Opinión

Vertedero: el sí del PSOE a la amenaza medioambiental

La gestión de residuos es clave en la conservación y cuidado del medio ambiente por el gran impacto que produce en nuestro entorno y en nuestra propia salud. Parece que ahora más que nunca estamos preocupados por el medio ambiente. Ante esta preocupación uno puede quedarse sentado en casa esperando que el poder con mayúsculas haga algo y asistiendo compungido al progresivo deterioro de nuestro planeta sintiéndose impotente, o puede introducir pequeños cambios en su vida, hacer lo que está a su alcance, sabiendo que millones de pequeños gestos suponen un gran cambio global.

En el caso de Pinto, la inacción es especialmente dolorosa. Tenemos aquí un vertedero y el proyecto de una macro planta de tratamiento mecánico biológico dentro de un espacio protegido que supone un gran problema ambiental sobre el que sí podemos actuar, tanto a nivel político, como a nivel individual. Tenemos además la fortuna de contar con un movimiento asociativo que, por si al político de turno no se le ocurre qué hacer, le hace el trabajo aportando ideas y una amplia hoja de ruta a seguir.
Lo que no tenemos es un equipo de Gobierno con ganas de solucionarlo, y de implantar medidas en el municipio que contribuirían a que cada ciudadano pudiese aportar su granito de arena.

Si este equipo de Gobierno apostase por el compostaje comunitario, o por los sistemas de reutilización y reciclaje de residuos voluminosos, o por la recogida selectiva de la materia orgánica, o por la fracción y recogida de residuos en comercios, o por recogidas selectivas de textiles… Nos estaría dando herramientas para que pudiésemos introducir cambios en nuestro día a día y entre todos contribuyésemos de forma mucho más efectiva a la mejora medioambiental. En vez de eso, se vota a favor de la ampliación del vertedero, se abstienen en la moción propuesta por la Plataforma contra el Vertedero, se desaparece de las reuniones de la Mancomunidad, entendemos que para que su voto no vuelva a perjudicarles, y no se lleva a cabo ninguna medida de cambio real. ¿O es que alguien puede decir que ha notado algún cambio en este sentido en estos dos años?

Por el momento, se ha multado con 25.000 euros a la Mancomunidad por el incumplimiento en el mantenimiento del vertedero. Multa que pagamos todos los pinteños y que es producto de la falta de acción sobre el vertedero de Pinto.
Los ciudadanos continuaremos reciclando en la medida que podamos, pero que no nos quepa duda que podríamos hacer muchísimo más con un esfuerzo mínimo de nuestra administración. Y por supuesto, desde Ciudadanos seguiremos oponiéndonos a las sucesivas ampliaciones del vertedero y a la implantación de una tecnología obsoleta y abocada al fracaso.