Sociedad

Después de 30 años de vertedero… ¿habrá incineradora en Pinto?

Allá por 1986 se abría el vertedero de residuos perteneciente a la Mancomunidad de Municipios del Sur, encargada del depósito controlado de los residuos en vasos impermeables a lo largo del terreno que ocupa la instalación. Según la Dirección General del Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid esta planta trató en el año 2014, un total de 718.005 toneladas de residuos, con una vida útil prevista hasta mediados de 2018.

Pero esta vida útil puede verse alargada con la construcción de una incineradora junto a las instalaciones de depósito de residuos. En el nuevo plan regional de residuos elaborado por la Comunidad de Madrid, se propone “estudiar la idoneidad de la utilización de instrumentos económicos como la tasa municipal de recogida y tratamiento de residuos domésticos y los impuestos al depósito en vertedero y a la incineración de residuos domésticos”. Establece como objetivo necesario la construcción de dos nuevas “plantas de valoración de residuos” para cumplir con los requisitos exigidos en la eliminación de los desperdicios municipales depositados en los vertederos para el año 2020, una reducción de hasta el 35% como límite. Sin embargo, este proceso conlleva ciertos riesgos para el medio ambiente y la salud de las personas.

¿Qué son las incineradoras?

Según un informe publicado por Ecologistas en Acción, estas instalaciones son plantas industriales con calderas de combustión en las que los desperdicios se queman a altas temperaturas. Con este procedimiento “se transforma un residuo sólido heterogéneo en emisiones atmosféricas, vertidos líquidos procedentes del lavado de los gases de combustión y cenizas y escorias como subproducto final. Es decir, convierten los residuos en contaminación del aire, el suelo y las aguas, tecnología cuando menos poco eficiente”.

El Partido Socialista de Pinto ya expuso en el pasado Pleno del mes de octubre la preocupación acerca de los planes que la Comunidad de Madrid tenía sobre el tratamiento de residuos. Hasta el año 2013 la gestión de residuos se realizaba mediante consorcios entre la CAM y los ayuntamientos, sin embargo, ante la obsolescencia de las instalaciones y el alto porcentaje de residuos en los vertederos, la CAM decidió eliminar los Consorcios y crear las actuales Mancomunidades en las cuales la Comunidad no participa. Esto supone que los ayuntamientos asuman la inversión necesaria, que estaría por encima de los 150 millones de euros. En ese pleno votaron favorablemente la moción del partido socialista tanto los representantes de Ciudadanos y Ganemos, mientras que lo populares se abstuvieron alegando que no existía ningún punto en concreto en el documento presentado por la Comunidad que ubicara definitivamente dicha instalación en los límites territoriales de Pinto.

Y es cierto, en ningún momento citan Pinto como municipio en el que situar tales complejos pero, bien es cierto también, que exponen que dichos centros debieran instalarse en las cercanías de los vertederos ya existentes, lo que deja a Pinto con muchas papeletas para llevarse el premio gordo. Además, durante ese mismo pleno donde se debatió esta moción, los socialistas pinteños radicaron el problema en que la Comunidad “nos quiere instalar, a nivel regional, un impuesto para la gestión y tratamientos de residuos, porque políticamente es duro tomar esa decisión” ,en palabras de Diego Ortíz. En el supuesto final de que la incineradora se estableciese junto al actual vertedero el portavoz socialista advertía “como eso siga adelante y este ayuntamiento no reciba una bonificación por recibir (…) toda la mierda de 2 millones, este grupo municipal, va a proponer la instalación de un peaje, para que todo el camión que venga de otro municipio pague para recaudar”.

Desde el Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Pinto denuncian que el criterio utilizado por la CAM (aquellos emplazamientos en los que existen instalaciones para el tratamiento de residuos), no puede servir como instrumento para no aplicar los criterios de impacto ambiental y especialmente los de características del medio físico. Apelan a una estrategia que sirva para corregir la presencia de estas instalaciones, y destacan que “de haberse adoptado los criterios, ahora sí contemplados, nunca se habría procedido a la instalación de una infraestructura de estas características”.

Consecuencias de la incineración de residuos

Las plantas incineradoras son la principal fuente de dioxinas en la atmósfera y el medio ambiente según miembros del Comité Científico de la Dirección General de Salud de la Unión Europea. Incinerar productos orgánicos produce dioxinas, furanos y otros compuestos, que junto a los derivados de diferentes actividades industriales forman un grupo de sustancias conocidas como Contaminantes Orgánicos Persistentes (COP). Lo más peligrosos para la salud de los seres vivos son: aldrin, clordano, dieldrina, heptacloro, hexaclorobenceno, mirex, toxafeno, policloro bifenoles, DDT, furanos y dioxinas. Tan peligrosas son para la salud que en 1997, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC), clasificó a las dioxinas como potentes cancerígenos tipo I.

Aunque aún no se conoce una fecha límite fijada para que se tome la decisión final de la construcción de estas “plantas de valorización de residuos”, pero este eufemismo esconde la verdad de la incineración de dichos residuos y las consecuencias medioambientales que acarrea. Mientras tanto, varios vecinos han manifestado su malestar e indignación a través de las redes sociales. Luis Sáez, vecino de Pinto, ha creado una recogida de firmas en la plataforma digital change.org para recoger firmas contra la implantación de las instalaciones en el término municipal y mandarlas tanto a la Comunidad de Madrid y su Conserjería de Medio Ambiente, como a la Mancomunidad del Sur.

Como alternativas sostenibles a las incineradoras en el tratamiento de residuos, el Equipo de Gobierno pinteño quiere intentar que los ciudadanos se conciencien sobre su papel en el proceso de prevención y reutilización de los residuos. Agregando además la política de Residuo Cero, que consiste en avanzar hacia una economía circular donde se aprovechen los residuos transformándolos en materia prima para que tengan un nuevo uso, para además evitar conductas que generen la producción de más residuos tanto por la iniciativa privada como por la pública. Esta política de ‘Residuo Cero’ va también asociada al objetivo de ‘Emisión Cero’, referido a paliar el exceso de gases de efecto invernadero que provocan el calentamiento global.

¿Quieres recibir las noticias destacadas de La Voz de Pinto en tu correo electrónico?
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER semanal

Los datos proporcionados se usarán para el envío por email de nuestro newsletter semanal y pasarán a formar parte del fichero de datos de Suar Consulting s.l. (lavozdepinto.com). Los datos podrán ser modificados o borrados en cualquier momento enviando un correo a redaccion-arrob-lavozdepinto-punt-com

Javier Alcocer

Javier Alcocer

Una voz más entre el mundo, la realidad y ahora también, las redes. Estudiante de Economía-Periodismo en la URJC.

Previous post

Atropello y fuga en Pinto tras una reyerta en la Calle Real

Next post

Semana de la Mujer en Pinto

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.