Empresas

¿Qué pasos debo seguir ante un divorcio?

El divorcio se trata de una de las formas de disolver el matrimonio. Se distingue principalmente de la separación ya que, en ésta, el matrimonio sólo queda suspendido. La separación implica el cese efectivo de la convivencia de ambos cónyuges y por ello, tendrá consecuencias tanto patrimoniales, como personales.

El divorcio es un procedimiento que solamente se puede llevar a cabo mediante una sentencia judicial. La separación no pone fin al matrimonio, no disuelve el vínculo matrimonial, el divorcio sí, se obtiene mediante sentencia judicial y produce efectos frente a terceros desde la sentencia. Por ello, el acompañamiento de abogados profesionales en este tema se vuelve primordial. Es el caso de Jc Serrano abogados, donde cuentan con más de 30 años de experiencia ofreciendo asesoramiento jurídico de manera rápida y eficaz en defensa de tus intereses.

¿Cómo puedo solicitar el divorcio?

En el año 2005 se reformó la ley, de manera que en la actualidad es necesario que hayan transcurrido al menos tres meses para solicitar el divorcio, sin necesidad de alegación y sin tener que solicitar la separación previa.

Según las estadísticas, las fechas en las que más divorcios se suceden son en las épocas posteriores a procesos vacacionales (Semana Santa, verano, etc). El divorcio es un proceso que no resulta nada cómodo para ninguna de las dos partes, pero existen una serie de pasos a seguir para llevarlo con mayor armonía. En Jc Serrano abogados establecemos una guía para poder llevar el procedimiento de la manera más suave posible y te explicamos las situaciones que se pueden dar:

  • En el caso de solicitar divorcio contencioso, éste será solicitado por uno de los dos cónyuges y en él se deben establecer las actuaciones a seguir en cuanto a los hijos en el caso de que el matrimonio compartiese la custodia, pensiones alimenticias, titularidad de la vivienda, etc.  El divorcio contencioso es un procedimiento mucho más arduo y largo que el de mutuo acuerdo, ya que existe un juicio de por medio y se debe acudir en compañía de abogados y profesionales del sector.
  • Puede existir la posibilidad que durante el proceso los cónyuges lleguen a un acuerdo, revirtiendo el proceso mediante la elaboración y presentación ante el Juzgado del convenio regulador. Lo mismo sucede de manera inversa; en la situación de que alguna de las dos partes no ratifique ante el juzgado la demanda y convenio presentados, el mutuo acuerdo se archiva y se pasa a un procedimiento de divorcio contencioso.
  • La reconciliación de las partes extingue toda acción de divorcio. Para que se produzca los dos cónyuges deben comunicarlo al juzgado. Si la reconciliación se produce con posterioridad a que se haya decretado el divorcio no tendrá efecto legal.

¿Qué tengo que tener en cuenta a la hora de solicitar un divorcio?

Debes tener muy claro lo que quieres conseguir con el divorcio. Existen un sinfín de posibilidades y circunstancias que rodean este procedimiento, la mayoría de ellas vitales para llegar a un acuerdo común (propiedades, custodias de los hijos, bienes conjuntos…). Para esto, reúne toda la información posible en cuanto a documentación de tus bienes y deudas y después ponte en contacto con un buen abogado.

Posibles vías para solicitar un divorcio

Como bien hemos analizado antes, existen dos posibilidades de divorcio y en cada una de ellas se abren diferentes vías de procedimiento.

En el caso de que el acuerdo sea de carácter amistoso, las partes pueden acudir mediante vía judicial o vía extrajudicial.  La vía judicial resulta la más rápida, sencilla y económica para los cónyuges, bastando con la presentación de la demanda y el convenio regulador para su posterior ratificación en el juzgado.

Por otro lado, tenemos la vía extrajudicial, o lo que es también conocido como “divorcio exprés”. Se trata de una vía rápida y económica en la que los cónyuges pueden separarse o divorciarse pasados tres meses desde que comenzó el matrimonio. El procedimiento pasa por acudir a un notario a otorgar una escritura pública donde conste su voluntad de divorciarse y las medidas que regirán los efectos producidos por dicha separación.

El divorcio contencioso es el cual se produce, como bien hemos analizado anteriormente, por una de las dos partes del matrimonio. En esta situación  no es necesaria la propuesta de ningún convenio regulador. En cambio, si que será necesario indicar las medidas respecto a los hijos, las pensiones o la vivienda familiar.

Una vez que se presenta la demanda y es contestada por el otro cónyuge, el juez citará a ambos a una visita en la que deben comparecer acompañados con sus respectivos abogados y procuradoras. Este es un procedimiento mucho más largo y costoso que el de mutuo acuerdo y se seguirá según los trámites del procedimiento verbal, aunque se admiten especialidades.

Tras la visita, el juez dictará la sentencia que decrete el divorcio estableciendo las medidas que regirán las relaciones de las dos partes, y la de éstos con sus hijos.

Artículo anterior

Los partidos pinteños continúan con los actos pre-electorales

Artículo siguiente

Rubén Russo y los grandes compositores

Redacción La Voz de Pinto

Redacción La Voz de Pinto

Periodismo honesto, ético, responsable, libre e independiente: señas de identidad de La Voz de Pinto.

Sin comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.