Cultura

El Ayuntamiento de Pinto presenta el libro “Callejeando por su historia”

El Ayuntamiento de Pinto, a través de las Concejalías de Turismo y Cultura, ha recogido en un libro la historia de Pinto a través de sus calles. “PINTO, Centro Geográfico de la Península Ibérica. CALLEJEANDO POR SU HISTORIA” analiza las calles de Pinto, su historia y los motivos de recibir esa denominación.

El libro, de lectura amena, es una buena apuesta, que debería tener continuidad, para explicar la historia de nuestro municipio. A pesar de ello, y como apasionado por estos temas, y después de una breve lectura, observo que contiene diferentes datos erróneos. Repasamos algunos de ellos:

A pesar del título del libro, tan solo unas breves líneas se dedican al Centro Geográfico de la Península Ibérica. Y en ellas se relata la leyenda popular que todos conocemos. Pero ni se expone la extensa documentación que existe sobre el Centro Geográfico Penínsular, desde el siglo XVI en adelante, ni tampoco se explica cómo se llegó a delimitar dicho punto.

Se afirma que Pedro Faura fue procurador a principios del siglo XX, pero realmente Pedro Faura, Procurador de los Tribunales de la Corte, falleció en 1896. Se afirma también que la calle lleva su nombre desde 1920, pero hay constancia documental de su existencia desde 1899.
Se afirma que Pedro Rubín de Celis fue alcalde de Pinto a mediados del siglo XIX, algo que no es cierto, puesto que fue un militar con grado de coronel y comendador de la orden de Carlos III.
Se afirma que los Mateu se establecieron en Pinto en 1920, pero existe documentación que afirma que a finales del siglo XIX ya vivían en la calle Santiago.
Se afirma que Ignacio Fuster falleció en 1969, cuando realmente falleció el 9 de agosto de 1960.
Se afirma que la calle Nicolás Fúster está dedicada a Nicolas Fúster Conrado, fallecido en 1995, cuando realmente la calle está dedicada a su tío Nicolás Fúster Otero, fallecido en 1961.
No se explica correctamente el origen de la calle Rebolledo, ni se habla de José de Rebolledo y Díaz, propietario de varias fincas y de una propiedad que existía en dicha calle.
No se explica la visita de la infanta Isabel a Pinto que originó el nombre de su calle en Pinto.
No se explica la inauguración del Paseo Dolores Soria, a mitad de los años 20.

Se vuelve a explicar el tema del cura loco como responsable de la caída de la torre, sin buscar las causas reales del hundimiento de la torre de la iglesia.
Y encontramos muchas fechas inexactas, como aquella que indica que el Asilo de San Rafael estuvo en Pinto hasta 1901, cuando fue el 14 de marzo de 1900 cuando se trasladó a Madrid.
No se habla de la existencia en Pinto de la calle Victoria Kent, de la plaza de Largo Caballero o de la calle dedicada a Federico Rubín de Celis (hijo de Pedro Rubín de Celis), que sí fue alcalde de Pinto en diferentes épocas.

Del libro se han editado 2.500 ejemplares que han sido distribuidos entre las asociaciones pinteñas, colegios y bibliotecas municipales para que pueda ser consultado por todos los vecinos.

Los concejales de Turismo, Tamara Rabaneda, y Cultura, Francisco José Pérez, realizaron durante el acto de presentación del libro una exposición de los logros obtenidos por ambas concejalías para salvaguardar la historia de nuestro municipio y potenciar el patrimonio de Pinto. Aunque en este asunto, y terminada la legislatura, todavía quedan pendientes las asignaturas de la apertura de la Torre de Éboli al público, y las rehabilitaciones del Ayuntamiento Viejo y el Centro Municipal de Cultura y su iglesia de San José.

En el acto también se presentó la pieza elaborada por el Taller Municipal de Cerámica y que será el próximo obsequio institucional del Ayuntamiento de Pinto. Se trata de la imagen de la princesa de Éboli, acompañada por el escudo de Pinto, Centro Geográfico de la Península Ibérica.

la foto

Nuevo obsequio institucional del Ayuntamiento de Pinto

Igualmente se informó de la instalación de diversos tótems en los lugares más emblemáticos de Pinto con información turística, aunque alguno de ellos también contiene datos erróneos, como que el busto a Jaime Méric se inauguró en 1888.

¿Quieres recibir las noticias destacadas de La Voz de Pinto en tu correo electrónico?
Suscríbete a nuestro NEWSLETTER semanal

Los datos proporcionados se usarán para el envío por email de nuestro newsletter semanal y pasarán a formar parte del fichero de datos de Suar Consulting s.l. (lavozdepinto.com). Los datos podrán ser modificados o borrados en cualquier momento enviando un correo a redaccion-arrob-lavozdepinto-punt-com

Artículo anterior

Así será el pleno de investidura del ayuntamiento de Pinto

Artículo siguiente

¿Qué pasará el sábado?

Mario Coronas

Mario Coronas

Licenciado en Periodismo y Humanidades por la Universidad Carlos III de Madrid. Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid. Técnico Superior en Realización de Audiovisuales.
Dirección general en La Voz de Pinto

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.