Sociedad

Vecinos contra las cuerdas: La Caixa sube un 100% el precio de los alquileres sociales en La Tenería

  • En tres años, los vecinos estarían pagando entorno a 1.000 euros al mes
  • Los vecinos aseguran que la urbanización está “abandonada y no tiene ningún servicio”

Los vecinos de la calle Tomás Bretón, en el barrio pinteño de La Tenería, se encuentran en una situcación complicada desde que fueron notificados de que el alquiler de sus viviendas aumentarán en un 100% en un plazo de tres años. Un total de 166 viviendas, arrendadas por el banco La Caixa a través de su programa de alquiler social, verán su alquiler duplicado sin motivo aparente.

Esta promoción de vivienda asequible se empezó a ofertar hace 7 años. Los primeros inquilinos firmaron un contrato de entre 450 y 475 euros mas gastos. Ahora, han sido avisados de que en un plazo de tres años y con subidas graduales hasta llegar al límite, acabarán pagando casi 1.000 euros de alquiler.

Cuando firmaron el contrato, asumieron que éste tenía una duración de 7 años, y que cuando finalizara, tendrían la opción de comprar la vivienda. Ahora, el precio fijado por La Caixa ronda entre los 250.000 y los 300.000 euros. Los vecinos se encuentran en una encrucijada: o aceptan el nuevo precio del alquiler a casi 1.000 euros, o compran el inmueble por un precio que jamás imaginaron.

Una subida de precio “abusiva”

Los vecinos de estas viviendas sociales se han encontrado de repente con la noticia de la subida de los alquileres. Cuentan que las cartas con la notificación “se las dieron a la mujer de la limpieza para que las repartieran y no avisaron”. Además, denuncian que “ni si quiera se han sentado a negociar y los precios son abusivos”.

Los afectados cuentan que en la página web de La Caixa se asegura que “van a luchar por las personas más vulnerables, lo venden como vivienda asequible, pero a los nuevos que van a entrar les piden más ingresos que a los que entramos al principio”. Y es que para acceder a estos alquileres, hay que cumplir ciertos requisitos, como tener entre 18 y 35 años o más de 65. Además, no tener viviendas en propiedad y un límite de ingresos, el cuál ahora se ha ampliado.

En la propia página web, aparece una promoción ya desactivada en la que, en el mismo bloque de edificios, el alquiler es de casi 800 euros, cuando los vecinos que entraron al principio pagan menos de 500. “En tres años yo pagaría 960 euros, pero la promoción que activaron y luego desactivaron, pagaría 790 euros, menos que nosotros llevando 7 años”, asegura un vecino.

Los vecinos cuentan a La Voz de Pinto que “cuando se acaba el contrato, tenemos que aceptar la compra o la subida. Nos dan seis meses para valorarlo, pero si aceptamos ese plazo perdemos la opción a compra”. Aseguran que lo que quieren es “echar a la gente a la calle, cuando eres una obra social”. Los precios de compra rondan los 300.000 euros, pero en un documento que recibieron los vecinos vieron que el valor de las viviendas es de 150.000. Aunque, por otro lado, la urbanización no aparece en el catastro municipal.

Los vecinos creen que “han mirado las urbanizaciones de al lado para fijar el precio, pero esas urbanizaciones tienen unas características que la nuestra no tiene”. Denuncian que “la urbanización está abandonadísima y no tiene ningún servicio”. Según cuentan los vecinos, sufren desperfectos y averías desde hace años, pero nadie las arregla.

Cada vez que llueve se inundan los trasteros y el garaje, la puerta del graraje se rompió hace 6 años y desde entonces está atada con una cadena, la limpieza es escasa… Hace unas semanas, un vecino se quedó encerrado en el ascensor, y fue así como descubrieron que el telefonillo no tenía línea desde hace tres años.

“Cuando entramos había unas luces pequeñas para por las noches, pero se averiaron y las quitaron”, cuenta uno de los vecinos. “También se averió el riego automático y se secó la vegetación. La solución: cortar los árboles”. Además, denuncian que en una ocasión cobraron a la comunidad una factura de más de 20.000 euros de agua, “pero no tenemos ni piscina ni zonas verdes, y no supieron justificarlo”.

“Por el coronavirus nos dijeron que nos aplazaban el pago. En vez de cobrarlo el día 5 lo cobraron el 22″, cuenta uno de los afectados. “Lo único que queremos es que alguien de La Caixa se siente con nosotros a negociar”, se queja uno de ellos. “Con lesta situación se podrían haber sentado con nosotros, haber prolongado las condiciones un año… pero probablemente de aquí a un año habrá restricciones en alquileres, bajón en precios de viviendas… entonces no les interesa”.

Los vecinos se reunirán el próximo miércoles con el alcalde de Pinto, Diego Ortiz, para intentar solucionar el asunto. Hasta entonces, lo único que piden es que el banco negocie cada caso particular.

Artículo anterior

Abre la piscina municipal de Pinto: novedades y restricciones

Artículo siguiente

El Defensor del Pueblo pide al Ayuntamiento de Pinto que siga realizando trámites presenciales tras la queja de un vecino

Guillermo Rodríguez

Guillermo Rodríguez

1 Comentario

  1. Avatar
    21 julio, 2020 at 6:04 pm — Responder

    Esto es lo que yo llamo Fondos Buitres Patrios. Una ilegalidad de precio para viviendas VPP. Nuevamente la ley del Partido Popular en la Comunidad de Madrid permite que a los 10años comiencen los abusos de precios en la modalidad VPP con opción a compra. Recomiendo solicitar cédula de calificación de VPP de la Comunidad de Madrid, a lo mejor hay sorpresa y tienen otro tipo de protección por más tiempo como en Lazora Pinto y que se asesoren en el Sindicato de Inquilinos de Madrid “inquilinato.org”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.