su entrada, podían pasar a las instalaciones de la piscina de verano junto con sus canes.

Con la entrada, el propietario tuvo que presentar la documentación del perro en regla relativa a la cartilla de vacunación, desparasitación y microchip. 

Los animales tenían acotado el recinto al que podían acceder (únicamente a la piscina mediana vaso pequeño  y a una zona de la pradera debidamente señalizada). Por tanto, como es habitual, tras el cierre de la piscina, se procedería al vaciado y a la limpieza de ese vaso.

Desde Aserpinto, ente encargado de la gestión de la Piscina Municipal, han informado a este Equipo de Gobierno que habitualmente el agua del vaso mediano vaso pequeño se desecha por no ser apta para el riego por llevar antialgas y tampoco lo es para ninguna actividad que necesite de su pulverización (como baldear el suelo o utilizarlo para las fuentes) por riesgo de legionella. 

En cuanto a la ordenanza municipal sobre Tenencia y Protección de Animales, en su disposición adicional segunda, recoge que el Alcalde o Concejal-Delegado tiene potestad para dictaminar instrucciones relativas a la interpretación de la ordenanza municipal. Por ello, se trata de una actividad conforme a las competencias del Equipo de Gobierno de este Ayuntamiento y atendiendo a la demanda vecinal para hacer de Pinto una ciudad amigable con los animales de compañía.

El PP de Pinto ha denunciado que la iniciativa del Gobierno local de Pinto de abrir las piscinas a los perros el día de su cierre, iniciativa conocida como ‘Perros al agua’, vulneró el artículo 34 del Decreto 80/1998, por el que se regulan las condiciones higiénico-sanitarias de piscinas de uso colectivo en la Comunidad de Madrid, así como el Artículo 12.c de la Ordenanza municipal reguladora de la protección y tenencia de animales.

Asimismo, Rafael Sánchez, ex alcalde de Pinto, ha manifestado en sus redes sociales que

Más allá de estar a favor o en contra del evento canino que se realizó en Pinto, y de los informes técnicos al respecto, lo grave es esto:

“En cualquier caso, el Gobierno considera que actuó correctamente ya que la ordenanza municipal sobre tenencia y protección de animales recoge que “el alcalde o concejal-delegado tiene potestad para dictaminar instrucciones relativas a la interpretación de la ordenanza municipal”. Es decir, que es el concejal el que tiene la última palabra y es por ello que desde el Ejecutivo decidió continuar con la actividad “atendiendo a la demanda vecinal para hacer de Pinto una ciudad amigable con los animales de compañía”.

La arbitrariedad nunca es signo de buen gobierno.

Artículo anterior

El Ayuntamiento de Pinto se pronuncia sobre la polémica de las "colonias felinas"

Artículo siguiente

El Ayuntamiento de Pinto podría acabar en el Tribunal de Cuentas por su actuación con los gatos

Susana Guindo

Susana Guindo

Diplomada en Ciencias Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid.
Máster en Protocolo y Organización de eventos por la Universidad Complutense de Madrid.
Relaciones públicas y Protocolo por la Escuela Europea de Asturias.
Directora y Responsable de Eventos.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.