Sociedad

La Familia Méric denuncia las mentiras de la empresa de chocolate Eureka

 La Familia Méric, descendientes de don Jaime Méric, ya manifestó el día 13 de julio de 2017 a través de correo electrónico a los responsables de la empresa que la historia y la trayectoria de la Compañía Colonial estaba siendo usurpada por la empresa Eureka al apropiarse en su publicidad y en sus instalaciones, no sólo de su historia, sino hasta de imágenes de sus antepasados.

En aquel correo, al que hasta la fecha no ha habido contestación por parte de Eureka, manifestaba la familia Méric su oposición y su perplejidad por la publicidad engañosa -al menos en lo que a esto se refiere- que la empresa mantiene publicada en las redes y que por respeto a la verdad de la historia, debía abstenerse de afirmaciones que solo deben hacerse de la “COMPAÑÍA COLONIAL”; es decir, que:
– Chocolates Eureka NO fue creada en 1866, ya que esta empresa se creó en 1961. 
– Chocolates Eureka NO está radicada en Madrid desde 1866, ya que en Madrid existe desde 1965. 
– Chocolates Eureka NO ha celebrado su 150 aniversario, puesto que en realidad solo cuenta con 57 años.
– Chocolates Eureka, por tanto, NO es la fábrica más antigua de España.

Asimismo exigieron en el mismo escrito, y exigen también hoy, que, por respeto a la verdad de la historia, se abstengan de continuar manifestando dichas falsedades y también se abstengan de utilizar en su publicidad cualquier imagen histórica de la antigua fábrica de la Compañía Colonial, así como cualquier imagen de cualquiera de sus antepasados.
La historia de la Compañía Colonial, como conocen perfectamente los responsables de Eureka, es solo patrimonio del pueblo de Pinto, de los trabajadores de la antigua fábrica modelo y de la propia familia Méric. Ninguna empresa puede apropiarse de su legado, ya que la Compañía Colonial fue disuelta en agosto de 1941.

Presentación del libro, 18 de noviembre de 2016

Chocolates Eureka conoce perfectamente la historia de la industria chocolatera en Pinto gracias a la brillante exposición “150 años de aroma a chocolate” y al “excelente relato de D. Mario Coronas Arquero sobre la historia de la Compañía Colonial” en el libro editado por el Excmo. Ayuntamiento de Pinto. Por tanto, manifiestan su sorpresa e incredulidad ante el uso reiterado de informaciones e imágenes que no corresponden a su empresa y que fueron prestadas al autor del citado libro para ser usadas exclusivamente en su edición y Excmo. Ayuntamiento de Pinto para su exclusivo uso en la Exposición.
Los premios, las condecoraciones, las medallas y los honores son propiedad de la extinta Compañía Colonial, del pueblo de Pinto y de la familia Méric.  En ningún caso son propiedad de una empresa que nació en 1961 y que llegó al municipio de Pinto en 1965, es decir, 24 años después de la desaparición de la Compañía Colonial.
Hace dos años se celebró el 150 aniversario de la entrada en funcionamiento de la fábrica de la Compañía Colonial en Pinto. Por tanto, no ha sido el aniversario de Eureka. Eureka simplemente ha continuado la tradición chocolatera en Pinto, siendo una empresa muy posterior, una empresa más en el municipio, y, por tanto, una empresa diferente, que durante algún tiempo ocupó no más de una cuarta parte de las
instalaciones que la fábrica modelo de la Compañía Colonial tenía en Pinto. Pero ninguna de estas circunstancias, obviamente, le da derecho a apropiarse de una historia que no le corresponde.
La relación de la Familia Méric con el 150 aniversario de la puesta en marcha de la fábrica de la Compañía Colonial en Pinto fue la de responder a la petición de colaboración por el Excmo. Ayuntamiento de Pinto, en el ámbito cultural e histórico, para el reconocimiento de la importancia histórica que tuvo la fábrica y la labor social desarrollada en el pueblo de Pinto por parte de la Compañía Colonial y la Familia Méric, sabiendo que no existe ninguna fábrica sucesora de aquella.
En el correo aludido más arriba de hace algo más de un año, la Familia Méric manifestó directamente y por escrito a los directivos de Chocolates Eureka su desacuerdo y oposición ante el uso comercial que Eureka estaba haciendo, apropiándose de una historia que no les correspondía. Hoy, al no haber cesado en dicha utilización, la Familia Méric se ha visto obligada a denunciarlo en los medios.
La Familia Méric no va a aceptar que ninguna empresa usurpe la historia y la brillante trayectoria de la Compañía Colonial. Aquella empresa modélica radicada en Pinto no lo merece. Pinto merece recordar nítidamente aquella primera fábrica de vapor netamente industrial que ha existido en España.

Artículo anterior

Nuevas medidas para combatir los malos olores nocturnos en Pinto

Artículo siguiente

El Coaching, un método que te ayuda a conseguir tus sueños, objetivos, metas…

Redacción La Voz de Pinto

Redacción La Voz de Pinto

Periodismo honesto, ético, responsable, libre e independiente: señas de identidad de La Voz de Pinto.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.