Sociedad

El concejal Raúl Sánchez nos aclara los motivos del vallado del olmo

El concejal de seguridad, Raúl Sánchez, ha querido aclarar los motivos por los cuales se ha instalado una valla que rodea el olmo centenario situado junto a la Ermita del Cristo.

El olmo del Cristo es un árbol centenario, de más de 280 años, catalogado y protegido por la Comunidad de Madrid. Desde hace 2 años, se están produciendo incidentes que ponen en peligro a los vecinos que pasan por la zona. El desprendimiento de ramas que pueden alcanzar hasta casi 2 metros y que caen desde 15 o 20 metros de altura, supone un peligro real para todos.

Ante este problema, el Ayuntamiento se puso en contacto con la CAM para establecer un protocolo de seguridad. Tras la revisión de los técnicos, se procedió a establecer un primer perímetro de seguridad. Pero no ha sido suficiente. La valla de madera disuasoria no está cumpliendo su función. A diario los operarios de mantenimiento tienen que recolocarla en su lugar y se ha comprobado que no mantiene alejados a los niños del peligro.

Por ese motivo, el Ayuntamiento ha mantenido conversaciones con la Hermandad del Cristo. Se les ha informado que, mientras la CAM contesta a la solicitud planteada de talar las ramas, se iba a instalar una valla más sólida y resistente y que amplía el perímetro de seguridad. Una vez obtenido el permiso, se procederá a la tala y se revisará el perímetro de seguridad,

Tras la instalación de la nueva valla metálica, la Hermandad del Cristo ha manifestado su disconformidad con la misma. Debido a su amplio perímetro, no pueden sacar en la Procesión el Cristo a hombros de la ermita.Incluso han llegado a reunirse con Miriam Rabaneda, presidenta del PP de Pinto, para protestar contra la medida impuesta por el ayuntamiento.  Según nos aclara Sánchez, las soluciones que algunos miembros de la Hermandad proponían en redes sociales pasaban por talar el árbol.

Raúl aclara, les hemos propuesto soluciones alternativas mientras la CAM se pronuncia acerca de la tala de las ramas: sacar al Cristo como en otras Hermandades, en un paso a ruedas, o bien eliminar el vallado en día de la procesión, bajo su total responsabilidad.

Lo que dejan claro es que hay dos cosas innegociables: replantear el tamaño del vallado mientras los estudios técnicos no garanticen las medidas de seguridad necesarias y talar el árbol.

Artículo anterior

El Cristo no saldrá en procesión hasta que no se busque una solución

Artículo siguiente

Nuevo despido de una trabajadora en la UTE-Valoriza Gestyona

Susana Guindo

Susana Guindo

Diplomada en Ciencias Empresariales por la Universidad Complutense de Madrid.
Máster en Protocolo y Organización de eventos por la Universidad Complutense de Madrid.
Relaciones públicas y Protocolo por la Escuela Europea de Asturias.
Subdirectora y Responsable de Eventos y Redes Sociales en La Voz de Pinto

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.